Luces y sombras de la agricultura cubana- Manuel David Orrio

Ver­sión Com­ple­ta Luces y som­bras de la agri­cul­tu­ra cuba­na

Una intro­duc­ción nece­sa­ria

La Habana,10/05/21.-Publiqué la serie de artícu­los Luces y som­bras de la agri­cul­tu­ra cuba­na en el web­si­te con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rio Cuba­Net por diciem­bre del 2001 y prin­ci­pios del 2002.Por aque­llos días era ya un reco­no­ci­do perio­dis­ta “independendiente”,léase con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rio, bajo el cual se ocul­ta­ba el agen­te Miguel de la Segu­ri­dad del Esta­do de Cuba.

La deci­sión de escri­bir­la y publi­car­la no fue orden de mi Jefa­tu­ra– para enton­ces hacía años que no se moles­ta­ba en super­vi­sar mis escritos–,sino una moti­va­da por mi deseo de explo­rar los pro­ce­sos enton­ces habien­tes en el agro de Cuba y ofre­cer con­clu­sio­nes y pro­po­si­cio­nes para mejo­rar la agri­cul­tu­ra nacio­nal.

Para mí repre­sen­ta­ba, ade­más, un ejer­ci­cio don­de ya con logra­da expe­rien­cia, debía solu­cio­nar el dile­ma éti­co-perio­dís­ti­co mayor que se me pre­sen­tó a lo lar­go de mi misión como agen­te encu­bier­to de la Segu­ri­dad cuba­na, ocul­to bajo la facha­da de uno de esos perio­dis­tas “inde­pen­dien­tes”: hacer perio­dis­mo revo­lu­cio­na­rio, pero dis­fra­za­do de con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rio. Defen­der a Cuba, pero hacien­do ver como que la ata­ca­ba.

Vis­ta en la dis­tan­cia, a la altu­ra de este 2010, con­si­de­ro que logré ple­na­men­te mis obje­ti­vos: des­cri­bí con vera­ci­dad el esta­do de la agri­cul­tu­ra en aquel momen­to, lla­mé la aten­ción sobre los pro­ce­sos y ten­den­cias habien­tes en ésta, pro­pu­se solu­cio­nes que des­pués se tor­na­ron o no en medi­das de Gobierno, y entre las cua­les des­ta­ca la refor­ma pro­fun­da que tuvo lugar en la agroin­dus­tria azu­ca­re­ra, unos cin­co meses des­pués de publi­ca­da la serie,y ,final­men­te, solu­cio­né como me pro­pu­se el dile­ma éti­co-perio­dís­ti­co men­cio­na­do, sobre la base de seguir el prin­ci­pio que aún obser­vo y pro­mue­vo como perio­dis­ta revo­lu­cio­na­rio cubano: ate­ner­me estric­ta­men­te a la ver­dad, pero en res­pe­to al len­gua­je del medio en el cual publi­co.

El recién con­cluí­do X Con­gre­so de la Aso­cia­ción Nacio­nal de Agri­cul­to­res Peque­ños de Cuba (ANAP) y su pro­nun­cia­mien­to gene­ral en el sen­ti­do de empren­der una refor­ma radi­cal de la agri­cul­tu­ra crio­lla, par­ti­cu­lar­men­te res­pec­to a la eli­mi­na­ción de las tra­bas buro­crá­ti­cas que entor­pe­cen el desen­vol­vi­mien­to agrí­co­la cubano, me hizo releer Luces y som­bras… Para mi sor­pre­sa, y más allá del enve­je­ci­mien­to de las cifras emplea­das, des­cu­brí que un con­jun­to de ten­den­cias enton­ces seña­la­das man­tie­nen actua­li­dad.

Por ello, me pare­ció váli­do ofre­cer­la nue­va­men­te a los lec­to­res, aho­ra más como ensa­yo que como serie de artícu­los, al tiem­po que me aca­bo de plan­tear un reto: rees­cri­bir­la actua­li­za­da, en momen­to que me atre­vo a decir ha sido uno de los mejo­res ejer­ci­cios perio­dís­ti­cos de mi vida. Si la defen­sa de Cuba me obli­gó al dis­fraz con­tra­rre­vo­lu­cio­na­rio, sabrá el lec­tor avi­sa­do des­po­jar­me de él en cada línea, así como hacer sus pro­pias con­clu­sio­nes. Por lo tan­to, sin más, Luces y som­bras de la agri­cul­tu­ra cuba­na.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: