"La hija del artillero" novela de Fermin Gogoeta, que ralata la vida de Dolores, La Pasionaria

La nove­la “La hija del Arti­lle­ro”, escri­ta por Fer­min Gon­ge­ta y pro­lo­ga­da por Peri­ko Sola­ba­rria, inau­gu­ra Larrea, la nue­va colec­ción que la edi­to­rial Txer­toa dedi­ca a la narra­ti­va y que lle­ga­rá a las libre­rías con oca­sión del pró­xi­mo Día del Libro. La hija del Arti­lle­ro está cen­tra­da en un perío­do de la vida de Dolo­res Iba­rru­ri, Pasio­na­ria, com­pren­di­do entre la gran huel­ga de 1910 y el triun­fo fran­quis­ta.

LA HIJA DEL ARTILLERO es una nove­la cen­tra­da en un perio­do de la vida de Dolo­res Iba­rru­ri que abar­ca des­de que, con ape­nas quin­ce años, par­ti­ci­pó acti­va­men­te en la gran huel­ga de 1910 has­ta la caí­da de Madrid en manos de los fran­quis­tas, en 1939. La figu­ra de Pasio­na­ria rena­ce en estas pági­nas para dar tes­ti­mo­nio de su lucha inque­bran­ta­ble en pro de los más des­fa­vo­re­ci­dos. El autor no reivin­di­ca su memo­ria como mito, sino como ejem­plo de rebel­día con­tra los pode­ro­sos.

Y ello con inde­pen­den­cia de que no siem­pre acer­ta­ra, algo de lo que ella mis­ma fue cons­cien­te. A tra­vés de las viven­cias de la pro­ta­go­nis­ta, la nove­la pre­sen­ta un fres­co en el que están refle­ja­das cues­tio­nes como las mise­ra­bles con­di­cio­nes de vida en la Zona Mine­ra de Biz­kaia, el uso de la reli­gión como medio de con­trol social y alie­na­ción, la ten­sión e incom­pren­sión mutua entre natu­ra­les del país y emi­gran­tes, las luchas intes­ti­nas en el movi­mien­to obre­ro de la épo­ca, el adve­ni­mien­to de la Repú­bli­ca, la reivin­di­ca­ción en pro del reco­no­ci­mien­to de los dere­chos de las muje­res o las cla­ves del gol­pe mili­tar y la gue­rra civil en que desem­bo­có.

Para­le­la­men­te, el lec­tor se topa­rá con per­so­na­jes no siem­pre sufi­cien­te­men­te recor­da­dos, como Pere­za­gua, Prie­to, Isaac Puen­te, Iru­jo, Galín­dez o Jesús Mon­zón. Una nove­la, en defi­ni­ti­va, que acer­ca al lec­tor a acon­te­ci­mien­tos deter­mi­nan­tes en la his­to­ria del siglo XX, cuyas con­se­cuen­cias se pro­lon­gan has­ta nues­tros días.F

ERMIN GONGETA (Lutxa­na-Bara­kal­do, 1942) for­mó par­te del gru­po de sacer­do­tes que, bajo el impul­so de Peri­ko Sola­ba­rria, sur­gió en Biz­kaia en los años sesen­ta. De aque­llos que se ence­rra­ron en el semi­na­rio de Derio, el gru­po Gogor, y lue­go en el obis­pa­do, des­de don­de unos fue­ron lle­va­dos a la cár­cel de Zamo­ra y otros, como él mis­mo, par­tie­ron para el exi­lio, del que regre­só en 1978. Estu­dió Ges­tión Empre­sa­rial en Bayo­na y Socio­lo­gía en Deus­to. Ha desa­rro­lla­do la mayor par­te de su vida pro­fe­sio­nal en el ámbi­to de la empre­sa pri­va­da, labor que ha com­pa­gi­na­do con la docen­cia tan­to en la Escue­la de Mar­ke­ting como en la Escue­la de Empre­sa­ria­les. Hoy, ya reti­ra­do, echa la vis­ta atrás con el con­ven­ci­mien­to de que úni­ca­men­te la lucha de los hom­bres y de los pue­blos opri­mi­dos pue­de engen­drar un mun­do algo más jus­to, libre y soli­da­rio. Refle­xio­na al res­pec­to en artícu­los que regu­lar­men­te publi­ca en el dia­rio Gara y en nove­las como LA HIJA DEL ARTILLERO.

LA HIJA DEL ARTILLERO.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: