Publican informe que prueba incremento de militarización de EEUU en América Latina

bases-militares-colombiaEl gobierno de Barack Oba­ma ha con­ti­nua­do con la “ten­den­cia a la mili­ta­ri­za­ción” de la polí­ti­ca de Esta­dos Uni­dos hacia Amé­ri­ca Lati­na y sigue con­ce­dién­do­le una aten­ción “insu­fi­cien­te” a los dere­chos huma­nos, afir­ma un infor­me sobre las rela­cio­nes hemis­fé­ri­cas dado a cono­cer hoy en Washing­ton.

En su infor­me “Espe­ran­do el cam­bio: ten­den­cias de la asis­ten­cia en segu­ri­dad de Esta­dos Uni­dos para Amé­ri­ca Lati­na y el Cari­be”, tres influ­yen­tes orga­ni­za­cio­nes esta­dou­ni­den­ses espe­cia­li­za­das en la región coin­ci­den en que las “poco rea­lis­tas” expec­ta­ti­vas lati­noa­me­ri­ca­nas de “reini­ciar” las rela­cio­nes con Oba­ma “se han ate­nua­do bas­tan­te”, en bue­na par­te por este pro­ce­so de mili­ta­ri­za­ción.

“Esta­mos decep­cio­na­dos de que el gobierno de Oba­ma no ha toma­do accio­nes fuer­tes e iden­ti­fi­ca­bles para mejo­rar las rela­cio­nes con Amé­ri­ca Lati­na”, decla­ran la Ofi­ci­na en Washing­ton para Amé­ri­ca Lati­na (WOLA), el Cen­tro para Polí­ti­ca Inter­na­cio­nal (CIP) y el Latin Ame­ri­ca Wor­king Group Edu­ca­tion Fund.

Espe­cial “preo­cu­pa­ción” en la región han sus­ci­ta­do los acuer­dos mili­ta­res que la admi­nis­tra­ción Oba­ma fir­mó con Colom­bia para el uso de has­ta sie­te bases mili­ta­res, seña­lan los auto­res del infor­me.

“Colom­bia es el caso per­fec­to para eva­luar si la admi­nis­tra­ción de Oba­ma, a difer­fen­cia de sus pre­de­ce­so­res, defen­de­rá los dere­chos huma­nos cuan­do sus alia­dos más cer­ca­nos come­ten serios abu­sos”, sos­tie­nen y agre­gan: “El jura­do aún no se ha pro­nun­cia­do al res­pec­to”.

Para los auto­res del infor­me, ade­más “sigue habien­do con­fu­sión y preo­cu­pa­ción en la región sobre por qué era nece­sa­rio vol­ver a esta­ble­cer la IV Flo­ta”, en acti­vo de nue­vo des­de 2008, así como con la Ini­cia­ti­va Méri­da con Méxi­co, en la que, sub­ra­yan, “el Depar­ta­men­to de Esta­do no mos­tró mucho inte­rés en la ela­bo­ra­ción de un infor­me míni­ma­men­te obje­ti­vo sobre el cum­pli­mien­to por par­te de Méxi­co de los requi­si­tos de dere­chos huma­nos apli­ca­bles al paque­te de asis­ten­cia mili­tar” del plan.

Tam­bién la “res­pues­ta con­tra­dic­to­ria” de Washing­ton al gol­pe de Esta­do en Hon­du­ras ha sido un ele­men­to que ha con­tri­bui­do a “ate­nuar” el entu­sias­mo lati­noa­me­ri­cano con el nue­vo gobierno esta­dou­ni­den­se, ya que “envió al res­to del hemis­fe­rio la señal de que la nue­va admi­nis­tra­ción de Esta­dos Uni­dos es ambi­va­len­te res­pec­to a las vio­la­cio­nes al orden demo­crá­ti­co y a los dere­chos huma­nos”, agre­ga el infor­me.

“La prin­ci­pal cara que la mayor par­te de la región está vien­do de la admi­nis­tra­ción Oba­ma es una mili­tar”, aler­tó Adam Isac­son, miem­bro de WOLA y uno de los auto­res del infor­me, en un comu­ni­ca­do sobre el mis­mo.

“La polí­ti­ca de dere­chos huma­nos de la admi­nis­tra­ción Oba­ma está des­apa­re­ci­da en acción”, coin­ci­dió la direc­to­ra eje­cu­ti­va del Latin Ame­ri­ca Wor­king Group Edu­ca­tion Fund, Lisa Hau­gaard.

“El gobierno de Oba­ma debe mos­trar­se fuer­te en mate­ria de dere­chos huma­nos, espe­cial­men­te con gobier­nos alia­dos que están reci­bien­do gran­des can­ti­da­des de ayu­da en segu­ri­dad”, recla­mó.
Con todo, las orga­ni­za­cio­nes sos­tie­nen que “toda­vía no es dema­sia­do tar­de” para que el gobierno de Oba­ma “impul­se un nue­vo rum­bo” en las rela­cio­nes con Amé­ri­ca Lati­na.

Para cum­plir con sus “pro­me­sas de espe­ran­za y cam­bio”, con­ti­núan, el gobierno de Oba­ma debe­ría adop­tar varias medi­das:

De un lado, debe­ría “demos­trar que Esta­dos Uni­dos se preo­cu­pa por la pro­tec­ción de los dere­chos huma­nos en los paí­ses per­ci­bi­dos como socios cer­ca­nos, como Colom­bia y Méxi­co”, ade­más de “ase­gu­rar” que “el prin­ci­pal actor y la prin­ci­pal voz en la polí­ti­ca de Esta­dos Uni­dos hacia la región es el Depar­ta­men­to de Esta­do y las emba­ja­das y no el Coman­do Sur”.
Las orga­ni­za­cio­nes recla­man ade­más un mayor apo­yo a los esfuer­zos de Amé­ri­ca Lati­na para “adop­tar un enfo­que más amplio sobre segu­ri­dad ciu­da­da­na” y “cen­trar los esfuer­zos anti­nar­có­ti­cos” den­tro del pro­pio Esta­dos Uni­dos, ade­más de “balan­cear” la ayu­da “dis­mi­nu­yen­do los gas­tos mili­ta­res a favor de mayor asis­ten­cia a la salud, edu­ca­ción o ayu­da en desas­tres natu­ra­les”, entre otros.

En este sen­ti­do, recla­man tam­bién que Washing­ton asig­ne un “gene­ro­so paque­te asis­ten­cial de lar­go pla­zo” para la recons­truc­ción de Hai­tí y que, en mate­ria domés­ti­ca, “pon­ga la refor­ma migra­to­ria de nue­vo en la agen­da”.

Los espe­cia­lis­tas piden asi­mis­mo que Esta­dos Uni­dos “man­ten­ga sus­pen­di­da la asis­ten­cia mili­tar y con­di­cio­ne toda otra asis­ten­cia a Hon­du­ras has­ta que ver­da­de­ros pasos sean toma­dos para lograr jus­ti­cia por los abu­sos en dere­chos huma­nos” y, final­men­te, que per­mi­ta el “libre inter­cam­bio de per­so­nas e ideas con Cuba”, con­si­de­ran­do que “nada podría res­ta­ble­cer mejor las rela­cio­nes con toda la región como el fin total a las arcai­cas res­tric­cio­nes sobre los via­jes” a la isla.

(Con infor­ma­ción de la pági­na de WOLA y Agen­cias)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: