En las elecciones del 30–5, hay un seguro perdedor: el pueblo colombiano – J.J. Lijerón

Todos los ciu­da­da­nos del mun­do vemos con amar­gu­ra y dolor, todo lo que vie­ne suce­dien­do en Colom­bia des­de hace varias déca­das, como con­se­cuen­cia de una cruen­ta gue­rra no decla­ra­da entre las oli­gar­quías y las Fuer­zas Arma­das Revo­lu­cio­na­rias de Colom­bia. Con­flic­to que ya lle­va más de 50 años sin que haya visos de aca­bar con el mis­mo, por con­ve­nien­cias de una bur­gue­sía, que es par­te y repre­sen­tan­te de intere­ses del capi­ta­lis­mo inter­na­ciMediaonal a la cabe­za de los EE.UU.
Cono­ce­do­res has­ta la sacie­dad de todos los tipos de atro­pe­llos y abu­sos en con­tra de los más ele­men­ta­les dere­chos del ser humano, por par­te de toda la serie de gobier­nos sir­vien­tes de la oli­gar­quía y la bur­gue­sía Colom­bia­na que se han veni­do per­pe­tuan­do en el poder has­ta el pre­sen­te, don­de cada días salen a flo­te con más evi­den­cia las denun­cias de masa­cres y geno­ci­dios en masas, des­apa­re­ci­dos, y ente­rra­dos en fosas comu­nes, que pre­tex­tan­do la gue­rra en con­tra del “terro­ris­mo” y el nar­co­trá­fi­co y con su alcahue­te de mar­co legal, “la segu­ri­dad demo­crá­ti­ca” de Uri­be, impo­nen su polí­ti­ca de terro­ris­mo de esta­do sin con­tem­pla­ción algu­na, en con­tra de todo aquel que se atre­ve a denun­ciar, recha­zar o resis­tir, las polí­ti­cas entre­guis­tas de los gobier­nos de turno.
En las pró­xi­mas elec­cio­nes para Pre­si­den­te y vice­pre­si­den­te de la Repú­bli­ca de Colom­bia que se lle­va­ran a cabo este 30 de mayo, están lidian­do más de media doce­na de can­di­da­tos, por lo que tras­cien­de fue­ra de sus fron­te­ras, nin­guno de los pre­si­den­cia­bles ha pro­me­ti­do ni siquie­ra ha men­cio­na­do revi­sar o aca­bar con el con­ve­nio frau­du­len­to que fir­ma­ra Uri­be sobre la ins­ta­la­ción de sie­te bases mili­ta­res nor­te­ame­ri­ca­nas en sue­lo colom­biano, mellan­do así la sobe­ra­nía y dig­ni­dad de Colom­bia. Tam­po­co nin­guno de ellos se pro­nun­cia que revi­sa­rá la polí­ti­ca de la lla­ma­da “segu­ri­dad demo­crá­ti­ca”, del nar­co esta­do para­mi­li­tar de Uri­be que le sir­ve y la usa para imple­men­tar los “fal­sos posi­ti­vos” en con­tra de cual­quier opo­si­tor a su polí­ti­ca de entre­guis­mo de los recur­sos natu­ra­les y la dig­ni­dad de su pue­blo.
No dicen nada sobre la nece­si­dad de res­pe­tar la sobe­ra­nía de otras nacio­nes, espe­cial­men­te las limí­tro­fes, y más bien algu­nos de ellos se vana­glo­rian del acto cri­mi­nal de haber inva­di­do a Ecua­dor ase­si­nan­do a colom­bia­nos, vio­len­ta­do todo prin­ci­pio de res­pe­to a la sobe­ra­nía de otros paí­ses, sin impor­tar­les lo que reza el dere­cho inter­na­cio­nal sobre la mate­ria, por que con­ta­ron para esa masa­cre con el apo­yo mate­rial de los EE.UU.
Y los más gra­ve aún es que nin­guno, inclui­dos los que el Pre­si­den­te Chá­vez los lla­mó “la izquier­da cobar­do­na”, cali­fi­ca­ti­vo con el que me soli­da­ri­zo ple­na­men­te, no sola­men­te no pro­me­ten nada sobre los pun­tos ante­rio­res, sino que no hablan de hacer lo impo­si­ble por aca­bar median­te el diá­lo­go y acuer­dos polí­ti­cos con la gue­rra que desan­gra a Colom­bia menos con el nar­co­trá­fi­co, todos o casi todos pre­fie­ren man­te­ner el sta­tu quo, obe­de­cien­do los intere­ses nor­te­ame­ri­ca­nos y de las capas domi­nan­tes de Colom­bia que ven en la gue­rra y el nar­co­trá­fi­co, un buen nego­cio y así mis­mo la con­ti­nui­dad del falli­do “Plan Colom­bia” aho­ra lla­ma­do “Plan Patrio­ta”, que le sir­ve a la polí­ti­ca impe­rial de expan­sión de EE.UU. como su pis­ta de ate­rri­za­je para sus incur­sio­nes puni­ti­vas a este y más allá del con­ti­nen­te.
No ten­go dudas que el Pre­si­den­te que sal­ga elec­to de esta con­tien­da elec­to­ral será más de lo mis­mo, no se pue­de espe­rar otra cosa en un país don­de rei­na la fal­ta de garan­tías polí­ti­cas y se cam­pea el chan­ta­je, el soborno como el pan de cada día.
Segu­ro será un gobierno de mino­rías, nada indi­ca que haya cam­bia­do algo a favor de mejo­res con­di­cio­nes para que el pue­blo colom­biano pue­da tener opcio­nes para ele­gir a ver­da­de­ros repre­sen­tan­tes de mayo­rías. Para mues­tra bas­ta un botón, el año 2006, cuan­do fue “elec­to”, Uri­be con­for­me se demos­tró des­pués en for­ma ile­gal y frau­du­len­ta, según el Regis­tro Nacio­nal del Esta­do Civil, los regis­tra­dos para esa elec­ción fue­ron 26.731.700 de ciu­da­da­nos y sólo vota­ron 12.041.737, ciu­da­da­nos, cifra de votan­tes que corres­pon­de al 45.05% de los regis­tra­dos, o sea que una mino­ría “eli­gió” a Uri­be, ya que entre otros 4 can­di­da­tos que obtu­vie­ron vota­ción Uri­be saco el 62 por cien­to de esa mino­ría, o sea algo más de 7.000.000 de votos. Esto lo sabe el pue­blo colom­biano y no con­fía en que este tipo de elec­cio­nes vaya a solu­cio­nar los álgi­dos pro­ble­mas de Colom­bia.
Los colom­bia­nos son cons­cien­tes que sólo con su lucha y resis­ten­cia y la soli­da­ri­dad inter­na­cio­nal y sin desechar nin­gún méto­do de lucha, podrán cam­biar las con­di­cio­nes, para hacer de Colom­bia una nación que vuel­va por la dig­ni­dad, el pro­gre­so y desa­rro­llo de todos sus ciu­da­da­nos, en paz y en con­so­nan­cia con los tiem­pos que corren en Amé­ri­ca lati­na de cam­bios pro­fun­dos, hacia una nue­va socie­dad.
Por aho­ra, nue­va­men­te el pue­blo colom­biano será el prin­ci­pal per­de­dor en estas elec­cio­nes pre­si­den­cia­les en que todos los can­di­da­tos hacen lo impo­si­ble por demos­trar su ser­vi­lis­mo a los EE.UU.
Los her­ma­nos colom­bia­nos saben que esta his­to­ria no ter­mi­na aquí, con­ti­nua­ra y siem­pre con la soli­da­ri­dad inter­na­cio­nal, que sigue con mucho celo todos y cada uno de los acon­te­ci­mien­tos que suce­den en Colom­bia y que la pren­sa ofi­cial ya no los pue­de ocul­tar.
José Jus­ti­niano Lije­rón
Es ex Diri­gen­te de la Cen­tral Obre­ra Boli­via­na

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: