Los alimentos transgénicos matan por Hervé Kempf, Geoffrey Lean, GM Free Cymru

RED VOLTAIRE
El nego­cio de los ali­men­tos y orga­nis­mos gené­ti­ca­men­te modi­fi­ca­dos (GMOs, en inglés) va de la mano de las gran­des cor­po­ra­cio­nes ali­men­ta­rias tipo Mon­san­to, pro­mo­to­ras de la bio-tec­no­lo­gía (bio­tech) empe­ña­das en esta­ble­cer y con­tro­lar un nego­cio mun­dial de semi­llas paten­ta­das com­pa­ra­ble al de la gran indus­tria far­ma­céu­ti­ca mul­ti­na­cio­nal.

Argen­ti­na estu­vo alia­da con EEUU y Cana­dá en los recla­mos con­tra la UE en el seno de la WTO, Orga­ni­za­ción Mun­dial de Comer­cio que pro­te­ge a los GMOs y a los sub­si­dios a la agri­cul­tu­ra de los paí­ses desa­rro­lla­dos que afec­tan a la agri­cul­tu­ra de las demás nacio­nes, en par­ti­cu­lar al ter­cer mun­do o los lla­ma­dos paí­ses “en desa­rro­llo”, que de paso que­dan impe­di­dos de pro­du­cir medi­ci­nas gené­ri­cas bara­tas y obli­ga­dos a con­su­mir ali­men­tos trans­gé­ni­cos en la letra chi­ca de los Tra­ta­dos de Libre Comer­cio (TLCs) con EEUU.

Las pruebas

–Inves­ti­ga­cio­nes de la Aca­de­mia de Cien­cias de Rusia difun­di­das en diciem­bre de 2005 encon­tra­ron que más de la mitad de la des­cen­den­cia de ratas ali­men­ta­das con soja GM murió en las pri­me­ras tres sema­nas de vida, tasa de mor­ta­li­dad seis veces mayor que la de roe­do­res naci­dos de madres ali­men­ta­das con soja no modi­fi­ca­da. La des­cen­den­cia de estos rato­nes ali­men­ta­dos con soja GM tam­bién mos­tró una tasa de peso insu­fi­cien­te seis veces mayor.

–En noviem­bre de 2005 un ins­ti­tu­to de inves­ti­ga­ción pri­va­do de Aus­tra­lia, CSIRO Plant Industry, para­li­zó un amplio desa­rro­llo de cul­ti­vos de un gui­san­te GM cuan­do éste fue encon­tra­do cau­san­te de inmu­no­res­pues­ta en rato­nes de labo­ra­to­rio.

–En el verano de 2005, un equi­po de inves­ti­ga­ción ita­liano con­du­ci­do por un bió­lo­go celu­lar de la Uni­ver­si­dad de Urbino publi­có la con­fir­ma­ción de que la absor­ción de soja GM en rato­nes cau­sa el desa­rro­llo de célu­las vivas defor­mes, así como otras ano­ma­lías celu­la­res.

–En mayo de 2005, el dia­rio The Inde­pen­dent del Reino Uni­do de Gran Bre­ta­ña publi­có la revi­sión de un infor­me de Mon­san­to alta­men­te con­fi­den­cial y polé­mi­co sobre los resul­ta­dos de prue­bas con maíz modi­fi­ca­do con Mon­san­to MON863.

Foto arri­ba: Her­vé Kempf (izquier­da) y la tapa de su libro: La gue­rra secre­ta de los OGM
_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​_​

Secretismo transgénico

Hacia el oto­ño de 2004, las auto­ri­da­des ale­ma­nas requi­rie­ron al Dr. Arpad Pusz­tai (véa­se Cen­su­ra­do 2001, His­to­ria #7), uno de los pocos cien­tí­fi­cos genui­na­men­te inde­pen­dien­te espe­cia­li­za­do en plan­tas gené­ti­cas y estu­dios de ali­men­tos de ani­ma­les, para exa­mi­nar el infor­me de 1.139 pági­nas de Mon­san­to sobre el ali­men­to MON863 en un labo­ra­to­rio de ratas duran­te un perío­do de noven­ta días.

El estu­dio encon­tró dife­ren­cias “esta­dís­ti­ca­men­te sig­ni­fi­ca­ti­vas” en los pesos del riñón y los pará­me­tros de cier­ta san­gre en las ratas ali­men­ta­das con maíz GM en com­pa­ra­ción con los gru­pos de con­trol. Varios cien­tí­fi­cos de Euro­pa que cono­cie­ron el estu­dio (en resú­me­nes muy cen­su­ra­dos) expre­sa­ron preo­cu­pa­ción sobre la salud y las impli­ca­cio­nes de segu­ri­dad si el MON863 ingre­sa­ra a la cade­na ali­men­ta­ria. Hubo par­ti­cu­lar preo­cu­pa­ción en Fran­cia, don­de el Pro­fe­sor Gilles-Eric Sera­li­ni, de la Uni­ver­si­dad de Caen, estu­vo inten­tan­do obte­ner acce­so com­ple­to por casi 18 meses (sin éxi­to) a todos los docu­men­tos refe­ren­tes al estu­dio MON863.

Las auto­ri­da­des ale­ma­nas obli­ga­ron al Dr. Pusz­tai a fir­mar un "decla­ra­ción de secre­to" antes de per­mi­tir­le ver el estu­dio de ali­men­ta­ción de la rata de Mon­san­to, por­que el docu­men­to está cla­si­fi­ca­do como "CBI" o “Con­fi­den­tial Busi­ness Inter­est" (Inte­rés de Nego­cios Con­fi­den­cial). Mien­tras Pusz­tai toda­vía con­ti­núa limi­ta­do por la decla­ra­ción de secre­to, Mon­san­to decla­ró recien­te­men­te que ya no obje­ta la difu­sión exten­sa del “Pusz­tai Report”.

La soja y el maíz GM de Mon­san­to son con­su­mi­dos exten­sa­men­te por los esta­dou­ni­den­ses al mis­mo tiem­po que la Orga­ni­za­ción de Nacio­nes Uni­das para la Ali­men­ta­ción y la Agri­cul­tu­ra (FAO, en inglés) ha con­clui­do: “En varios casos, se han pues­to Orga­nis­mos Gené­ti­ca­men­te Modi­fi­ca­dos [GMOs, en inglés] en el mer­ca­do cuan­do los pro­ble­mas de segu­ri­dad no están cla­ros”.

Debi­do a que la inves­ti­ga­ción de GMOs no es esti­mu­la­da ni finan­cia­da por los gobier­nos de EEUU y euro­peos, la gran mayo­ría de los estu­dios toxi­co­ló­gi­cos son con­du­ci­dos por las mis­mas com­pa­ñías que pro­du­cen y pro­mue­ven el con­su­mo de tales GMOs. Por las sos­pe­chas que recaen sobre la auten­ti­ci­dad de los resul­ta­dos de las prue­bas cor­po­ra­ti­vas, la inves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca inde­pen­dien­te sobre los efec­tos de los ali­men­tos GM está atra­yen­do una cre­cien­te aten­ción.

Comentario:

En mayo 2006 la WTO man­tu­vo la deci­sión de que los paí­ses euro­peos rom­pie­ron reglas del comer­cio inter­na­cio­nal cuan­do detu­vie­ron la impor­ta­ción de ali­men­tos GM. El vere­dic­to de la WTO con­si­de­ró que la Unión Euro­pea vie­ne man­te­nien­do una inter­dic­ción efi­caz con­tra los ali­men­tos bio­tech des­de 1998 y estu­vo al lado de EEUU, Cana­dá y Argen­ti­na en la deci­sión que decla­ró ile­gal para las reglas de la WTO a la mora­to­ria euro­pea con­tra los ali­men­tos GM.

Las 25 his­to­rias top más ocul­ta­das en EEUU en el 2006

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: