¿Se está muriendo la Naturaleza?-Rebelion y Fotógrafo capta luto masivo de pingüinos por la muerte de sus crías-Cubadebate.

Mapa de la muerte masiva de animales

Es mis­te­rio­so y toda­vía no hay expli­ca­ción cien­tí­fi­ca: des­de los últi­mos días del año pasa­do se regis­tran muer­tes casi simul­tá­neas de peces, aves y otras espe­cies en cua­tro con­ti­nen­tes. El pri­me­ro de estos fenó­me­nos que se hizo públi­co acon­te­ció en Mary­land, a fines de diciem­bre: dos millo­nes de peces apa­re­cie­ron muer­tos en las pla­yas de la bahía de Che­sa­pea­ke. Días des­pués en Arkan­sas ama­ne­cie­ron 5.000 mir­los muer­tos en las calles y 200.000 peces muer­tos en el río Arkan­sas. Noti­cias pare­ci­das comen­za­ron a venir de dife­ren­tes rin­co­nes del mun­do.

En la pla­ya ingle­sa de Than­tet, con­da­do de Kent, se encon­tra­ron estre­llas de mar, can­gre­jos, espon­jas, lan­gos­tas, cara­co­les y anémo­nas sin vida; en Nue­va Zelan­da, cen­te­na­res de peces y dece­nas de pin­güi­nos; en el sur de Viet­nam, 150 tone­la­das de peces; pul­pos en el puer­to de Vila Nova, Por­tu­gal, cen­te­na­res cada maña­na des­de el 3 de enero; 400 tór­to­las caí­das de los árbo­les, muer­tas, en Faen­za, al nor­te de Ita­lia, el 6 de enero; pér­di­das simi­la­res en Argen­ti­na (100 tone­la­das de peces en el río Para­ná), Bra­sil (15 tone­la­das de sar­di­nas, cor­vi­nas y peces gato), en Chi­le (más de un millón y medio de lan­gos­ti­nos en la pla­ya de Quen­chi, Chi­loé), en Cana­dá, Ale­ma­nia y otros paí­ses. Son hechos que se han regis­tra­do antes. Lo que hoy lla­ma la aten­ción es su coin­ci­den­cia en el tiem­po.

Abun­dan las expli­ca­cio­nes más diver­sas de esta supues­ta ano­ma­lía, aun­que lo cier­to es que las inves­ti­ga­cio­nes no han arro­ja­do resul­ta­dos fir­mes. Más bien al revés: des­pier­tan nue­vas pre­gun­tas. ¿Una suer­te de enve­ne­na­mien­to gene­ral? No se han halla­do has­ta aho­ra ele­men­tos que con­fir­men esta hipó­te­sis. ¿El uso de pes­ti­ci­das? Esto se podría apli­car a las aves, difí­cil­men­te a los peces. Hay infe­ren­cias mís­ti­cas: se acer­ca el año 2012, por­ta­dor del Apo­ca­lip­sis. Otras son fran­ca­men­te dis­pa­ra­ta­das. Un vete­ri­na­rio sue­co expli­có así las muer­te de unos cien gra­jos en Sue­cia: “Nues­tra teo­ría prin­ci­pal es que los fue­gos arti­fi­cia­les asus­ta­ron a las aves y éstas se posa­ron en la ruta, pero el can­san­cio les impi­dió levan­tar vue­lo y las atro­pe­lló un coche” (www​.raws​tory​.com, 5-1-11). Debió ser un auto­mó­vil for­mi­da­ble.

Algu­nos exper­tos pro­po­nen que la cau­sa radi­ca en la bre­cha abier­ta en el polo nor­te del cam­po mag­né­ti­co de la Tie­rra, que la envuel­ve y pro­te­ge de los vien­tos sola­res y de la caí­da de aste­roi­des y otros obje­tos que vagan en el espa­cio (//earthfrenzyradio.com, 6-1-11). Para las aves, va. ¿Y los peces? El voce­ro de la Comi­sión de Pes­ca de Arkan­sas, Keith Step­hens, opi­na que los peces tam­bor que ter­mi­na­ron en Che­sa­pea­ke podrían haber sido víc­ti­mas de una enfer­me­dad, dado que todos per­te­ne­cían a la mis­ma espe­cie. No deja de ser una espe­cu­la­ción. Tam­bién se men­cio­na el calen­ta­mien­to glo­bal y es bien pro­ba­ble que todos esos fac­to­res influ­yan. Pero el pro­ble­ma de base radi­ca en otro lugar.

El Fon­do Mun­dial para la Natu­ra­le­za (WWF, por sus siglas en inglés) aca­ba de dar a cono­cer una lis­ta de las diez espe­cies que corren el mayor peli­gro de extin­ción: el tigre, el oso polar, el gori­la de la mon­ta­ña, el pin­güino maga­llá­ni­co, el rino­ce­ron­te de Java, entre otras (www​.tle​graph​.co​.uk, 25-1-11). Son víc­ti­mas des­de hace años, siglos, de la depre­da­ción huma­na. La tor­tu­ga laúd, la más gran­de de todas, que ha logra­do sobre­vi­vir 100 millo­nes de años sobre este pla­ne­ta, está diez­ma­da por la caza y su hábi­tat corre peli­gro por el aumen­to del nivel de los mares. Hay peces cuyo des­tino es con­ver­tir­se en sus­hi: “Un úni­co ejem­plar de atún rojo se subas­tó en Tokio al pre­cio record de 32,49 millo­nes de yenes, apro­xi­ma­da­men­te 400.000 dóla­res por un solo pes­ca­do” (www​.treehug​ger​.com, 15-1-10). ¿Cuán­to tiem­po le que­da­rá al atún rojo antes de des­apa­re­cer?

Unas 900 espe­cies vege­ta­les y ani­ma­les se han extin­gui­do en los últi­mos 500 años, según una info­gra­fía del sitio Mot­her Natu­re Net­work, y más de otras 10.000 corren el peli­gro de seguir su suer­te (www​.mnn​.com, 5-3-10). Pero es de un siglo a esta par­te que este lan­ce se ace­le­ra: la acción del hom­bre es más rápi­da que el rit­mo de repro­duc­ción natu­ral de la flo­ra y la fau­na. La balle­na gris no está pre­ci­sa­men­te a sal­vo y tam­po­co eco­sis­te­mas como el mayor arre­ci­fe de coral del mun­do, la Gran Barre­ra de Coral, a veces cali­fi­ca­da como el ser ani­mal vivo más gran­de del pla­ne­ta. Ubi­ca­do fren­te a la cos­ta aus­tra­lia­na de Queens­land, se extien­de a lo lar­go de 2.600 kiló­me­tros y es visi­ble des­de el aire. La Unes­co lo decla­ró Patri­mo­nio de la Huma­ni­dad en 1981, pero no fal­tan los que pre­fie­ren el patri­mo­nio pro­pio.

La súbi­ta muer­te de aves y de peces era en la anti­güe­dad un pre­sa­gio segu­ro de catás­tro­fe que no siem­pre se cum­plía. En el siglo XXI es una reali­dad tan­gi­ble. ¿La natu­ra­le­za se mue­re o la están matan­do?

http://​www​.pagi​na12​.com​.ar/​d​i​a​r​i​o​/​c​o​n​t​r​a​t​a​p​a​/​1​3​-​1​6​1​2​4​1​-​2​0​1​1​-​0​1​-​2​7​.​h​tml

Fotógrafo capta luto masivo de pingüinos por la muerte de sus crías

Pingüino Emperador adultos de luto por la muerte de sus crías en la Antártida. Foto: Daniel J. Cox, el Pacífico Barcroft, www.barcroftpacific.comPhotograph © Barcroft PacificAustralasian y la Cuenca del Pacífico de origen de Office: Suministrada
Pin­güi­nos Empe­ra­dor adul­tos de luto por la muer­te de sus crías en la Antár­ti­da. Foto: Daniel J. Cox, Bar­croft Pací­fi­co, www​.bar​croft​pa​ci​fic​.com. Foto © Bar­croft Paci­fic

El fotó­gra­fo Daniel J. Cox, espe­cia­li­za­do en la vida sil­ves­tre, tomó esta extra­or­di­na­ria ima­gen de un con­glo­me­ra­do de pin­güi­nos adul­tos en luto por la pér­di­da de sus crías en la pla­ta­for­ma de hie­lo Lar­sen Rii­ser en la Antár­ti­da. “Par­te de mi tra­ba­jo es acep­tar que con las imá­ge­nes espec­ta­cu­la­res de la natu­ra­le­za tam­bién vie­nen los hechos tris­tes de la vida, y fue des­ga­rra­dor ver a estos pin­güi­nos empe­ra­dor en due­lo de una mane­ra simi­lar a la huma­na por la muer­te de sus crías”.

El duelo ... Un Pingüino Emperador de adultos entre los pollos muertos en la plataforma de hielo Larsen Riiser en la Antártida. Obtención de su cámara lo suficientemente cerca para una libra novecientos nueve pies de altura oso polar a lamer el objetivo es parte de un día de trabajo de Daniel J. Cox, polo más importante del mundo en el poste fotógrafo. Imagen: Pacific Barcroft, www.barcroftpacific.com, Fotografía © Barcroft Australasia y Pacífico del Pacífico de origen de Office: Suministrada
El due­lo … Un Pin­güino Empe­ra­dor adul­to obser­va crías muer­tas en la pla­ta­for­ma de hie­lo Lar­sen Rii­ser en la Antár­ti­da. Poner su cáma­ra lo sufi­cien­te­men­te cer­ca de un oso polar de nove­cien­tas libras y nue­ve pies de altu­ra, que lle­ga a lamer la len­te, pue­de ser par­te de un día de tra­ba­jo de Daniel J. Cox. Ima­gen: Paci­fic Bar­croft, www​.bar​croft​pa​ci​fic​.com, Foto: © Bar­croft Pací­fic

El fotó­gra­fo ase­gu­ró que es un mis­te­rio cómo murie­ron las crías, pero el dolor de sus padres no lo es. ”Los pin­güi­nos se mani­fes­ta­ban con evi­den­te esta­do de tris­te­za y como si inten­ta­ran loca­li­zar en el hie­lo con­ge­la­do  resi­duos tra­tan­do a sus pollue­los.

“Es difí­cil decir cómo murie­ron, pero me han dicho por otros cien­tí­fi­cos en el lugar que esto no es algo inau­di­to”, dijo.

(Toma­do de The Daily Tele­graph. Tra­du­ci­do por Cuba­de­ba­te)

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

One Response

  1. Se debe prohi­bir la
    pes­ca por 10 años en los mares antár­ti­cos y pro­te­ger seria­men­te a las espe­cies
    que viven y se repro­du­cen en el con­ti­nen­te y sus aguas cir­cun­dan­tes.

    Pre­si­den­te

    Aso­cia­ción de Par­ques Nacio­na­les

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: