De Madrid a Panamá, pasando por Euskadi- Eguzki

En un artícu­lo titu­la­do “De Madrid a Pana­má sin pasar por Eus­ka­di” publi­ca­do en dia­rios del Gru­po Noticias,el sena­dor del PNV Jokin Bil­da­rratz le zurra la bada­na a la minis­tra de Fomen­to, Ana Pas­tor, a cuen­ta de su recien­te via­je a Cen­troa­mé­ri­ca para inten­tar sacar­le las cas­ta­ñas del fue­go a la cons­truc­to­ra espa­ño­la Sacyr en el con­ten­cio­so que man­tie­ne con las auto­ri­da­des de Pana­má a cuen­ta de los sobre­cos­tes de la amplia­ción del Canal. “No conoz­co –dice Bil­da­rratz– los por­me­no­res de cómo fue el pro­ce­so de adju­di­ca­ción de las obras, pero lo que sí que­da meri­dia­na­men­te cla­ro es que la empre­sa espa­ño­la resul­tó adju­di­ca­ta­ria des­pués de una baja eco­nó­mi­ca des­co­mu­nal, al esti­lo mar­ca Espa­ña de los mejo­res momen­tos de la bur­bu­ja inmo­bi­lia­ria”. En todo caso, el sena­dor con­si­de­ra “plau­si­ble” que la minis­tra entre a mediar. “Aho­ra bien –aña­de – , el lec­tor tie­ne que enten­der que me gene­re extra­ñe­za la acti­tud de Pas­tor, pues­to que ella no se apli­ca el cuen­to en obras que su minis­te­rio adju­di­ca”. Bil­da­rratz se refie­re, “evi­den­te­men­te”, a la Y vas­ca, “la infra­es­truc­tu­ra más impor­tan­te que se está cons­tru­yen­do y que, pro­ba­ble­men­te, jamás se haya cons­trui­do en nues­tra tie­rra”. El sena­dor insis­te: “A la vis­ta de la visi­ta relám­pa­go a Pana­má, cual­quie­ra diría que la minis­tra tie­ne su casa total­men­te orga­ni­za­da”; “mien­tras se va a Pana­má a arre­glar el pro­ble­ma de una cons­truc­to­ra espa­ño­la, en Eus­ka­di no se quie­re reunir con la con­se­je­ra de Medio Ambien­te y Polí­ti­ca Terri­to­rial, Ana Ore­gi, para hablar de los pro­ble­mas que vive en estos momen­tos el pro­yec­to de Alta Velo­ci­dad”.

Pode­mos coin­ci­dir con el sena­dor jel­tza­le a la hora de dar­le esto­pa a la minis­tra por su via­je a Pana­má (estos ultra­li­be­ra­les pre­go­nan la no inter­ven­ción del Esta­do… sal­vo que ven­gan mal dadas y se requie­ra el dine­ro de todos para res­ca­tar ban­cos o, como en este caso, la inter­ven­ción del gobierno para sacar­le la cara a una empre­sa pri­va­da que se ha meti­do soli­ta en un jar­dín). Aho­ra bien, tam­bién Bil­da­rratz “enten­de­rá” que a noso­tros, como lec­to­res, “nos gene­re extra­ñe­za” que él “no se apli­que el cuen­to”, como recla­ma a Ana Pas­tor. ¿Bajas eco­nó­mi­cas des­co­mu­na­les, al esti­lo mar­ca Espa­ña? ¿Aca­so el incre­men­to de cos­tes bru­tal en obras públi­cas no ha sido una prác­ti­ca corrien­te tam­bién aquí, con el aval de ins­ti­tu­cio­nes ges­tio­na­das, “por ejem­plo”, por el par­ti­do en el que Bil­da­rratz mili­ta? En el caso con­cre­to del Tren de Alta Velo­ci­dad, ¿aca­so no es ver­dad que el pre­su­pues­to bara­ja­do ini­cial­men­te se ha supe­ra­do ya, a pesar de que aún no están hechas ni la mitad de las obras? La con­se­je­ra Ana Ore­gi ha reco­no­ci­do este hecho (Berria, 02.01.14), afir­man­do que aque­lla esti­ma­ción ini­cial fue fru­to de “un cálcu­lo de bue­na volun­tad” (“Kal­ku­lu hori boron­da­te onez egin zen, bai­na nahi­ko eskas gera­tu zen, gero­ra proiek­tuek age­rian utzi dute­na­ren ara­be­ra”). ¡Qué ver­dad es que en eus­ka­ra pue­den pasar des­aper­ci­bi­das mani­fes­ta­cio­nes que en cas­te­llano serían una autén­ti­ca bom­ba! O sea, “un cálcu­lo de bue­na volun­tad” está en la base de “la infra­es­truc­tu­ra más impor­tan­te (la más cara, des­de lue­go) que se está cons­tru­yen­do y que, pro­ba­ble­men­te, jamás se haya cons­trui­do en nues­tra tie­rra”, como dice Bil­da­rratz. ¿Segu­ro que fue un “cálcu­lo de bue­na volun­tad”? Por­que a lo mejor fue de mala volun­tad, que ya se sabe que, por ejem­plo, en una auto­pis­ta el tru­co con­sis­te en mini­mi­zar los cos­tes reales, mag­ni­fi­car la supues­ta deman­da y los supues­tos retor­nos vía pea­je, y, lue­go, el agu­je­ro con­si­guien­te, que lo tape el maes­tro arme­ro a cuen­ta del dine­ro de todos. ¿Cuán­to cobró quien hizo aquel “cálcu­lo de bue­na volun­tad”? ¿Siguen encar­gán­do­se­le cálcu­los de este tipo? ¿Es el mis­mo que ha cal­cu­la­do lo que nos va a cos­tar lo que res­ta de la obra del TAV o su man­te­ni­mien­to? ¿Es el mis­mo que ha cal­cu­la­do un núme­ro de usua­rios que per­mi­ti­rá amor­ti­zar (no ya eco­nó­mi­ca­men­te, que eso es impo­si­ble, sino social­men­te) la obra?

Dice Ana Ore­gi que el deba­te TAV sí o TAV no ya no tie­ne sen­ti­do, que la infra­es­truc­tu­ra ya está en mar­cha y que no hay vuel­ta atrás, que solo que­da tirar para ade­lan­te (“Jada­nik ez du zen­tzu­rik AHTa bai ala ez ezta­bai­datzeak”; “Azpie­gi­gu­ra bada­go, Zer egin­go dugu? Bota? Aurre­ra egin behar dugu”). Eso sue­na a sos­te­ne­lla y no enmen­da­lla, algo que, coin­ci­di­rá con noso­tros Bil­da­rratz, tam­bién cabe aso­ciar per­fec­ta­men­te a la mar­ca Espa­ña y a lo que aquí tam­po­co somos aje­nos. En reali­dad, lo pro­pio hubie­ra sido no haber empe­za­do las obras, pero, vien­do el pano­ra­ma, mejor parar hoy que maña­na. No pare­ce que lo más sen­sa­to sea huir hacia delan­te, por muy a alta velo­ci­dad que pre­ten­da hacer­se.

Por cier­to, este año el bille­te de cer­ca­nías tam­bién ha subido, un 1’9%, en 6 años PSOE y PP nos han cola­do un 36’2 % , mien­tras tan­to el bille­te del AVE sigue al mis­mo pre­cio, en el 2013 lo reba­ja­ron un 11%,¿porque será que siem­pre aca­ba­mos pagan­do los mis­mos?

Donos­tia­ko Eguz­ki

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: