“Todas las esperanzas de un renacimiento progresista de la UE son ilusiones”

El periódico comunista español Unidad y Lucha publica esta interesante entrevista a Patrick Köbele, maxima representante del PC de Alemania (DKP) que por su interes reproducimos.

Patrick Köbele ostenta la máxima representación del PC Alemán tras el 20 Congreso de la organización, celebrado la pasada primavera. Respondió a nuestras preguntas durante el mes de diciembre, cuando todavía no se había cerrado el pacto entre la CDU y el SPD para formar gobierno.

patrik_koebele

Uni­dad y Lucha: Cama­ra­da Patrick, hace unos meses recu­pe­ras­teis la direc­ción del DKP para las posi­cio­nes revo­lu­cio­na­rias, ¿pue­des comen­tar­nos cuá­les son los ejes de vues­tra polí­ti­ca tras el Con­gre­so y cuá­les son las prin­ci­pa­les dife­ren­cias con el perío­do ante­rior?

Patrick Köbe­le: En pri­mer lugar, las deci­sio­nes toma­das en el 20 Con­gre­so no fue­ron deci­sio­nes toma­das úni­ca­men­te por algu­nos miem­bros del Par­ti­do o por “miem­bros muy impor­tan­tes” de éste. A la pre­gun­ta de un perio­dis­ta sobre cuál era el esta­do de áni­mo de la mayo­ría de miem­bros de nues­tro Par­ti­do que se expre­sa­ba con estas deci­sio­nes, res­pon­dí: “Creo que la vas­ta mayo­ría de los miem­bros del DKP están con­ven­ci­dos de que los acon­te­ci­mien­tos que obser­va­mos a nivel glo­bal, en Euro­pa y tam­bién en Ale­ma­nia, y que noso­tros mis­mos expe­ri­men­ta­mos, no exi­gen otra cosa que un Par­ti­do Comu­nis­ta. Y estoy segu­ro que esta mayo­ría tam­bién está de acuer­do sobre cómo enten­der esto. Es el deseo de un Par­ti­do que ana­li­ce el mun­do con las ideas de Marx, Engels y Lenin, y que con­si­de­ra su tarea fun­da­men­tal hacer avan­zar a la cla­se obre­ra de cla­se en sí a cla­se para sí hacién­do­la ver que la con­tra­dic­ción entre el capi­tal y el tra­ba­jo asa­la­ria­do está detrás de las múl­ti­ples con­tra­dic­cio­nes indi­vi­dua­les. Nues­tros mili­tan­tes quie­ren un Par­ti­do que sea cons­cien­te de que esta con­tra­dic­ción sólo pue­de ser supe­ra­da por medio de la rup­tu­ra revo­lu­cio­na­ria de las rela­cio­nes impe­ran­tes de pro­pie­dad y en la socie­dad, y que quie­re trans­mi­tir este cono­ci­mien­to. Por últi­mo, se quie­re un Par­ti­do que afir­me que esta rup­tu­ra requie­re que la cla­se obre­ra, en alian­za con otros, arran­que el poder de las manos de la bur­gue­sía, si se quie­re cons­truir el Socia­lis­mo como alter­na­ti­va al capi­ta­lis­mo. Todo esto hace nece­sa­rio un Par­ti­do Comu­nis­ta que sea una orga­ni­za­ción autó­no­ma, y la gran mayo­ría de los miem­bros del DKP quie­ren que esto no sólo se con­fir­me en la teo­ría, sino que tam­bién quie­re demos­trar­lo en las calles”.

UyL: Las recien­tes elec­cio­nes ale­ma­nas han supues­to un gran apo­yo para Ange­la Mer­kel. ¿Pue­des comen­tar­nos cómo valo­ráis esta cues­tión?

PK: La cri­sis eco­nó­mi­ca y el papel del impe­ria­lis­mo ale­mán requie­ren una con­si­de­ra­ción espe­cial. El capi­tal finan­cie­ro de Ale­ma­nia – la fusión del capi­tal ban­ca­rio y el indus­trial – uti­li­zó a los gobier­nos ante­rio­res, tan­to los de ver­des y social-demó­cra­tas como los de con­ser­va­do­res y libe­ra­les, para con­ver­tir a Ale­ma­nia en un país de sala­rios bajos en com­pa­ra­ción con su extre­ma­da­men­te alta pro­duc­ti­vi­dad y bajar el sala­rio real. Como resul­ta­do de eso, el impe­ria­lis­mo ale­mán ha sido capaz de con­so­li­dar su hege­mo­nía en Euro­pa inclu­so duran­te la cri­sis. Desa­rro­lló una agre­sión eco­nó­mi­ca median­te la expor­ta­ción que están sufrien­do prin­ci­pal­men­te los lla­ma­dos paí­ses euro­peos peri­fé­ri­cos. Para hacer esto se ha apo­ya­do en su supe­rio­ri­dad finan­cie­ra y tec­no­ló­gi­ca y su domi­nio den­tro de la admi­nis­tra­ción de la UE.

Por lo tan­to, una gran par­te del capi­tal ale­mán ha pasa­do por la cri­sis prác­ti­ca­men­te sin sufrir daños y por ello han teni­do éxi­to en man­te­ner en una gran par­te de la cla­se obre­ra las ilu­sio­nes de un pac­to entre tra­ba­jo y capi­tal. Esto ha sido exa­cer­ba­do por las ten­den­cias nacio­na­lis­tas basa­das en los cuen­tos sobre los ale­ma­nes “dili­gen­tes” fren­te a los grie­gos, espa­ño­les e ita­lia­nos “vagos”, etc. El resul­ta­do de las últi­mas elec­cio­nes fede­ra­les debe ana­li­zar­se en este con­tex­to

Bási­ca­men­te, el resul­ta­do expre­sa la con­cien­cia gene­ral – tam­bién entre la cla­se obre­ra – en nues­tro país. Una gran par­te de la gen­te sigue una lógi­ca loca­lis­ta y se iden­ti­fi­ca con “su” empre­sa, “sus” jefes y “sus” supe­rio­res. Su eslo­gan es “mi com­pa­ñía es mi cas­ti­llo”.

El espe­cial­men­te radi­cal pro-mer­ca­do Par­ti­do Libe­ral Demo­crá­ti­co (FDP) ya no tie­ne repre­sen­ta­ción en el Par­la­men­to. Sin embar­go, un nue­vo par­ti­do de dere­chas – la “Alter­na­ti­va para Ale­ma­nia” – ha gana­do votos masi­va­men­te y por muy poco no lle­ga­ron a supe­rar la barre­ra para obte­ner repre­sen­ta­ción par­la­men­ta­ria. Es muy pro­ba­ble que obten­gan dipu­tados en el Par­la­men­to Euro­peo en 2014.

En esta situa­ción, apa­ren­te­men­te habrá una gran coa­li­ción entre social-demó­cra­tas y con­ser­va­do­res. Para la cla­se obre­ra de nues­tro país y tam­bién para los pue­blos en Euro­pa y del mun­do, esto no será un avan­ce. Inter­na­cio­nal­men­te y a nivel de la UE, ambos par­ti­dos están de acuer­do en las polí­ti­cas que tra­ta­rán de for­ti­fi­car y expan­dir el impe­ria­lis­mo ale­mán y su hege­mo­nía en tér­mi­nos polí­ti­cos, eco­nó­mi­cos y mili­ta­res. Cual­quier ilu­sión sería enga­ño­sa en este sen­ti­do.

La abs­ten­ción del impe­ria­lis­mo ale­mán en la gue­rra con­tra Libia – en la cual se igno­ra­ron todas las leyes inter­na­cio­na­les – no expre­só su deseo de paz. Era sim­ple­men­te espe­rar que sus intere­ses pudie­sen plan­tear­se con mayor efec­ti­vi­dad de otra mane­ra.

La opo­si­ción par­la­men­ta­ria la for­man aho­ra dipu­tados del Par­ti­do Ver­de y del Par­ti­do de la Izquier­da. En la mayo­ría de los dis­tri­tos noso­tros, el Par­ti­do Comu­nis­ta Ale­mán, lla­ma­mos a votar por el Par­ti­do de la Izquier­da. No hici­mos eso para que sus­ti­tu­ye­ran al par­ti­do comu­nis­ta, sino por­que hay un acuer­do en cuan­to a deman­das actua­les y por­que ellos tenían una opor­tu­ni­dad rea­lis­ta de entrar en el par­la­men­to.

En cuan­to a su papel obje­ti­vo y su pla­ta­for­ma, el Par­ti­do de la Izquier­da es una fuer­za social-demó­cra­ta de izquier­da. Sin embar­go, debi­do a su ori­gen his­tó­ri­co en el Par­ti­do Socia­lis­ta Uni­fi­ca­do de Ale­ma­nia, el SED, par­ti­do mar­xis­ta-leni­nis­ta gober­nan­te en la RDA, toda­vía hay un núme­ro de miem­bros que se con­si­de­ran comu­nis­tas. En ese par­ti­do hay una lucha per­ma­nen­te entre varias corrien­tes. Sin embar­go, esta lucha se da menos entre los comu­nis­tas y los lla­ma­dos “socia­lis­tas demo­crá­ti­cos” que entre las fuer­zas que pre­ten­den la coa­li­ción con ver­des y social­de­mó­cra­tas y los que se opo­nen a esas coa­li­cio­nes con mayor o menor fuer­za.

UyL: En algu­nas cir­cuns­crip­cio­nes pedis­teis el voto para Die Lin­ke y en otras os pre­sen­tas­teis en soli­ta­rio, ¿pue­des expli­car­nos esta pos­tu­ra?

PK: La deci­sión de cómo par­ti­ci­pa­ría­mos en las elec­cio­nes fede­ra­les la tomó la anti­gua direc­ción del Par­ti­do. Entre el Con­gre­so y las elec­cio­nes fede­ra­les hubo muy poco tiem­po para deba­tir y cam­biar esta orien­ta­ción. En mi opi­nión – en este caso tene­mos dife­ren­tes pun­tos de vis­ta en el Par­ti­do – es que nor­mal­men­te tene­mos que pre­sen­tar­nos a las elec­cio­nes, no espe­cial­men­te para obte­ner esca­ños en el Par­la­men­to, sino para que lle­gue el Par­ti­do a las calles. En nues­tra opi­nión, el par­ti­do Die Lin­ke es un par­ti­do social­de­mó­cra­ta de izquier­das. En algu­nas cues­tio­nes de la lucha dia­ria tene­mos posi­cio­nes comu­nes. Otro aspec­to es que no es fácil pre­pa­rar la par­ti­ci­pa­ción en las elec­cio­nes fede­ra­les en un par­ti­do peque­ño como el nues­tro. Ten­dría­mos que reco­ger en cada región de Ale­ma­nia 2000 fir­mas de apo­yo y en algu­nas regio­nes no somos tan fuer­tes como para con­se­guir­las.

UyL: Cree­mos que exis­te un gran des­co­no­ci­mien­to sobre la situa­ción de la cla­se obre­ra ale­ma­na. ¿Podrías comen­tar­nos a gran­des ras­gos cuál es la situa­ción real de los tra­ba­ja­do­res y tra­ba­ja­do­ras de tu país?

La cla­se obre­ra en Ale­ma­nia está a menu­do divi­di­da. Hay una par­te de obre­ros en gran­des sec­to­res de la indus­tria que están tra­ba­jan­do direc­ta­men­te para com­pa­ñías con con­tra­tos en con­di­cio­nes bas­tan­te bue­nas en com­pa­ra­ción con otros sec­to­res de la cla­se obre­ra. Estos tra­ba­ja­do­res con­tro­lan los deba­tes en muchos sin­di­ca­tos. Esta par­te de la cla­se obre­ra pien­sa menu­do que tie­ne los mis­mos intere­ses que la cla­se capi­ta­lis­ta y que la polí­ti­ca euro­pea del impe­ria­lis­mo ale­mán ayu­da a que sus con­di­cio­nes sean real­men­te bue­nas, espe­cial­men­te en com­pa­ra­ción con la cla­se obre­ra de muchos paí­ses de la peri­fe­ria euro­pea.

Otros sec­to­res de la cla­se obre­ra, espe­cial­men­te los des­em­plea­dos, pero tam­bién par­tes de la cla­se obre­ra en los gran­des sec­to­res y en gran­des com­pa­ñías pero no en su nómi­na (que están tra­ba­jan­do para otras empre­sas con malas con­di­cio­nes o son sub-con­tra­ta­dos) son pobres o se ven en el camino de ser­lo. No obs­tan­te, muchos de ellos no ven las razo­nes del por qué de su situa­ción en el capi­ta­lis­mo, sino que ven la razón en su res­pon­sa­bi­li­dad indi­vi­dual.

UyL: Un ras­go defi­ni­to­rio de la polí­ti­ca de los par­ti­dos comu­nis­tas euro­peos es su aná­li­sis de estruc­tu­ras como la UE ¿Cuál es vues­tro aná­li­sis sobre la natu­ra­le­za de la Unión Euro­pea?

PK: Des­de nues­tro pun­to de vis­ta la UE es una estruc­tu­ra de Esta­dos impe­ria­lis­tas. Hoy está bajo la hege­mo­nía del impe­ria­lis­mo ale­mán y a veces del fran­cés. Para el impe­ria­lis­mo ale­mán, la UE es actual­men­te una estruc­tu­ra de mucha ayu­da. En rela­ción con la alta pro­duc­ti­vi­dad, los sala­rios en Ale­ma­nia son muy bajos. Esta es la base para una orien­ta­ción de expor­ta­ción don­de espe­cial­men­te ante la que los paí­ses del sur de la UE no se pue­den com­pa­rar. Así, el Euro es un arma muy bue­na para el impe­ria­lis­mo ale­mán. Des­de nues­tro pun­to de vis­ta, todas las espe­ran­zas de un rena­ci­mien­to pro­gre­sis­ta de la UE son ilu­sio­nes, ya que si las con­di­cio­nes per­mi­tie­ran esto, éstas tam­bién per­mi­ti­rían tener una vic­to­ria fun­da­men­tal sobre el impe­ria­lis­mo ale­mán.

UyL: ¿Cómo ana­li­záis la situa­ción actual del Movi­mien­to Comu­nis­ta en Euro­pa y en el mun­do?

PK: El 15 Encuen­tro de Par­ti­dos Comu­nis­tas y Obre­ros cele­bra­do en Lis­boa mos­tró que los par­ti­dos son capa­ces de defi­nir accio­nes y pla­nes comu­nes para luchar con­tra la cri­sis capi­ta­lis­ta y con­tra el impe­ria­lis­mo. El Encuen­tro mues­tra tam­bién que la base del aná­li­sis de la situa­ción actual es mayo­ri­ta­ria­men­te común. Y mues­tra que tene­mos un pun­to de vis­ta ideo­ló­gi­co común: el mar­xis­mo-leni­nis­mo. Por otro lado, tene­mos muchas cues­tio­nes que deba­tir, pero no supo­ne nin­gún pro­ble­ma. Es una bue­na opor­tu­ni­dad y tam­bién un reto. Un pro­ble­ma que encon­tra­mos y don­de tene­mos que encon­trar una solu­ción es que nece­si­ta­mos más espa­cio para los deba­tes sobre estos temas.

UyL: ¿Hay algo más que quie­ras comen­tar para nues­tros lec­to­res?

PK: Sí, es muy impor­tan­te para mí seña­lar que entien­do y apo­yo todas las opi­nio­nes y accio­nes con­tra el impe­ria­lis­mo ale­mán. Sin embar­go, no todos los ale­ma­nes son par­te del impe­ria­lis­mo ale­mán. Tene­mos una cla­se obre­ra que no se ve a sí mis­ma como cla­se y con una gran fal­ta de inter­na­cio­na­lis­mo pro­le­ta­rio. Pero ante todo es cla­se obre­ra, así que pido a vues­tros lec­to­res que vean que obje­ti­va­men­te la cla­se obre­ra en Ale­ma­nia está al mis­mo lado de la barri­ca­da de la lucha de cla­ses que la cla­se obre­ra en Espa­ña. Luche­mos jun­tos para que la cla­se obre­ra en nues­tros res­pec­ti­vos paí­ses lo vea.

UyL: Muchas gra­cias, cama­ra­da.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: