LAB reclama compromisos reales para hacer frente a la desigualdad

El infor­me anual de Oxfam ha vuel­to a poner de mani­fies­to el aumen­to de la desigual­dad a nivel mun­dial, don­de el 1 % más rico de la pobla­ción mun­dial ten­drá más dine­ro que el 99 res­tan­te en 2016. Los datos son escan­da­lo­sos: una de cada nue­ve per­so­nas care­ce de ali­men­tos sufi­cien­tes para comer y más de 1.000 millo­nes de per­so­nas viven con menos de 1,25 dóla­res al día. En el mis­mo infor­me se denun­cia que Espa­ña es el segun­do país más desigual de Euro­pa, tan solo por detrás de Leto­nia.


Hego Eus­kal Herria no está libre de este mun­do cada vez más desigual. Fren­te a los dis­cur­sos auto­com­pla­cien­tes de los Gobier­nos de Gas­teiz e Iru­ñea, la reali­dad mues­tra el efec­to devas­ta­dor de dichas polí­ti­cas en nues­tro pue­blo: aumen­ta el por­cen­ta­je de pobla­ción en situa­ción de pobre­za más extre­ma y aumen­ta el de pobla­ción en situa­ción de ausen­cia de bien­es­tar .
Sin olvi­dar el pro­ble­ma de la 'pobre­za ocul­ta': aque­llas situa­cio­nes de pér­di­da de empleo, o de reduc­ción de ingre­sos que se están afron­tan­do des­de la soli­da­ri­dad fami­liar, cada vez más ago­ta­da y débil.

Una desigual­dad que está abrien­do una autén­ti­ca bre­cha entre gene­ra­cio­nes, sexos y reali­da­des labo­ra­les y eco­nó­mi­cas. Jóve­nes, muje­res y tra­ba­ja­do­ras y tra­ba­ja­do­res pobres sumer­gi­dos en la pre­ca­rie­dad son las prin­ci­pa­les víc­ti­mas. Fren­te a ellos unas polí­ti­cas neo­li­be­ra­les que des­de los gobier­nos y patro­na­les de Hego Eus­kal Herria no dudan en apli­car refor­mas labo­ra­les sal­va­jes, recor­tar dere­chos socia­les, redu­cir pres­ta­cio­nes eco­nó­mi­cas y poner freno a todo inten­to por esta­ble­cer polí­ti­cas fis­ca­les pro­gre­si­vas y redis­tri­bui­do­ras de la rique­za.

Por ello des­de LAB recla­ma­mos com­pro­mi­sos reales para hacer fren­te a la desigual­dad: ser­vi­cios públi­cos gra­tui­tos y uni­ver­sa­les, fis­ca­li­dad pro­gre­si­va y lucha con­tra la eva­sión fis­cal, aumen­tar el sala­rio míni­mo para alcan­zar los 1100 euros tal y como mar­ca la Car­ta Social Euro­pea, crea­ción y repar­to de empleo de cali­dad, pro­tec­ción social y eco­nó­mi­ca para todas las per­so­nas, recla­mar ins­tru­men­tos polí­ti­cos y jurí­di­cos para deci­dir como pue­blo en favor de la igual­dad y de una vida dig­na para todas las per­so­nas.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: