Algunas refexiones de urgencia tras el éxito electoral de Syriza

Marat

No inten­ten uste­des bus­car un dis­cur­so fuer­te­men­te arma­do ni amplia­men­te desa­rro­lla­do en este tex­to. Ni uste­des ni yo cono­ce­mos tan­to de Syri­za como de cual­quier par­ti­do espa­ñol con cier­to peso polí­ti­co. De hecho, me lla­ma la aten­ción que una coa­li­ción de par­ti­dos que pre­ten­de ser un revul­si­vo anti-Troi­ka para los pue­blos del sur de Euro­pa carez­ca de ver­sión web en espa­ñol, sobre todo cuan­do tie­ne al menos dos vale­do­res en Espa­ña, Pode­mos e IU, ade­más de un regue­ro de peque­ños parrti­dos social­de­mó­cra­tas y has­ta de la pro­pia Bil­du en Eus­ka­di. Lla­ma­ti­va­men­te un par­ti­do grie­go, el comu­nis­ta (KKE) con menor implan­ta­ción elec­to­ral sí la tie­ne. ¿Será que sabe Syri­za que por la boca mue­re el pez y pre­fie­ren que la fan­ta­sía, uni­da a la des­in­for­ma­ción y a la defor­ma­ción relle­nen el ima­gi­na­rio idea­li­za­do de su supues­to papel de aldea resis­ten­te de un Aste­rix a la hele­na?

Algu­nas pin­clea­das sobre Ale­xis Tsi­pras
Hijo del due­ño de una cons­truc­to­ra cer­cano polí­ti­ca­men­te al PASOK y pro­ve­nien­te de la izquier­da anti­glo­ba­li­za­ción, de esa a la que la cla­se tra­ba­ja­do­ra y la lucha por la cons­truc­ción de una socie­dad socia­lis­ta se le ha que­da­do anti­guas, Tsi­pras, ex miem­bro de las Juven­tu­des Comu­nis­tas de Gre­cia, ha ido con­vir­tien­do su carre­ra polí­ti­ca en un camino hacia el prag­ma­tis­mo y la adap­ta­ción a lo que su ami­go el señor Igle­sias, en una per­cep­ción bur­gue­sa de la reali­dad, lla­ma “sen­ti­do de Esta­do”, según se iba acer­can­do al gobierno con Syri­za, naci­da a par­tir del par­ti­do de ori­gen de la coa­li­ción, Synas­pis­mos.

Tsi­pras inter­vino en Enero de 2013 en una jor­na­da sobre “el futu­ro de Gre­cia en la zona Euro” en la Escue­la de Dere­cho de la Uni­ver­si­dad de Colum­bia (New York.USA), orga­ni­za­da por el INET (Ins­ti­tu­te for New Eco­no­mic Thin­king) del mag­na­te mega­es­pe­cu­la­dor y terro­ris­ta finan­cie­ro Geor­ge Soros y en que par­ti­ci­pa­ron diver­sas ins­ti­tu­cio­nes liga­das al capi­ta­lis­mo nor­te­ame­ri­cano. Éste irrum­pió en esta cam­pa­ña elec­to­ral grie­ga afir­man­do, en una entre­vis­ta con­ce­di­da al Finan­cial Times, que Rusia supo­ne una mayor ame­na­za para la UE que Gre­cia, con lo que daba un espal­da­ra­zo indi­rec­to al señor Tsi­pras y su coa­li­ción. Tsi­pras había insis­ti­do duran­te todo el perío­do preelec­to­ral en que un gobierno de Syri­za no rom­pe­ría sus com­pro­mi­sos con la UE y el euro. Tam­po­co con la OTAN.

Pre­via­men­te, en 2012, en el pro­ce­so de cam­pa­ña de las elec­cio­nes grie­gas, se reunió con diver­sos repre­sen­tan­tes de pai­ses de la UE, entre ellos Ale­ma­nia, para tran­qui­li­zar­les res­pec­to a los obje­ti­vos de su coa­li­ción elec­to­ral en rela­ción con dicha Comu­ni­dad.

Recien­te­men­te, en una entre­vis­ta con­ce­di­da a la edi­ción ita­lia­na del Huf­fing­ton Post, Tsi­pras hace una decla­ra­ción de rea­lis­mo polí­ti­co digno del ex Minis­tro Sol­bes o de los más anti­guos Boyer y Sol­cha­ga, en rela­ción con el dile­ma impuestos/​préstamos finan­cie­ros:

“(…) sabe­mos que los mer­ca­dos no van a batir­se por noso­tros y que exis­te la posi­bi­li­dad de que en un prin­ci­pio mues­tren una cier­ta agre­si­vi­dad res­pec­to a un gobierno de la izquier­da. Pero esto no nos infun­de nin­gu­na cla­se de temor. Los mer­ca­dos te con­ce­den prés­ta­mos a intere­ses tan­to más altos cuan­ta más nece­si­dad tie­nes de dine­ro. La res­pues­ta a todo esto, por lo tan­to, se encuen­tra en unos pre­su­pues­tos equi­li­bra­dos, de modo que se limi­te fuer­te­men­te la nece­si­dad de recu­rrir a prés­ta­mos.”

Sin­ce­ra­men­te, des­pués de afir­ma­cio­nes de este tipo, me pare­ce que algu­nas expre­sio­nes del señor Tsi­pras en la noche de su triun­fo elec­to­ral -”la Troi­ka ya no tie­ne sitio en Gre­cia”, “Gre­cia ha deci­di­do que la Troi­ka sea pasa­do”, “Gre­cia deja atrás la aus­te­ri­dad”- se corres­pon­den con un subidón de adre­na­li­na que muy poco va a tener que ver con el futu­ro de su Gobierno. La aus­te­ri­dad con­ti­nua­rá en Gre­cia, segu­ra­men­te atem­pe­ra­da por algu­nas medi­das leni­ti­vas (13ª paga a los pen­sio­nis­tas con jubi­la­cio­nes más bajas, aumen­to del sub­si­dio de des­em­pleo a 460 euros y res­tau­ra­ción de los con­ve­nios colec­ti­vos) que nada cam­bia­rán en lo sus­tan­cial, por mucho que algu­nos “izquier­dis­tas” se empe­ñen en hacer­nos creer otra cosa. Los lími­tes de la acción polí­ti­ca que el señor Tsi­pras ha anun­cia­do no van a pasar por una qui­ta de la deu­da, ni por un impa­go de la mis­ma has­ta que Gre­cia sal­ga de cri­sis, como afir­ma el diri­gen­te de Syri­za, sino posi­ble­men­te por medi­das que el BCE y el FMI ya están dis­pues­tas a con­ce­der, aún­que no lo admi­tan públi­ca­men­te, como el alar­ga­mien­to de los pla­zos de devo­lu­ción y una reduc­ción de los intere­ses. En medio mucho tea­tro de “duras nego­cia­cio­nes”.

Visión de la cam­pa­ña y de la noche elec­to­ral grie­ga des­de Espa­ña
Según se acer­ca­ba la fecha de las elec­cio­nes del 25 de Enero, una serie de men­sa­jes polí­ti­cos laten­tes y mani­fies­tos reco­gi­dos de aquí y de allá y de impre­sio­nes se iban con­for­man­do en mi men­te. Admi­to que son pro­vi­sio­na­les y que aún deben pasar por la cri­ba de una refle­xión mucho más pro­fun­da y medi­ta­da.
Syri­za y Pode­mos se pare­cen mucho más que esas supues­tas dife­ren­cias y simi­li­tu­des que algu­nos han divul­ga­do por ahí. Son orga­ni­za­cio­nes de las cla­ses medias, con líde­res prin­ci­pa­les que no están extraí­dos de las expe­rien­cias de lucha del movi­mien­to obre­ro, refor­mis­tas en sus plan­tea­mien­tos polí­ti­cos y con una pri­sa por la mode­ra­ción que se corres­pon­de con el deseo de ser acep­ta­dos por el capi­tal y los pode­res fác­ti­cos de sus paí­ses y de la UE. Y para ello les está vinien­do muy bien la incor­po­ra­ción a sus filas de miem­bros del PASOK y del PSOE. Los fac­to­res de ori­gen, ser un par­ti­do o una coa­li­ción, de decla­rar­se de “izquier­da radi­cal” (expre­sión tan del gus­to de una pseu­do­ra­di­ca­li­dad con que­ren­cias social­de­mó­cra­tas) o de extre­mo-cen­tro son pura­men­te secun­da­rias. El PASOK y el PSOE se decla­ran socia­lis­tas y ya ven uste​des​.La seño­ra Ana Pas­tor, en el pro­gra­ma “El Obje­ti­vo” de La Sex­ta, dedi­ca­do a cubrir los resul­ta­dos elec­to­ra­les grie­gos, ha dado un espec­tácu­lo lamen­ta­ble, afir­man­do varias veces el man­tra de la rup­tu­ra del bipar­ti­dis­mo en Gre­cia -¿con un 63% del voto con­cen­tra­do entre Syri­za y Nue­va Demo­cra­cia! y una ato­mi­za­ción del res­to de gru­pos polí­ti­cos-, cuya inten­ción se enten­día mucho mejor en los cons­tan­tes para­le­lis­mos entre Syri­za y Pode­mos que lan­za­ba a cada entrevistado/​a.
Fue tan des­ca­ra­da su insis­ten­cia que, en un arran­que impre­me­di­ta­do de sin­ce­ri­dad, aca­bó por reco­no­cer que qui­zá lo que había cam­bia­do eran los pro­ta­go­nis­tas de ese bipar­ti­dis­mo, que es lo que en Espa­ña con tan­to esfuer­zo se afa­na en inten­tar la cade­na en la que tra­ba­ja. Por si cupie­ran dudas de lo que esta­mos hablan­do, el cie­rre del pro­gra­ma con el anun­cio cor­po­ra­ti­vo de La Sex­ta sobre la nue­va eta­pa de “Sal­va­dos” en la que el señor Évo­le, pre­gun­ta­do por el señor Gar­cía Ferre­ras, afir­ma que no entre­vis­ta­rá a Pode­mos mien­tras los seño­res Igle­sias y Erre­jón que apa­re­cen vien­do ese avan­ce comen­tan entre sí, “otro que tam­po­co cum­pli­rá su pro­gra­ma” (Igle­sias), “popu­lis­tas” (Erre­jón), aca­ban por disol­ver­las. La posi­ti­va recep­ción que orga­ni­za­cio­nes como Syri­za o Pode­mos tie­nen entre una par­te de los medios de comu­ni­ca­ción del capi­tal tie­ne una inter­pre­ta­ción que has­ta aho­ra no ha sido tra­ta­da por mi par­te. Hay un sec­tor del capi­ta­lis­mo, el liga­do direc­ta­men­te a la prdo­cu­ción de bie­nes y ser­vi­cios de con­su­mo, que no se bene­fi­cia de la cri­sis eco­nó­mi­ca del modo en el que lo hace el capi­tal finan­cie­ro. Nece­si­ta de medi­das mini­key­ne­sia­nas que defien­den Krüg­man, Sti­glitz, Nava­rro, Torres o, el más de moda, Piketty para ince­ti­var un con­su­mo que ha caí­do bru­tal­men­te y que está recu­pe­rán­do­se muy débil­men­te y de for­ma incier­ta. Pero para lle­var a cabo esos pro­gra­mas mini­key­ne­sia­nos se requie­ren alia­dos polí­ti­cos que ayu­den a for­zar ese cam­bio de ges­tión eco­nó­mi­ca en la UE, que no es un cam­bio a favor de las con­di­cio­nes de vida de la cla­se tra­ba­ja­do­ra (los recor­tes socia­les con­ti­nua­rán, de momen­to a menor rit­mo por­que ya que­da poco que recor­tar, el poder eco­nó­mi­co segui­rá don­de debe, las con­di­cio­nes con­trac­tua­les y la pre­ca­rie­dad labo­ral no cam­bia­rán), sino de su capa­ci­dad de con­su­mo. Los sala­rios de los tra­ba­ja­do­res subirán algo más con este obje­ti­vo. y los Syri­za y los Pode­mos juga­rán ese papel por­que hay una serie de paí­ses euro­peos en los que los PPSS están ago­ta­dos para hacer­lo. En paí­ses como Ita­lia, con otro polí­ti­co moderno, refor­mis­ta, dere­chi­za­do y joven como Mat­teo Ren­zi (los nue­vos líde­res son fabri­ca­dos en serie por el cir­co mediá­ti­co del capi­tal), no sur­gi­rán como por encan­ta­mien­to otros tipos de ofer­ta polí­ti­ca, fue­ra del ya decli­nan­te cómi­co Gri­llo, mien­tras no se ago­te su capa­ci­dad de pres­ti­di­gi­ta­ción, algo que pare­ce estar comen­zan­do a ocu​rrir​.La Bol­sa de Ate­nas cerró el pasa­do vier­nes 23 de Enero, día en que aca­bó la cam­pa­ña elec­to­ral, cuan­do los son­deos seña­la­ban indis­cu­ti­ble­men­te el éxi­to de Syri­za sobre Nue­va Demo­cra­cia, con una subida de un 6,14%. Ilus­tra­ti­vo. El KKE es ele­men­to que crea mala con­cien­cia a la direc­ción de IU y del pro­pio PCE. Su refe­ren­cia es Syri­za y las feli­ci­ta­cio­nes al KKE son el brin­dis obli­ga­do por­que una par­te de su mili­tan­cia se iden­ti­fi­ca con él. Los dis­cur­sos expre­sa­dos en las redes socia­les o tex­tos más amplios de una par­te de la mili­tan­cia del PCE e IU en plan “cora­zón par­tío” o que alu­dían a la nece­si­dad de pac­to post­elec­to­ral entre Syri­za y KKE, pro­gra­má­ti­ca­men­te agua y acei­te, han sido un lamen­ta­ble ejem­plo de equi­li­bris­mo polí­ti­co. Hay una que­ren­cia de afir­mar­se comu­nis­ta o socia­lis­ta sin salir del posi­bi­lis­mo opor­tu­nis­ta de un refor­mis­mo de cor­tos vue­los. La mayo­ría que se ha expre­sa­do públi­ca­men­te en la red (sal­vo algu­na “encues­ta” par­ti­cu­lar sin valor esta­dís­ti­co alguno) ni siquie­ra ha teni­do el pru­ri­to, en su acep­ción médi­ca, de sen­tir­se divi­di­do. Optó por Syri­za des­de la posi­ción de voto útil (cómi­co en una opción cla­ra­men­te mino­ri­ta­ria en lo elec­to­ral). El lla­ma­za­ris­mo ha pene­tra­do has­ta los tué­ta­nos a ambas orga­ni­za­cio­nes, aun­que la cosa vie­ne de mucho más lejos, en el caso del PCE, que su lega­li­za­ción polí­ti­ca. El deseo de no per­der una eti­que­ta que ya hace tiem­po han per­di­do, el de “la Syri­za espa­ño­la”, ha pro­vo­ca­do un ata­que de cuer­nos entre direc­ción y mili­tan­cia (sal­vo en seño­res como el ungi­do, y pre­con­fir­ma­do inclu­so sin pri­ma­rias, Alber­to Gar­zón, que ya están cla­ra­men­te en otro pro­yec­to) que insis­tían ante el hecho de la homo­lo­ga­ción pre­fe­ren­te con Syri­za, cuan­do Tsi­pras ya había con­fir­ma­do sus pre­fe­re­cias reales, al cerrar el mitín de cam­pa­ña (el prin­ci­pal) con el señor Igle­sias. Su crí­ti­ca hacia el hecho de que quie­nes dicen que no son de “izquier­das ni de dere­chas” -Pode­mos, el extre­mo-cen­tro- allí apo­yan a una coa­li­ción que se lla­ma de izquier­da radi­cal (sig­ni­fi­ca­do de Syri­za en grie­go) tie­ne el “peque­ño” pun­to débil de no pre­gun­tar­se por­qué se abra­zó Tsi­pras a alguien como Igle­sias en el mitin de cie­rre de cam­pa­ña. No les ven­dría mal repa­sar algu­nas entre­vis­tas en las que cier­tos dipu­tados de Syri­za mos­tra­ban su mayor afi­ni­dad con Pode­mos que con IU. Y si aún no les que­da cla­ra la cosa, esta noche sonó en grie­go en las tele­vi­sio­nes el “Si se pue­de” oba­ma­niano del que se ha aca­ba­do apro­pian­do la orga­ni­za­ción del círcu­lo. En cuan­to a las hoces y mar­ti­llos que algu­nos vie­ron en tv eran las de Rifon­da­zio­ne Comu­nis­ta, el par­ti­do que gober­nó con el ultra­tra­rre­for­mis­ta demo­cris­tiano Romano Pro­di. Algu­nas hipó­te­sis para fina­li­zar
Hace algu­nos años avan­cé la hipó­te­sis de que la dere­chi­za­ción social y la que el PSOE había intro­du­ci­do en su segun­do gobierno en Espa­ña había pro­vo­ca­do el efec­to domi­nó de que bue­na par­te de las orga­ni­za­cio­nes a su izquier­da sufrie­ran el mis­mo efec­to de giro a la dere­cha.

Hoy ese efec­to invo­lu­ti­vo en lo polí­ti­co está sien­do refor­za­do por el dis­cur­so transideo­ló­gi­co y trans­ver­sal de Pode­mos, como en su día lo hizo el 15M con su ciu­da­da­nis­mo, inter­cla­sis­mo y la nega­ción del rela­to his­tó­ri­co de lo que sig­ni­fi­ca ser izquier­da.

Pero sería injus­to si no exten­die­ra esa reali­dad a ante­ce­den­tes pre­vios más allá de Espa­ña.
La social­de­mo­cra­cia euro­pea, que en los años 90 se hizo social-libe­ral, tras el paso del capi­ta­lis­mo occi­den­tal por las manos ultra­li­be­ra­les de That­cher y Reagan, abo­nó el cam­po pre­via­men­te para que esa regre­sión ideo­ló­gi­ca fue­ra posi­ble. Su ges­tión de la cri­sis capi­ta­lis­ta actual ha hecho que bue­na par­te de los PPSS euro­peos estén en fran­ca deca­den­cia, cuan­do no en ries­go de extin­ción (Gre­cia).

Des­de el euro­co­mu­nis­mo del pasa­do siglo, inten­tan­do com­pe­tir elec­to­ral­men­te, en una suer­te de “cre­ti­nis­mo par­la­men­ta­rio”, como lo defi­nió Marx en una car­ta a F. A. Sor­ge, expre­sión que lue­go reco­gió Ulia­nov, con los PPSS, esa dere­chi­za­ción reci­bió tam­bién su cuo­ta de san­ti­fi­ca­ción.

Hoy que los par­ti­dos social­de­mó­cra­tas son ya social-libe­ra­les, los PPCC de casi toda Euro­pa, tran­si­tan­do des­de el euro­co­mu­nis­mo o des­de otras varia­bles opor­tu­nis­tas, inten­tan lle­nar el hue­co deja­do por dicha social­de­mo­cra­cia.

Y cuan­do no son capa­ces de cubrir ese espa­cio elec­to­ral (PCE/​IU/​Partido Comu­nis­ta Fran­cés,..) o se nie­gan a jugar ese papel cola­bo­ra­dor con sus bur­gue­sías nacio­na­les o con el capi­ta­lis­mo inter­na­cio­nal (KKE) sur­gen par­ti­dos “ex novo” en los que se inte­gran muy gus­to­sa­men­te cier­tas corrien­tes de la lla­ma­da en el pasa­do extre­ma izquier­da y hoy, esti­lo moder­nis­ta de la “New Left”, izquier­da radi­cal (trots­kis­tas, maois­tas, anti­glo­ba­li­za­ción, eco­lo­gis­tas,…). Es el caso de Syri­za, Blo­co de Esquer­da y de Pode­mos y de las fran­qui­cias que irán apa­re­cien­do en Euro­pa y que no son otra cosa que los social­de­mó­cra­tas de ayer reves­ti­dos de izquier­dis­tas o de cool “ni de izquier­das ni de dere­chas”. Dicho de otro modo: vino vie­jo y pica­do en odres nue­vos. Has­ta las refe­ren­cias a la pala­bra mági­ca, y neu­tra en con­te­ni­dos y alcan­ce, "cam­bio" que vie­nen hacien­do Syri­za y Pode­mos des­de hace algún tiem­po nos remi­te al PSOE del 82 y a los PPSS de la épo­ca y pos­te­rio­res.

¿Sig­ni­fi­ca esto que aun­que exis­ta ese pac­to táci­to Syri­za-poder del capi­tal éste va a renun­ciar a sus pre­sio­nes sobre el nue­vo gobierno? No. Éstas se hacen por sis­te­ma, inclu­so cuan­do se tra­ta de gobier­nos decla­ra­da­men­te de dere­chas y capi­ta­lis­tas. Es su modo de ase­gu­rar­se de que se toma­rán las medi­das más acor­des a sus intere­ses y de que no exis­ti­rán velei­da­des pro­gre­sis­tas que les supon­gan cos­te eco­nó­mi­co o pér­di­da en la corre­la­ción de fuer­zas de la lucha de cla­ses algu­nos.

Los pri­me­ros 100 días de gobierno, deci­si­vos para lan­zar las leyes más “rompe­doras” de un gobierno, dado que des­pués la pre­sión de capi­tal y pode­res fác­ti­cos se incre­men­ta­rá dura­men­te, dirán si ten­go que envai­nar­me todo lo has­ta aquí expues­to. No ten­dré mayor pro­ble­ma en hacer­lo, si así fue­ra, por­que la cegue­ra no cons­tru­ye revo­lu­cio­na­rios. Espe­ro que la amne­sia no enmu­dez­ca la capa­ci­dad auto­crí­ti­ca de mis detrac­to­res de hoy.

Hace unos minu­tos he sabi­do que Syri­za ha alcan­za­do un acuer­do de gober­na­bi­li­dad con ANEL (dere­cha inde­pen­dien­te nacio­na­lis­ta grie­ga y anti­in­mi­gran­te). Dis­frú­ten­lo los par­ti­dos Syri­zos espa­ño­les que se aver­güen­zan del KKE.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: