Elecciones en Grecia: el pueblo contra la troika

[Tra­du­ci­do por La Hai­ne]

Nota de los Edi­to­res

Los resul­ta­dos ya cono­ci­dos de las elec­cio­nes en Gre­cia apun­tan a una expre­si­va vic­to­ria de Syri­za. La vota­ción alcan­za­da por este par­ti­do y el hecho de que la ley elec­to­ral grie­ga favo­re­ce a la fuer­za más vota­da con un bónus de 50 dipu­tados, abre la pers­pec­ti­va de una sig­ni­fi­ca­ti­va mayo­ria par­la­men­ta­ria.

Este resul­ta­do, con­ju­ga­do con la derro­ta de Nue­va Demo­cra­cia y el hun­di­mien­to del PASOK, tie­ne el inequí­vo­co sen­ti­do del recha­zo de las polí­ti­cas de aus­te­ri­dad y anti­po­pu­la­res impues­tas por la troi­ka FMI/​BCE/​UE y por el gran capi­tal grie­go, que empu­ja­ron a Gre­cia a la gra­ve cri­sis eco­nó­mi­ca y social en que se encuen­tra. Cri­sis que es tam­bién demo­crá­ti­ca, como ilus­tran tan­to la vota­ción alcan­za­da por los fas­cis­tas de la “Auro­ra Dora­da” como la abier­ta inje­ren­cia extran­je­ra en el pro­ces­so elec­to­ral.

El recha­zo de las polí­ti­cas que gene­ra­ron enor­me des­em­pleo, empo­bre­ci­mien­to, des­truc­ción de dere­chos, bru­tal aumen­to de la explo­ta­ción, retro­ce­so eco­nó­mi­co y social, es cla­ro. Fal­ta saber si un futu­ro gobierno con Syri­za como base esta­rá en con­di­cio­nes de dar expre­sión polí­ti­ca a la alter­na­ti­va así exi­gi­da y de resis­tir las pre­sio­nes que la UE cier­ta­men­te va a pro­se­guir e inten­si­fi­car en el sen­ti­do de que, con reto­ques o sin ellos, no haya efec­ti­va rup­tu­ra con las polí­ti­cas has­ta aho­ra impues­tas.

A pesar de que los medios domi­nan­tes han macha­ca­do con esa pala­bra, Syri­za no es una for­ma­ción “radi­cal”. Aun­que más no sea por el sim­ple hecho de no pre­ten­der alcan­zar la ver­da­de­ra raiz de los pro­ble­mas con que su país y la UE se con­fron­tan. Pro­ble­mas que en su esen­cia no son solo los de la aus­te­ri­dad, si no los de una UE cons­trui­da y diri­gi­da de acuer­do con los intere­ses del gran capi­tal mono­po­lis­ta en el mar­co de una cri­sis gene­ral del sis­te­ma capi­ta­lis­ta.

El pue­blo grie­go recha­zó y con­de­nó la polí­ti­ca que le vie­ne sien­do impues­ta. Está en sus manos la tarea de tor­nar tal recha­zo en alter­na­ti­va real. El voto – se se usa bien – es ape­nas una par­te de ese duro y pro­lon­ga­do com­ba­te.

www. odia​rio​.info

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: