Podemos se suma a la campaña de acoso y derribo contra Venezuela

Lamen­ta­ble­men­te las pala­bras de Tania Gon­zá­lez en rue­da de pren­sa afir­man­do que no le gus­ta­ba la deten­ción de Anto­nio Ledez­ma, alcal­de Metro­po­li­tano de Cara­cas, pues­to en pri­sión bajo acu­sa­cio­nes de ser par­tí­ci­pe de un inten­to de gol­pe de esta­do con­tra el legí­ti­mo y demo­crá­ti­co gobierno de Vene­zue­la, no eran una opi­nión per­so­nal.

El Sec­te­ra­rio Gene­ral de PODEMOS, Pablo Igle­sias, en una entre­vis­ta en el tele­dia­rio de la noche de Tele­cin­co, ha sido toda­vía más duro al res­pec­to: “Seré muy cla­ro en esto, no me gus­ta que se deten­ga un alcal­de. Otra cosa será si lue­go se demues­tra que ha come­ti­do algún deli­to. Pero no me gus­ta que se deten­ga así a un alcal­de”.

PODEMOS se suma así a la cam­pa­ña inter­na­cio­nal de con­de­na a la deten­ción del alcal­de gol­pis­ta Vene­zo­lano, per­so­na­je sinies­tro que car­ga a sus espal­das con un his­to­rial repre­si­vo y gol­pis­ta des­de los años 80 pro­pio de lo más sucio de la extre­ma dere­cha lati­noa­me­ri­ca­na, fir­man­te aho­ra de un docu­men­to para tra­zar un plan de “tran­si­ción” en Vene­zue­la que debía ser apli­ca­do des­pués de que se eje­cu­ta­ran una serie de manio­bras mili­ta­res con­tra el Pre­si­den­te de la Repú­bli­ca y diver­sas ins­ti­tu­cio­nes del esta­do boli­va­riano.

Ade­más, el líder de PODEMOS se ha mos­tra­do favo­ra­ble a la pre­sen­cia de las empre­sas mul­ti­na­cio­nes espa­ño­las en Vene­zue­la y ha pedi­do tan­to al gobierno vene­zo­lano como al gobierno espa­ñol que “reba­jen la ten­sión”, equi­pa­ran­do así la actua­ción de inje­ren­cia del gobierno espa­ñol sobre la polí­ti­ca inter­na de Vene­zue­la (que lle­gó a apo­yar un inten­to de gol­pe de esta­do en 2002 y ha esta­do sis­te­má­ti­ca­men­te al lado de los pla­nes gol­pis­tas de la opo­si­ción), con la res­pues­ta del gobierno de Vene­zue­la en res­pues­ta a tales inje­ren­cias, así como a la cam­pa­ña mediá­ti­ca de apo­yo al gol­pis­mo y cri­mi­na­li­za­ción del gobierno legí­ti­mo vene­zo­lano. Una acti­tud impro­pia de alguien que se con­si­de­re a sí mis­mo como demo­cra­ta y defen­sor de la demo­cra­cia.

Pablos Igle­sias arras­tra de esta mane­ra a PODEMOS hacia el camino de la inde­cen­cia polí­ti­ca. Han deci­do cam­biar la decen­cia por los votos, en bus­ca, segu­ra­men­te, del voto “cen­tris­ta”, pero con ello han trai­cio­na­do todo lo que has­ta aho­ra había sido san­to y seña de la for­ma­ción: la defen­sa de una demo­cra­cia real y de los intere­ses de los de “aba­jo”. Terri­ble decep­ción para muchos que has­ta aho­ra habían creí­do en la dig­ni­dad polí­ti­ca de este par­ti­do y sus diri­gen­tes.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: