Estados Unidos acelera el golpe en Venezuela- Angel Guerra

El plan gol­pis­ta deno­mi­na­do Ope­ra­ción Jeri­có fue abor­ta­do por los órga­nos de segu­ri­dad boli­va­ria­nos los días 11 y 12 de febre­ro pasa­dos. Entre los obje­ti­vos con­tem­pla­dos por el plan esta­ba el ata­que o bom­bar­deo al Pala­cio de Mira­flo­res, el Minis­te­rio de Defen­sa y Tele­sur. Dicen que en la gue­rra la pri­me­ra víc­ti­ma es la ver­dad y ya Esta­dos Uni­dos ha teni­do que sufrir varias veces impor­tan­tes derro­tas mediá­ti­cas, como en el gol­pe con­tra el pre­si­den­te Hon­du­re­ño Manuel Zela­ya, gra­cias a las ver­da­des difun­di­das por Tele­sur des­de el terreno. Los prin­ci­pa­les impli­ca­dos en la cons­pi­ra­ción fue­ron dete­ni­dos, entre ellos mili­ta­res reti­ra­dos y en acti­vo. Sus decla­ra­cio­nes y la inves­ti­ga­ción de los hechos con­du­je­ron días des­pués al arres­to y encau­sa­mien­to de Manuel Ledez­ma, alcal­de metro­po­li­tano de Cara­cas.

Hace alre­de­dor de un año tam­bién fue dete­ni­do Leo­pol­do López, quien poco antes había lla­ma­do des­de Mia­mi a “ade­lan­tar la sali­da del gobierno… y que Nico­lás Madu­ro tie­ne que salir antes que tar­de de la Pre­si­den­cia de Venezuela…como vamos a espe­rar seis años más…no pode­mos asu­mir una acti­tud pro­pia de un sis­te­ma demo­crá­ti­co”. López es el res­pon­sa­ble del des­en­ca­de­na­mien­to en enero de 2015 de “La sali­da”, un plan des­es­ta­bi­li­za­dor que ini­ció con pro­tes­tas estu­dian­ti­les de uni­ver­si­da­des pri­va­das y rápi­da­men­te tomó un cariz de extre­ma vio­len­cia, que cos­tó la vida a 43 per­so­nas, entre ellas mili­tan­tes cha­vis­tas y miem­bros de los cuer­pos de segu­ri­dad. En las lla­ma­das guarimbas(barricadas don­de se uti­li­za­ba una vio­len­cia feroz con­tra sim­pa­ti­zan­tes cha­vis­tas, miem­bros de cuer­pos de segu­ri­dad o sim­ples tran­seún­tes) inter­vi­nie­ron acti­va­men­te mer­ce­na­rios, inclu­yen­do para­mi­li­ta­res colom­bia­nos, entre ellos fran­co­ti­ra­do­res que con sus dis­pa­ros oca­sio­na­ron varias muer­tes. En el caso de los gra­ves dis­tur­bios en la ciu­dad de San Cris­tó­bal fue fun­da­men­tal la actua­ción de los para­cos colom­bia­nos y de delin­cuen­tes paga­dos.

He vis­to en Cara­cas el indig­na­do recla­mo de miem­bros del Comi­té de Víc­ti­mas de las Gua­rim­bas por que se haga jus­ti­cia a los res­pon­sa­bles de esos actos de vio­len­cia.

Ledez­ma, es el pro­to­ti­po del polí­ti­co sin escrú­pu­los del vie­jo par­ti­do Acción Demo­crá­ti­ca. Como López, fue par­tí­ci­pe del derro­ta­do gol­pe de Esta­do con­tra el pre­si­den­te Hugo Chá­vez de 2002, pero ambos se bene­fi­cia­ron de la gene­ro­sa amnis­tía del coman­dan­te. De modo que sus acti­vi­da­des gol­pis­tas los con­vier­ten en rein­ci­den­tes.

Al igual que Ati­lio Borón, cabe pre­gun­tar­se si estos per­so­na­jes hubie­sen corri­do igual suer­te en Esta­dos Uni­dos de haber inten­ta­do allí el derro­ca­mien­to del gobierno(www​.cuba​de​ba​te​.cu/​o​p​i​n​i​o​n​/​2​0​1​5​/​0​2​/​2​2​/​c​o​n​s​p​i​r​a​r​-​e​n​-​e​s​t​a​d​o​s​-​u​n​i​dos).

En su Doc­tri­na de Segu­ri­dad Nacio­nal de febre­ro de este año dice el pre­si­den­te Oba­ma: “Noso­tros apo­ya­mos a ciu­da­da­nos cuyo pleno ejer­ci­cio de la demo­cra­cia está en peli­gro, como los vene­zo­la­nos”. He aquí la expli­ca­ción del extra­or­di­na­rio incre­men­to de las accio­nes gol­pis­tas con­tra la Vene­zue­la boli­va­ria­na, uno de los paí­ses más demo­crá­ti­cos del mun­do des­de la lle­ga­da de Hugo Chá­vez a la pre­si­den­cia.

El gol­pis­mo se inten­si­fi­có sobre todo a par­tir de la elec­ción del pre­si­den­te Madu­ro en abril de 2013. Washing­ton y las oli­gar­quías deci­die­ron a echar toda la car­ne al asa­dor para des­truir a la Revo­lu­ción Boli­va­ria­na, apro­ve­chan­do la muy sen­si­ble ausen­cia físi­ca de su líder his­tó­ri­co. Des­de ese momen­to la vio­len­cia bro­ta perió­di­ca­men­te con el telón de fon­do de una colo­sal cam­pa­ña mediá­ti­ca inter­na­cio­nal de des­cré­di­to con­tra el gobierno boli­va­riano, aún mayor que la lle­va­da a cabo des­de la pri­me­ra cam­pa­ña elec­to­ral de Chávez(1998) has­ta su dece­so. Sus pro­ta­go­nis­tas prin­ci­pa­les son los prin­ci­pa­les dia­rios y tele­vi­so­ras de Esta­dos Uni­dos y Euro­pa, El País de Madrid y sus homó­lo­gos de la Socie­dad Inter­ame­ri­ca­na de Pren­sa, CNN en espa­ñol, Tele­vi­sa y sus igua­les de la región,

¿Quién pagó y sigue pagan­do mer­ce­na­rios por rea­li­zar accio­nes vio­len­tas en Vene­zue­la?

La opo­si­ción vene­zo­la­na detes­ta la demo­cra­cia pero las ins­truc­cio­nes de Washing­ton la lle­van a tran­si­tar des­ca­ra­da­men­te de reite­ra­dos y –últi­ma­men­te- cons­tan­tes inten­tos de derro­car al gobierno boli­va­riano, al usu­fruc­to del “mejor sis­te­ma elec­to­ral del mun­do” según la defi­ni­ción del ex pre­si­den­te de Esta­dos Uni­dos James. Car­ter. La opo­si­ción gobier­na en unos cuan­tos esta­dos, en nume­ro­sos muni­ci­pios y tie­ne una impor­tan­te, aun­que mino­ri­ta­ria, repre­sen­ta­ción en la Asam­blea Nacio­nal.

Par­te impor­tan­te de las accio­nes gol­pis­tas ha sido el des­abas­te­ci­mien­to, pro­vo­ca­do por los gran­des empre­sa­rios que aca­pa­ran o con­tra­ban­dean hacia Colom­bia los pro­duc­tos sub­si­dia­dos de la canas­ta bási­ca que com­pran con dóla­res ven­di­dos a pre­cio pre­fe­ren­cial por el gobierno vene­zo­lano.

En la pla­ni­fi­ca­ción del gol­pis­mo con­tra Vene­zue­la par­ti­ci­pa acti­va­men­te Esta­dos Uni­dos y sus emba­ja­das en Cara­cas y Bogo­tá. El gobierno boli­va­riano pre­sen­tó un inter­cam­bio de correos elec­tró­ni­co entre el emba­ja­dor yan­qui en Colom­bia y la líder opo­si­to­ra María Cori­na Macha­do en que se evi­den­cia un impor­tan­te finan­cia­mien­to envia­do por aquel a esta para rom­per los “ani­llos de segu­ri­dad”, pre­sun­ta­men­te del pre­si­den­te Madu­ro y otros líde­res revo­lu­cio­na­rios.

Washing­ton uti­li­za tam­bién a fun­da­cio­nes como el Ins­ti­tu­to Nacio­nal Demó­cra­ta y el Ins­ti­tu­to Nacio­nal Repu­bli­cano o soli­ci­ta la cola­bo­ra­ción de per­so­na­jes de con­fian­za como los ex pre­si­den­tes Álva­ro Uri­be, Sebas­tián Piñe­ra, Andrés Pas­tra­na o Feli­pe Cal­de­rón para encu­brir su lide­raz­go gol­pis­ta. Ren­glón apar­te mere­cen los legis­la­do­res cuba­noes­ta­du­ni­den­ses Ilea­na Ross_​Lehtinen, Mario Díaz Balart, Mar­cos Rubio y Robert Menén­dez, todos dis­tin­gui­dos mili­tan­tes de la con­tra­rre­vo­lu­ción en Vene­zue­la.

El pro­pó­si­to de los pla­nes gol­pis­tas, si no tuvie­ran éxi­to a cor­to pla­zo, es crear una situa­ción de angus­tia y dis­gus­to en el pue­blo vene­zo­lano que pro­pi­cie la pér­di­da de la mayo­ría par­la­men­ta­ria por el cha­vis­mo en las elec­cio­nes de este año y así crear un cli­ma de anar­quía e ingo­ber­na­bi­li­dad al pre­si­den­te Madu­ro. Están jugan­do con fue­go y se les pue­den que­mar las manos.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: