Las negociaciones griegas y las “líneas rojas”- KKE

El nue­vo gobierno grie­go con­ti­núa las con­ver­sa­cio­nes con los acree­do­res extran­je­ros (Unión Euro­pea, Ban­co Cen­tral Euro­peo, Fon­do Mone­ta­rio Inter­na­cio­nal), la cono­ci­da Troi­ka, que aho­ra se lla­ma “las tres ins­ti­tu­cio­nes”. La impre­sión que dan los medios de comu­ni­ca­ción inter­na­cio­na­les, así como el pro­pio gobierno, es que este últi­mo pre­ten­de apli­car una for­ma dife­ren­te de ges­tio­nar la cri­sis en Gre­cia, mien­tras que al mis­mo tiem­po las “ins­ti­tu­cio­nes” están ejer­cien­do pre­sión sobre el gobierno grie­go. Este últi­mo está dan­do con­ti­nua­men­te pasos atrás y pre­ten­de hacer “manio­bras” por­que según lo que dijo el pri­mer minis­tro, A.Tsipras, “en la bata­lla en Euro­pa nos habían ten­di­do una tram­pa (…) para lle­var­nos a la asfi­xia finan­cie­ra y derri­bar el gobierno. Tenían todo pre­pa­ra­do para pro­vo­car nues­tro nau­fra­gio y tam­bién para pro­vo­car el nau­fra­gio del país (…)”.

Sin embar­go, al mis­mo tiem­po, el minis­tro de Finan­zas, Y.Varoufakis, acla­ró que las manio­bras y los reti­ros del gobierno grie­go tie­nen algu­nas “líneas rojas”, que el gobierno grie­go no tie­ne la inten­ción de cru­zar. Sería intere­san­te exa­mi­nar cuá­les son:

Según lo que dijo el minis­tro, las “líneas rojas” tie­nen que ver con la solu­ción de “tres ecua­cio­nes con tres incóg­ni­tas”. Según expli­có:

– Hay que ase­gu­rar un supe­rá­vit pri­ma­rio sin “des­truir la eco­no­mía del sec­tor pri­va­do”,

– en rela­ción con la estruc­tu­ra de la deu­da (qué se debe pagar, a quién y cuán­do),

– así como en rela­ción con el obje­ti­vo de que haya más inver­sio­nes que aho­rros (es decir que el capi­tal no debe ser estan­ca­do, sino inver­ti­do).

Todo lo ante­rior demues­tra que la úni­ca “línea roja” del gobierno de coa­li­ción SYRIZA-ANEL no es más que el apo­yo de la recu­pe­ra­ción capi­ta­lis­ta. Por que los tres incóg­ni­tos en las ecua­cio­nes tie­nen un con­te­ni­do:

En la ecua­ción res­pec­to las inver­sio­nes nos dice que sin la crea­ción de un ambien­te para inver­sio­nes no habrá nin­gu­na mejo­ra. Ade­más, que no habrá inver­sio­nes si no hay un terreno ade­cua­do para los capi­ta­lis­tas, es decir, si no está dis­po­ni­ble dine­ro esta­tal, si no hay exen­ción de impues­tos, si no se crea un ambien­te de inver­sio­nes que exi­ja cola­bo­ra­cio­nes publi­co-pri­va­das más “bene­fi­cio­sas”, si no se abor­dan los asun­tos rela­cio­na­dos con la reduc­ción del lla­ma­do “cos­te labo­ral no sala­rial” etc.

En la ecua­ción res­pec­to el supe­rá­vit, el incóg­ni­to sig­ni­fi­ca entre otras cosas, la pro­mo­ción (por el gobierno SYRIZA-ANEL) de medi­das des­cri­tas en los memo­ran­dos fir­ma­dos por el gobierno ante­rior de “dere­chas”, y tie­nen que ver con recor­tes en las con­tra­ta­cio­nes en los muni­ci­pios, recor­te de fon­dos anua­les tota­les para los hos­pi­ta­les, el com­pro­mi­so asu­mi­do en el mar­co del acuer­do con las “ins­ti­tu­cio­nes” de hacer nue­vos recor­tes en los gas­tos públi­cos para la edu­ca­ción, la salud, la defen­sa, los muni­ci­pios, las pres­ta­cio­nes socia­les, el trans­por­te etc.

En la ecua­ción res­pec­to la deu­da, el gobierno pide al pue­blo a meter la mano en el bol­si­llo y pagar por una deu­da de la que no es res­pon­sa­ble.

Al mis­mo tiem­po, el gobierno pre­sen­ta como “patrio­tis­mo” su for­ta­le­ci­mien­to para pro­mo­ver los ejes que no men­cio­nan las gran­des pér­di­das que han sufri­do las capas popu­la­res en el perío­do de la cri­sis y pro­me­ten pocas miga­jas de ali­vio para la pobre­za extre­ma, como que­dó demos­tra­do en el pro­yec­to de ley recien­te­men­te pre­sen­ta­do por el gobierno.

El pro­gra­ma guber­na­men­tal no dice una sola pala­bra sobre el sala­rio medio que ha dis­mi­nui­do en un 25% en los últi­mos años, sobre los enor­mes aumen­tos en los impues­tos, direc­tos e indi­rec­tos, que ya están pagan­do los tra­ba­ja­do­res, sobre los gran­des recor­tes en los sala­rios y las pen­sio­nes, los aumen­tos en el cos­te de vida. El nivel de vida de las capas popu­la­res se ha redu­ci­do duran­te el perío­do de la cri­sis en casi un 50%.

Como­quie­ra que se desa­rro­lle la nego­cia­ción del gobierno SYRIZA-ANEL con los acree­do­res, el pro­gra­ma que imple­men­ta­rá el gobierno no dará lugar a la recu­pe­ra­ción de las enor­mes pér­di­das que han sufri­do las capas popu­la­res en los últi­mos años.

La nego­cia­ción del gobierno tie­ne que ver con los tér­mi­nos de la finan­cia­ción de la cla­se diri­gen­te nacio­nal. La reduc­ción del supe­rá­vit pri­ma­rio, que está en el cen­tro de los deba­tes, sig­ni­fi­ca nue­vos sub­si­dios para el capi­tal, que ten­drán un nom­bre que está de moda, “recons­truc­ción pro­duc­ti­va”.

En cam­bio, el gobierno ha decla­ra­do como “tarea patrió­ti­ca” el pago de los impues­tos, apli­ca­dos por los gobier­nos ante­rio­res a los tra­ba­ja­do­res y las demás capas popu­la­res. Por supues­to, los prin­ci­pa­les accio­nis­tas de los gru­pos mono­po­lis­tas, con 140 mil millo­nes de euros en el extran­je­ro, están una vez más fue­ra de la línea de fue­go. Los arma­do­res segui­rán pagan­do impues­tos míni­mos. De hecho, los gran­des indus­tria­les, en el nom­bre del “refuer­zo de la com­pe­ti­ti­vi­dad de la eco­no­mía nacio­nal”, espe­ran nue­vos sub­si­dios del gobierno SYRIZA-ANEL. Esto resul­ta a que el peso de la cri­sis capi­ta­lis­ta, del retorno de la eco­no­mía en el cre­ci­mien­to capi­ta­lis­ta, se car­ga de nue­vo sobre las capas popu­la­res.

El “patrio­tis­mo” del gobierno sig­ni­fi­ca una vez mas el for­ta­le­ci­mien­to de la cla­se domi­nan­te en la gue­rra con las demás. En esta “gue­rra” injus­ta el pobre pue­blo tan­to si está con los ven­ce­do­res como con los ven­ci­dos, segui­rá sufrien­do de la indi­gen­cia, el des­em­pleo, la pobre­za, la vio­la­ción de sus dere­chos socia­les.

Para el pue­blo tra­ba­ja­dor, la solu­ción no es un nue­vo acuer­do entre el gobierno y las “tres ins­ti­tu­cio­nes” que con­ti­nua­rá con la apli­ca­ción de las leyes anti­obre­ras y anti­po­pu­la­res, que ya se han apro­ba­do, y que serán com­ple­men­ta­das por nue­vas, en línea con los com­pro­mi­sos asu­mi­dos por el gobierno de coa­li­ción. La solu­ción no está en las nego­cia­cio­nes con los “socios” de la Unión Euro­pea y el FMI (véa­se EE.UU) que se lle­van a cabo supues­ta­men­te para poner “fin a la aus­te­ri­dad” mien­tras que en reali­dad se tra­ta de garan­ti­zar mayo­res már­ge­nes de finan­cia­ción esta­tal del capi­tal nacio­nal, de apo­yo esta­tal para la recu­pe­ra­ción capi­ta­lis­ta.

La solu­ción está en el for­ta­le­ci­mien­to de la lucha por la recu­pe­ra­ción de todo lo que han per­di­do los tra­ba­ja­do­res en los últi­mos años, por la satis­fac­ción de las nece­si­da­des con­tem­po­rá­neas del pue­blo. Esta es la “línea roja” para los tra­ba­ja­do­res que requie­re el con­flic­to y la rup­tu­ra con los “socios”, las unio­nes impe­ria­lis­tas, como es la Unión Euro­pea y la OTAN, así como con los que tie­nen en sus manos el ver­da­de­ro poder y los medios de pro­duc­ción, es decir, el capi­tal.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: