Movilizaciones del 9 de abril: qué proponen las FARC y el ELN

FARCELN

Como par­te de las con­sig­nas que se expre­sa­rán el jue­ves pró­xi­mo en todo el país se encuen­tra el apo­yo al pro­ce­so de diá­lo­go entre el Gobierno y las Fuer­zas Arma­das Revo­lu­cio­na­rias de Colom­bia (FARC); y el esta­ble­ci­mien­to for­mal de una mesa de nego­cia­ción con el Ejér­ci­to de Libe­ra­ción Nacio­nal (ELN). Ambas orga­ni­za­cio­nes rea­li­za­ron pro­nun­cia­mien­tos acer­ca de lo que espe­ran de esa jor­na­da.
FARC: “El más amplio fren­te de uni­dad polí­ti­ca”
En una colum­na titu­la­da ¡Dejen hacer la paz!, Car­los Anto­nio Loza­da, inte­gran­te del Secre­ta­ria­do (órgano máxi­mo de direc­ción de las FARC) y miem­bro de la comi­sión nego­cia­do­ra de esta gue­rri­lla en La Haba­na, ase­gu­ró que no son casua­les los recien­tes ata­ques direc­tos de los par­la­men­ta­rios del Cen­tro Demo­crá­ti­co, el Pro­cu­ra­dor Gene­ral Ale­jan­do Ordo­ñez y los voce­ros de la Aso­cia­ción de Ofi­cia­les Reti­ra­dos de las Fuer­zas Mili­ta­res -Aco­re- en los que se cali­fi­ca el pro­ce­so como una “clau­di­ca­ción fren­te al terro­ris­mo”. “En la medi­da que avan­zan los diá­lo­gos de paz, arre­cian los ata­ques de sus enemi­gos”, afir­mó.
“Para nadie es un secre­to que la agen­da acor­da­da en La Haba­na bus­ca desatar nudos que man­tie­nen a Colom­bia ama­rra­da al aca­pa­ra­mien­to de la tie­rra y la mar­gi­na­li­dad del cam­po, al dis­tan­cia­mien­to abis­mal entre la vida urba­na y rural; al clien­te­lis­mo polí­ti­co y la corrup­ción, a la hege­mo­nía polí­ti­co e ideo­ló­gi­ca de una mino­ría auto­ri­ta­ria, liga­da por sus intere­ses al gran capi­tal trans­na­cio­nal”, sen­ten­ció en el líder gue­rri­lle­ro.
Final­men­te se refi­rió a la nece­sa­ria par­ti­ci­pa­ción del con­jun­to de la socie­dad colom­bia­na en las mar­chas en apo­yo al pro­ce­so y en gene­ral como con­di­ción para el éxi­to de las nego­cia­cio­nes: “la cul­mi­na­ción de los diá­lo­gos de paz no es solo com­pe­ten­cia del Gobierno y las FARC. Es una tarea his­tó­ri­ca de toda Colom­bia”.
Anun­ció que si bien son alen­ta­do­ras las movi­li­za­cio­nes que se anun­cian en res­pal­do al pro­ce­so, no son sufi­cien­tes. “La paz tene­mos que con­quis­tar­la y ese obje­ti­vo requie­re la con­for­ma­ción del más amplio fren­te de uni­dad polí­ti­ca”, agre­gó Loza­da.
ELN: “El pro­ce­so de paz debe estar lide­ra­do por la socie­dad”
Por su par­te, el ELN ase­gu­ró a tra­vés de un comu­ni­ca­do que la paz nece­sa­ria para el pue­blo colom­biano es “una paz como úni­ca sali­da de futu­ro que sig­ni­fi­ca jus­ti­cia y equi­dad social, demo­cra­cia y sobe­ra­nía”.
En el tex­to, edi­to­rial de la revis­ta Insu­rrec­ción que publi­can en la web, esta gue­rri­lla afir­ma que tras medio siglo del ase­si­na­to del líder popu­lar Jor­ge Elie­cer Gai­tán, “la oli­gar­quía colom­bia­na, que hoy sigue en el poder, con­ti­núa impi­dien­do el des­tino de los pue­blos a ser libres”.
Ase­gu­ran que tras la muer­te de Gai­tán “los revo­lu­cio­na­rios demó­cra­tas y lucha­do­res popu­la­res encon­tra­ron cerra­dos los cami­nos de la demo­cra­cia”. Con esta afir­ma­ción resal­tan las raí­ces polí­ti­cas que die­ron lugar a la fase actual del con­flic­to arma­do del país.
El ELN reafir­mó que la paz es urgen­te para Colom­bia pero que no com­par­te el mode­lo de paz de la cla­se domi­nan­te: “el pro­ce­so de paz debe estar lide­ra­do por la socie­dad, prio­ri­zan­do a los mar­gi­na­dos de siem­pre que son las mayo­rías, sólo de esta mane­ra la paz ten­drá futu­ro”.
Sobre la movi­li­za­ción del 9 de abril, ase­gu­ra­ron que la Colom­bia humil­de, la que quie­re la paz, sal­drá a las calles reivin­di­can­do la memo­ria de Gai­tán. Según la orga­ni­za­ción insur­gen­te, el pue­blo se mani­fes­ta­rá para decir­le al pre­si­den­te San­tos lo que el líder popu­lar dijo a Mariano Ospi­na Pérez: “pedi­mos hechos de paz y civi­li­za­ción”.
Con­ver­gen­cia por la Paz
Las dife­ren­tes orga­ni­za­cio­nes socia­les y polí­ti­cas que con­vo­can a movi­li­zar este jue­ves inte­gran la lla­ma­da Con­ver­gen­cia por la Paz. La fecha con­me­mo­ra el Día Nacio­nal de la Memo­ria y Soli­da­ri­dad con las Víc­ti­mas. En dicha con­ver­gen­cia con­flu­yen prác­ti­ca­men­te la tota­li­dad de expre­sio­nes popu­la­res del país, si se tie­ne en cuen­ta a los sec­to­res cam­pe­si­nos, urba­nos y popu­la­res que inte­gran la Cum­bre Agra­ria, los refe­ren­tes polí­ti­cos que alien­tan el Fren­te Amplio y los inte­lec­tua­les y sec­to­res ecle­sia­les que dina­mi­zan el Cla­mor Social por la paz

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: