Palestina; pueblo que resiste día a día a la ocupación y el crimen

La política sionista en su diaria y crónica conducta criminal contra los palestinos, persigue que tal conducta sea vista como parte de un proceso de ocupación.

Una política de segregación, llevada a cabo desde el mismo momento, que la entidad sionista nace artificiosamente el año 1948, con la complicidad de las superpotencias surgidas tras el fin de la Segunda Guerra Mundial y que confía en que el paso de los años, unido al silencio, la ceguera y la mudez de gobiernos, organismos internacionales y la alianza entre el imperialismo y el sionismo invisibilicen cualquier intento de oponerse al colonialismo, racismo y crímenes que lleva a cabo el régimen sionista.

La expresión máxima del objetivo de exterminio del sionismo contra el pueblo palestino se vive con los habitantes de la Franja de Gaza. Una tierra sometida a un brutal y perverso programa de aniquilación, al estilo de los más sanguinarios regímenes totalitarios que ha tenido la humanidad. Un programa develado, no sólo a través de un plan miserable, denominado mediáticamente como el «Acuerdo del Siglo» formulado en las oficinas de Washington y Tel Aviv y que pretende, bajo mandato del lobby sionista y los sectores más reaccionarios de la sociedad estadounidense, dotar a Israel de un programa destinado a obstaculizar el objetivo de concretar un Estado Palestino, con plena autodeterminación.

La Franja de Gaza: 

El cam­po de con­cen­tra­ción más gran­de del mun­do» está some­ti­da a un blo­queo cri­mi­nal, des­de el año 2006 a la fecha. Un encla­ve que sufre perió­di­cas ope­ra­cio­nes mili­ta­res y una per­ma­nen­te polí­ti­ca de exter­mi­nio. Un terri­to­rio, que es esce­na­rio de una polí­ti­ca colo­nial, dis­cri­mi­na­to­ria y per­ver­sa, lle­va­da a cabo por el régi­men israe­lí, que no sólo ocu­pa la Pales­ti­na his­tó­ri­ca des­de el año 1948, sino que pre­ten­de usur­par todo el terri­to­rio pales­tino de la Ribe­ra occi­den­tal y al mis­mo tiem­po estran­gu­lar a esta Fran­ja de Gaza, que con sus dos millo­nes de habi­tan­tes en 360 kiló­me­tros cua­dra­dos, vive en con­di­cio­nes defi­ni­das, por la pro­pia Orga­ni­za­ción de las Nacio­nes Uni­das (ONU), como una tie­rra que está al «bor­de de un hun­di­mien­to total.

La Resistencia Como Arma Invencible

Con esta afir­ma­ción, dada a cono­cer por el Envia­do Espe­cial de la ONU ante Orien­te Medio, el diplo­má­ti­co búl­ga­ro Niko­lay Mla­de­nov, el orga­nis­mo inter­na­cio­nal da cuen­ta de la gra­ve cri­sis ali­men­ta­ria, sani­ta­ria y de infra­es­truc­tu­ras bási­cas que vive este encla­ve cos­te­ro, que cami­na «hacia el colap­so total de su eco­no­mía» y que des­de el 30 de mar­zo pasa­do, en el mar­co de las deno­mi­na­das Mar­chas por el Retorno, han sufri­do el ase­si­na­to de 144 de sus habi­tan­tes a manos de fran­co­ti­ra­do­res sio­nis­tas, que dis­pa­ran des­de la valla que sepa­ra la Pales­ti­na ocu­pa­da de la Fran­ja, bajo la excu­sa que las pie­dras, las come­tas y el humo que sale des­de neu­má­ti­cos encen­di­dos en terri­to­rio gaze­tí repre­sen­ta un peli­gro para su segu­ri­dad. Argu­men­tos tan pue­ri­les como irra­cio­na­les, con­si­de­ran­do la nula equi­dad de fuer­zas entre el pue­blo pales­tino y el Ejér­ci­to Inva­sor Sio­nis­ta.

Resul­ta evi­den­te, que la situa­ción deses­pe­ra­da que viven los casi dos millo­nes de pales­ti­nos en la Fran­ja de Gaza, gene­ra des­es­pe­ran­za y un sen­tir , que fren­te a un futu­ro poco pro­mi­so­rio, con una reali­dad bru­tal. Some­ti­dos al ase­dio, la muer­te y un blo­queo, que impi­de un míni­mo desa­rro­llo del pue­blo gaze­tí, ori­gi­na la cer­te­za que fren­te a esa reali­dad «no hay nada que per­der». Y esto ha sido reco­no­ci­do por ins­ti­tu­cio­nes depen­dien­tes de las Nacio­nes Uni­das, que están en el terreno, que cono­cen los pade­ci­mien­tos del pue­blo pales­tino y que ade­más están igual­men­te some­ti­das a las crí­ti­cas y los ata­ques del sio­nis­mo y el impe­ria­lis­mo, como es el caso de la Agen­cia de Nacio­nes Uni­das para los Refu­gia­dos en Orien­te Pró­xi­mo (UNRWA).

Efec­ti­va­men­te, la UNRWA, a tra­vés del ase­sor de pren­sa Adnan Abu Has­na seña­ló que «Para Gaza no hay futu­ro, es una gran cár­cel, don­de no hay sue­ños, no hay esta­bi­li­dad. Dos millo­nes de per­so­nas, un 50 % de des­em­pleo, el sec­tor pri­va­do no fun­cio­na. Los daños cau­sa­dos por la gue­rra de agre­sión israe­lí del año 2014 aún no han sido supe­ra­dos. Aquí el gran pro­ble­ma es que la gen­te no tie­ne nada que per­der». Afir­ma­ción que ade­más enca­mi­na los temo­res ante una posi­ble esca­la­da mili­tar israe­lí en las pró­xi­mas sema­nas y que se vis­lum­bra a tra­vés de ejer­ci­cios mili­ta­res lle­va­dos a cabo por el Ejér­ci­to Inva­sor Sio­nis­ta.

Según infor­ma­cio­nes entre­ga­das por medios de pren­sa israe­líes –el dia­rio The Times Of Israel y la agen­cia Walla– par­te de esos ejer­ci­cios estu­vie­ron cen­tra­dos en simu­lar la irrup­ción en loca­li­da­des de la Fran­ja de Gaza. En espe­cí­fi­co a tra­vés de la 162 Divi­sión Blin­da­da israe­lí. Divi­sión que tiene,como últi­mo ante­ce­den­te béli­co, la derro­ta sufri­da a manos de Hez­bo­llá en la inva­sión a El Líbano en la Gue­rra de los 33 días del año 2006. Ello expli­ca el que las fuer­zas mili­ta­res de ocu­pa­ción simu­len ejer­ci­cios con­tra un rival, que bien sabe el alto man­do sio­nis­ta, ha estu­dia­do la estra­te­gia que per­mi­tió a Hez­bo­llá derro­tar a los tan­ques Mer­ka­va que eran uti­li­za­dos por Israel como mues­tra de su apa­ren­te supe­rio­ri­dad tec­no­ló­gi­ca y mili­tar. Orgu­llo mili­tar que ter­mi­nó con­ver­ti­do en cha­tarrra inser­vi­ble en tie­rras del sur del Líbano. Bien sabe el régi­men israe­lí, que des­pués del 2006 nada es igual. Como se afir­ma con orgu­llo en las fuer­zas anti­sio­nis­tas «la his­to­ria se escri­be sobre las rocas sobre las cua­les vues­tra ola se estre­lló»

La men­cio­na­da opi­nión, res­pec­to a que el pue­blo pales­tino no tie­ne nada que per­der, da cuen­ta de una terri­ble pero evi­den­te reali­dad. ¿Per­der la vida fren­te al ejér­ci­to sio­nis­ta y los colo­nos ocu­pan­tes? Acon­te­ce dia­ria­men­te, en las for­mas más diver­sas y san­gui­na­rias lle­va­das a cabo por elna­cio­nal­sio­nis­mo, que da vía libre a este con­tu­ber­nio, para come­ter crí­me­nes de lesa huma­ni­dad. ¿Per­der sus tie­rras y cul­ti­vos? Cada día el pue­blo pales­tino sufre el expo­lio, la usur­pa­ción y des­truc­ción de sus tie­rras de labran­za y sus oli­vos cen­te­na­rios. Ade­más de la demo­li­ción de sus vivien­das

¿Per­der la rela­ción entre sus pue­blos y ciu­da­des? Cada día son cons­trui­dos más y más asen­ta­mien­tos a poblar con colo­nos extre­mis­tas y se eri­gen­ki­ló­me­tros de un muro que segre­ga y divi­de al pue­blo pales­tino a pesar de todas las reso­lu­cio­nes de la ONU en con­tra­rio. Cada día nue­vas carre­te­ras exclu­si­vas para uso de israe­líes atra­vie­san el terri­to­rio del West Bank. ¿Per­der el dere­cho a visi­tar sus cen­tros sagra­dos? Cada día las fuer­zas ocu­pan­tes ponen nue­vas tra­bas para que los pales­ti­nos visi­ten la Expla­na­da de las Mez­qui­tas en Al Quds –Noble San­tua­rio de Jeru­sa­lén– cono­ci­do en ára­be como al-Ḥaram al-Qud­sī al-Šarīf. Como tam­bién inva­dir con colo­nos terro­ris­ta­sAl-Haram Al-Ibrahi­mi (la Mez­qui­ta de Ibrahi­mi) en la ciu­dad de Al Jalil. Todo ello bajo la polí­ti­ca de judai­za­ción de Pales­ti­na.

Pero, a pesar de esa dolo­ro­sa reali­dad, exis­te algo que los fun­cio­na­rios de la ONU y los líde­res polí­ti­cos y mili­ta­res sio­nis­tas tie­nen muy pre­sen­te. Saben, que el pue­blo pales­tino, ya sea en la Ribe­ra Occi­den­tal o la Fran­ja de Gaza, en el com­ba­te dia­rio con­tra las fuer­zas inva­so­ras, poseen una joya inva­lua­ble. Un teso­ro que no van a per­der nun­ca y dan mues­tra de ello en for­ma vale­ro­sa: El Dere­cho a la Resis­ten­cia con­tra el sio­nis­mo. La Resis­ten­cia fren­te a mili­ta­res y colo­nos usur­pa­do­res. La fir­me­za, aguan­te y ente­re­za en la lucha con­tra quie­nes eje­cu­tan ope­ra­cio­nes de exterminio.Resistencia noble y admi­ra­ble, fren­te a una ideo­lo­gía cri­mi­nal. La resis­ten­cia es el mayor orgu­llo que nos mues­tra el pue­blo pales­tino y que en la Fran­ja de Gaza impli­ca, admi­rar el valor de este pue­blo y su resis­ten­cia, al cual es impo­si­ble doble­gar a pesar de crí­me­nes y blo­queos.

Una con­duc­ta gaze­tí que le gri­ta al mun­do que no hay liber­tad sin lucha, no exis­te dig­ni­dad sin el pleno retorno de los refu­gia­dos y una ple­na auto­de­ter­mi­na­ción. Idea com­par­ti­da por sus líde­res polí­ti­cos. El Movi­mien­to de Resis­ten­cia islá­mi­ca Pales­ti­na, Hamas, a tra­vés de su líder, Ismael Hani­ya, ha decla­ra­do que las pro­tes­ta­si­ni­cia­das el 30 de mar­zo y que mues­tran al mun­do la deter­mi­na­ción pales­ti­na de resis­tir a pesar de fran­co­ti­ra­do­res, dro­nes, tan­ques y el uso de diver­sas armas que lle­van la muer­te a la pobla­ción pales­ti­na, son pro­tes­tas que con­ti­nua­rán «has­ta que los refu­gia­dos pales­ti­nos ten­gan el dere­cho a regre­sar a sus hoga­res». Es cla­ro, en esta deci­sión, que el lla­ma­do «acuer­do del siglo- afir­ma Hani­ya – cuya meta es obli­gar a los pales­ti­nos a reco­no­cer el régi­men israe­lí y abro­gar sus dere­chos en los terri­to­rios ocu­pa­dos, nun­ca podrá eli­mi­nar este dere­cho».

Hoy, más que nun­ca, Pales­ti­na nece­si­ta la soli­da­ri­dad, el apo­yo efec­ti­vo y con­cre­to de los pue­blos del mun­do. Hoy, cuan­do el bino­mio cri­mi­nal com­pues­to por Washing­ton y el sio­nis­mo pre­ten­de impo­ner un «Acuer­do del Siglo» que exuda san­gre pales­ti­na. Hoy, que la Resis­ten­cia pales­ti­na mues­tra el camino de la dig­ni­dad como eje de la acción con­tra el régi­men nacio­nal­sio­nis­ta, se requie­re inten­si­fi­car los esfuer­zos de la socie­dad civil por apo­yar a pales­ti­na. La cam­pa­ña de Boi­cot, Des­in­ver­sión y San­cio­nes – BDS -debe­ser una línea cen­tral de lucha. El apo­yo que el Eje de la Resis­ten­cia debe dar a las fuer­zas pales­ti­nas, tal como lo ha dado al pue­blo sirio, es otra línea de acción nece­sa­ria y vital.

La lucha por la liber­tad de los pue­blos de Orien­te Medio, con­tra los gru­pos extre­mis­tas crea­dos por occi­den­te y el apo­yo sio­nis­ta y waha­bi­ta es par­te de la lucha final por la auto­de­ter­mi­na­ción del pue­blo pales­tino. El com­ba­te sos­te­ni­do por recu­pe­rar los terri­to­rios usur­pa­dos por el sio­nis­mo, sean en la Ribe­ra occi­den­tal, los Altos del Golán y el fin del blo­queo con­tra la Fran­ja de Gaza van en la mis­ma direc­ción.

No habrá paz en el Levan­te Medi­te­rrá­neo sin la derro­ta total del sio­nis­mo, sin que los polí­ti­cos y mili­ta­res de esa fal­sa «mayor demo­cra­cia de Orien­te medio» con que sue­len ves­tir­se en for­ma hipó­cri­ta, res­pon­sa­bles de crí­me­nes de lesa huma­ni­dad, sean lle­va­dos a tri­bu­na­les inter­na­cio­na­les y se juz­gue su papel en el exter­mi­nio del pue­blo pales­tino. Hoy, debe­mos avan­zar por la nece­sa­ria liber­tad de pales­ti­na y deje de estar some­ti­da al cri­men y la ocu­pa­ción de uno de los regí­me­nes más bru­ta­les que ha dado el mun­do. Y en ese obje­ti­vo, la resis­ten­cia fren­te a la ocu­pa­ción y su polí­ti­ca de colo­nia­lis­mo y cri­men, osten­ta un lugar cen­tral.

Pablo Jofre Leal

20 de julio de 2018

Fuen­te: https://​www​.pales​ti​na​li​be​ra​tion​.com/​2​0​1​8​/​0​7​/​p​a​l​e​s​t​i​n​a​-​p​u​e​b​l​o​-​q​u​e​-​r​e​s​i​s​t​e​-​d​i​a​-​d​i​a​-​l​a​.​h​tml

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: