Latinoamérica y el caso de Nicaragua. La importancia de defender la hegemonía de los pueblos

Entre las ines­ti­ma­bles con­tri­bu­cio­nes de Lenin a la revo­lu­ción de los pue­blos del mun­do, hemos recor­da­do su con­cep­to de hege­mo­nía. Solo una cla­se pue­de hacer­se hege­mó­ni­ca sobre sus alia­dos si supera el estre­cho inte­rés eco­no­mi­cis­ta, cor­po­ra­ti­vo, y se plan­tea tareas para el con­jun­to a tra­vés de alian­zas con otros sec­to­res. La hege­mo­nía supo­ne poder y fuer­za social para luchar con­tra el enemi­go; lle­va implí­ci­to las luchas con­tra la explo­ta­ción y las nece­si­da­des eco­nó­mi­cas, pero tam­bién el con­sen­so y unión de los dis­tin­tos sec­to­res de la pobla­ción. Alian­zas que cons­ti­tu­yen hilos sim­bó­li­cos y cul­tu­ra­les que los aúnan, como si de cone­xio­nes capi­la­res se tra­ta­ra. Una cul­tu­ra que las comu­ni­da­des van cons­tru­yen­do como fuer­za pro­pia, mate­rial e ideo­ló­gi­ca.

Y el caso de Nica­ra­gua «vie­ne al pelo», ¿como es posi­ble que un «régi­men repre­sor» como el que dicen de Daniel Orte­ga con­gre­gue a tan­ta gen­te cele­bran­do la revo­lu­ción san­di­nis­ta? ¿Qué es eso que está meti­do en el cere­bro de un pue­blo que les hace ver cual es su enemi­go prin­ci­pal? ¿Habrá sido la san­gui­na­ria dic­ta­du­ra de Somo­za aupa­da por el gobierno esta­dou­ni­den­se y el terror de la con­tra? Las luchas popu­la­res son bien­ve­ni­das para una dura crí­ti­ca cons­truc­ti­va, pero la vio­len­cia gra­tui­ta y terro­ris­ta -fas­cis­ta- que que­ma a la gen­te y des­tru­ye escue­las, esas nun­ca debe­rían ser per­mi­ti­das y tam­po­co debe­ría haber duda de su ori­gen. Hay que recor­dar que el gobierno de Nica­ra­gua sigue sien­do de los pocos en la región que apo­ya al gobierno de Vene­zue­la y que, por tan­to, se enfren­ta al impe­rio en un con­tex­to polí­ti­co inter­na­cio­nal con una Vene­zue­la en el pun­to de mira del impe­ria­lis­mo de Esta­dos Uni­dos. Un impe­ria­lis­mo gra­ve­men­te heri­do, no solo por su pro­fun­da cri­sis eco­nó­mi­ca y polí­ti­ca, sino tam­bién por sus derro­tas mili­ta­res en el ámbi­to mun­dial (caso de Siria o Ucra­nia) y por su des­pres­ti­gio moral tras las inva­sio­nes a Irak y Libia. Agre­sio­nes que siem­pre han reci­bi­do la ayu­da de la Unión Euro­pea. Ana­li­ce­mos bre­ve­men­te las inje­ren­cias y ata­ques que el impe­rio y la extre­ma dere­cha vene­zo­la­na están rea­li­zan­do sobre el pue­blo sobe­rano de Vene­zue­la para vol­ver con Nica­ra­gua.

En Vene­zue­la han inten­ta­do diver­sas estra­te­gias de gue­rra, cono­ci­das aho­ra como gue­rra híbri­da. Todas ellas rela­cio­na­das con el fin de inten­tar des­truir una nación; y según el momen­to y las con­di­cio­nes se uti­li­zan en mayor o menor pro­por­ción, una de ellas, o todas a la vez. Pen­sa­mos que el aspec­to sub­je­ti­vo para crear recha­zo y ani­mad­ver­sión de la gen­te, al menos de los paí­ses del ámbi­to occi­den­tal, sobre el gobierno de Vene­zue­la es el motor que siem­pre está fun­cio­nan­do, la lla­ma­da gue­rra psi­co­ló­gi­ca. Para ello ponen a fun­cio­nar a sus gran­des medios de comu­ni­ca­ción, ata­can­do y des­pres­ti­gian­do a una nación sobe­ra­na. Con ese pano­ra­ma de fon­do, apa­re­cie­ron los gru­pos vio­len­tos, las lla­ma­das «gua­rim­bas» que que­ma­ron vivos a gen­te de ideo­lo­gía cha­vis­ta y otros ata­ques y atro­pe­llos de gran vio­len­cia. Esta agre­sión es pre­sen­ta­da en esos medios de comu­ni­ca­ción al ser­vi­cio de la reac­ción mun­dial, como la repre­sión del gobierno. Macha­co­na­men­te en vez del pre­si­den­te Nico­lás Madu­ro, hablan de régi­men o de dic­ta­dor, para que de repe­tir las pala­bras la gen­te lo vaya pro­ce­san­do incons­cien­te­men­te.

Cuan­do ese ata­que vio­len­to de la dere­cha vene­zo­la­na ayu­da­da por el gobierno de Donald Trump no resul­tó, se poten­ció la inter­ven­ción polí­ti­ca. Pero las dife­ren­tes elec­cio­nes cele­bra­das en Vene­zue­la, las más lim­pias y trans­pa­ren­tes, elo­gia­das por el nada sos­pe­cho­so ex-pre­si­den­te Jimmy Car­ter, como fue la Asam­blea Nacio­nal Cons­ti­tu­yen­te o las elec­cio­nes muni­ci­pa­les y nacio­na­les, fue toda una demos­tra­ción de apo­yo de todo un pue­blo a la revo­lu­ción boli­va­ria­na. Sin embar­go, fue­ron pre­sen­ta­das al mun­do como sos­pe­cho­sas de frau­de, abs­ten­cio­nis­tas y un lar­go etc. Pero tam­po­co resul­tó, Nico­lás Madu­ro sale for­ta­le­ci­do de todas esas elec­cio­nes. En medio de tan­ta inje­ren­cia sobre Vene­zue­la, la gue­rra eco­nó­mi­ca que no ha cesa­do, lo cual ha hecho aumen­tar la crea­ti­vi­dad con dife­ren­tes ini­cia­ti­vas: La emi­sión de la crip­to­mo­ne­da, el petro; la lucha con­tra el frau­de y la corrup­ción median­te un mayor con­trol sobre todos los ele­men­tos de las gran­des empre­sas esta­ta­li­za­das; las alian­zas con paí­ses no inje­ren­cis­tas como Chi­na y Rusia; ade­más de pre­ser­var la fron­te­ra con Colom­bia para evi­tar la fuga de capi­tal finan­cie­ro de for­ma tram­po­sa.

El hecho cla­ro es que, pese a todas estas difi­cul­ta­des, la fuer­za hege­mó­ni­ca del pue­blo vene­zo­lano ha resis­ti­do, y resis­te, a estos embi­tes, por lo que al impe­rio solo les que­da la fuer­za bru­ta, la vio­len­cia pura y dura. El gobierno de Donald Trump y sus alia­dos de la extre­ma dere­cha vene­zo­la­na nun­ca han des­car­ta­do la vio­len­cia mili­tar para some­ter al pue­blo vene­zo­lano, some­ter­lo y apro­piar­se de sus enor­mes recur­sos (petró­leo, oro, mine­ra­les raros o agua), es por ello que el terri­to­rio de Colom­bia se con­vier­te en un enor­me sopor­te de bases mili­ta­res (¡nue­ve!) en la fron­te­ra con Vene­zue­la, y ¡una base de la OTAN! Por lo que supo­ne­mos que la Unión Euro­pea tam­bién quie­re par­te de ese «pas­tel». Colom­bia, la mayor pro­duc­to­ra de cocaí­na del mun­do, cede su terri­to­rio por tie­rra, mar y aire, a Esta­dos Uni­dos, el mayor con­su­mi­dor de cocaí­na del mun­do, tam­bién cede la sobe­ra­nía del cuer­po mili­tar esta­dou­ni­den­se, asien­to de bases, manio­bras y poten­cia­les ata­ques mili­ta­res. ¿Alguien duda para qué? ¿Alguien pien­sa que Esta­dos Uni­dos se defien­de así de no se sabe bien qué posi­bles enemi­gos?

Y en esta tre­men­da situa­ción que vive Vene­zue­la, su resis­ten­cia, valen­tía y orga­ni­za­ción popu­lar, ¡su gran poder hege­mó­ni­co! hacen muy dífi­cil que sea pre­sa fácil. Y, ¿qué paí­ses han apo­ya­do al socia­lis­mo del siglo XXI?, la Argen­ti­na de Cris­ti­na Kirch­ner, que ya no está (tuvo un cán­cer, ¿indu­ci­do?), el Bra­sil de Lula, que ya no está (tuvo un jui­cio ¿indu­ci­do?), el Ecua­dor del ex-pre­si­den­te Correa (aho­ra pro­ce­sa­do por la fis­ca­lía ¿indu­ci­do?). Y, entre otros más, la Nica­ra­gua de Daniel Orte­ga, la úni­ca nación de Cen­troa­mé­ri­ca que no se ha ple­ga­do a los desig­nios del impe­rio, ni a su nar­co­trá­fi­co, ni a su orgu­llo hege­mó­ni­co. Nica­ra­gua no es Vene­zue­la, y seña­lan­do que tie­ne dos bases mili­ta­res esta­dou­ni­den­ses en su terri­to­rio, por lo que pue­de ser un esla­bón nece­sa­rio para aco­rra­lar aún más a Vene­zue­la.

Pero, ¿qué ha pasa­do en Nica­ra­gua en estos últi­mos meses?. La chis­pa pren­dió tras el anun­cio del pre­si­den­te Daniel Orte­ga de refor­mar el sis­te­ma de segu­ri­dad social. Las pro­pues­tas del FMI y la diri­gen­cia empre­sa­rial era ele­var la edad de jubi­la­ción, dupli­car el núme­ro de años coti­za­dos, redu­cir los cos­tos y la pri­va­ti­za­ción del sis­te­ma. La pro­pues­ta del gobierno era redu­cir las jubi­la­cio­nes en un 5%, aumen­tar leve­men­te la cuo­ta de las/​los tra­ba­ja­do­res y subir en mucha mayor pro­por­ción la cuo­ta de las empre­sas; en vez de de subir la edad de jubi­la­ción o aumen­tar los años tra­ba­ja­dos. Esto pro­vo­có la reac­ción de un sec­tor de la pobla­ción refor­za­da por la opo­si­ción, y supo­ne­mos del FMI. Sin embar­go, las caras más visi­bles del movi­mien­to anti Orte­ga no han sido los jubi­la­dos afec­ta­dos por las refor­mas de la segu­ri­dad social, sino el estu­dian­ta­do urbano, no afi­lia­dos polí­ti­ca­men­te pero que exi­gían el derro­ca­mien­to del pre­si­den­te alia­dos con la dere­cha. Apa­re­cen los gru­pos arma­dos, hom­bres enmas­ca­ra­dos con mor­te­ros y armas de fue­go que pro­vo­can las barri­ca­das, los ase­si­na­tos y los incen­dios; mer­ce­na­rios que pro­ta­go­ni­za­ron las «gua­rim­bas» en Vene­zue­la, son tras­la­da­dos a Nica­ra­gua apli­can­do las mis­mas rece­tas de vio­len­cia y muer­te que se ense­ñan en los manua­les de la CIAhttps://www.alainet.org/es/articulo/193219).">1.

Así que un gobierno ele­gi­do demo­crá­ti­ca­men­te no pre­ci­sa­men­te ami­go del gobierno de Donald Trump, se ve envuel­to en una espi­ral vio­len­ta que «no se sabe de don­de vie­ne», aun­que las mul­ti­na­cio­na­les de la comu­ni­ca­ción repi­ten que es la repre­sión del gobierno de Orte­ga. Por si aca­so tam­bién hablan de «para­mi­li­ta­res» del gobierno, ¿no se habrán con­fun­di­do con Colom­bia?. Mien­tras los ase­si­na­tos a estu­dian­tes, muje­res y diri­gen­tes socia­les es el pan nues­tro de cada día en Colom­bia o Méxi­co, los medios no plan­tean el derro­ca­mien­to de sus gobier­nos y los ade­lan­tos de las elec­cio­nes. En una tele­vi­sión alter­na­ti­va del Esta­do espa­ñol, hubo un colo­quio de exper­tos en Nica­ra­gua don­de se dije­ron cues­tio­nes intere­san­tes de este país, pero flo­ta­ba en el ambien­te la ausen­cia del meo­llo de la cues­tión. Quien es el enemi­go fun­da­men­tal de Nica­ra­gua, y de todos los paí­ses de la región, el rico patio trasero del impe­rio esta­dou­ni­den­se. ¿Por qué ese mie­do a decir la ver­dad del núcleo esen­cial del pro­ble­ma?

Hace muchos años que en Nica­ra­gua ope­ran gru­pos finan­cia­dos por orga­ni­za­cio­nes esta­dou­ni­den­ses encar­ga­das de la des­es­ta­bi­li­za­ción de paí­ses no ami­gos, como la NED (Natio­nal Endow­ment for Demo­cracy) y la USAID (la Agen­cia Inter­na­cio­nal para el Desa­rro­llo), ésta últi­ma tie­ne una fina­li­dad más inte­gral de ayu­da al «desa­rro­llo» diri­gi­do a cual­quier lugar del pla­ne­ta. Ade­más de estas dos orga­ni­za­cio­nes, en Nica­ra­gua ope­ran otros gru­pos que están sien­do bien paga­dos (habla­mos de millo­nes de dola­res) por el impe­rio con fines de des­es­ta­bi­li­za­ción, y que se espe­cia­li­zan en diver­sas áreas: polí­ti­cas, perio­dís­ti­cas o de inte­li­gen­ciahttp://www.rebelion.org/noticia.php?id=243429).">2. Algu­nos diri­gen­tes de estos gru­pos paga­dos por Esta­dos Uni­dos, se han encon­tra­do en Washing­ton, en la Asam­blea Gene­ral de la Orga­ni­za­ción de Esta­dos Ame­ri­ca­nos (OEA), denun­cian­do al gobierno de Daniel Orte­ga. Uno de estos diri­gen­tes ha sido acu­sa­do por la poli­cía nica­ra­güen­se de super­vi­sar una red cri­mi­nal orga­ni­za­da que ha ase­si­na­do a varias per­so­nas en los vio­len­tos dis­tur­bios pro­du­ci­dos en el país. El Depar­ta­men­to de Esta­do de Esta­dos Uni­dos. le res­pal­dó con una decla­ra­ción de apo­yo vehe­men­te. Mani­fes­tan­tes de las pro­tes­tas con­tra Daniel Orte­ga esta­ban en Washig­ton para pre­sio­nar al gobierno de Trump en bus­ca de ayu­da para derro­car al pre­si­den­te de su paíshttps://diario-octubre.com/2018/06/10/nicaragua-los-trabajadores-se-organizan-y-expulsan-los-golpistas-de-sus-fabricas-ante-el-terror-fascista/).">3.

El hecho es que, como nos dice Ati­lio Borón, la dere­cha impe­rial con sus ami­gos de Áme­ri­ca Lati­na y el Cari­be han crea­do un cli­ma de opi­nión que per­mi­ta derro­car un gobierno ele­gi­do hace menos de dos años con el 72% de los sufra­gios. Pero lo que hay que lla­mar más la aten­ción es con el entu­sias­mo que polí­ti­cos e inte­lec­tua­les de izquier­da se han suma­do a las crí­ti­cas. Que Daniel Orte­ga haya come­ti­do gra­ví­si­mos erro­res, como pac­tar con enemi­gos his­tó­ri­cos del Fren­te San­di­nis­ta de Libe­ra­ción Nacio­nal (libe­ra­les ex pre­si­den­tes del perío­do 1990-2006 y con la pro­pia igle­sia cató­li­ca); rea­li­zar refor­mas sin con­sul­tar a las bases, ni a las muje­res, o sus actua­cio­nes ante la cri­sis eco­ló­gi­ca en la Reser­va Bio­ló­gi­ca Indio-Maíz, no es óbi­ce para que estos inte­lec­tua­les, entre los que se encuen­tran Boa­ven­tu­ra de Sou­sa San­tos, el poe­ta Ernes­to Car­de­nal o Car­los Mejía Godoy, exigan abier­ta o sola­pa­da­men­te la des­ti­tu­ción del pre­si­den­te nica­ra­güen­se sin refle­xio­nar acer­ca de lo que ven­dría des­puéshttps://www.telesurtv.net/bloggers/Nicaragua-la-revolucion-y-la-nina-en-el-bote-20180717-0002.html).">4.

Sin embar­go, tam­bién encon­tra­mos aná­li­sis más his­tó­ri­cos y dia­léc­ti­cos que no se dejan enga­ñar por la pro­pa­gan­da mediá­ti­ca, ni por la sim­pli­ci­dad de las expli­ca­cio­nes y cau­sas que están ocu­rrien­do en Nica­ra­gua. Y es que los acon­te­ci­mien­tos his­tó­ri­cos en la región son bási­cos para enten­der quie­nes son los enemi­gos de los pue­blos de Lati­noa­mé­ri­ca. Los gol­pes de esta­do y des­es­ta­bi­li­za­cio­nes en Repú­bli­ca Domi­ni­ca­na o Gua­te­ma­la [o Gra­na­da] en la segun­da mitad del siglo XX, en el mar­co del inter­ven­cio­nis­mo mili­tar de la Doc­tri­na Mon­roe. Esto es, la polí­ti­ca impe­ria­lis­ta de Esta­dos Uni­dos para el con­trol de los recur­sos y mate­rias pri­mas de Áme­ri­ca Lati­na. No era solo una domi­na­ción por la fuer­za y por el cam­bio de régi­men a tra­vés del envío de tro­pas, sino tam­bién una domi­na­ción cul­tu­ral bajo la lla­ma­da «ayu­da al desa­rro­llo»https://www.alainet.org/es/articulo/194144).">5. Los san­grien­tos gol­pes mili­ta­res de Chi­le, Uru­guay y Argen­ti­na en los años 70 del siglo XX. Y más recien­te­men­te los baños de san­gre que sopor­tó Hon­du­ras tras la des­ti­tu­ción de Zela­ya; los que sufrió Para­guay tras el derro­ca­mien­to «expres» de Fer­nan­do Lugo en 2012. Los cen­te­na­res de miles de ase­si­na­tos que hizo la dere­cha duran­te sus dos gobier­nos alter­nan­tes en Méxi­co, o los nue­vos gol­pes judi­cia­les de Bra­sil, por nom­brar solo los casos más cono­ci­dos.

En Nica­ra­gua, la gue­rra de gue­rri­llas de San­dino resis­tió heroi­ca­men­te la inter­ven­ción esta­dou­ni­den­se de 1927 a 1933. Pos­te­rior­men­te, el Fren­te San­di­nis­ta de Libe­ra­ción Nacio­nal (FSLN) derro­ca, tras una lar­ga y dolo­ro­sa lucha, a la dic­ta­du­ra somo­cis­ta, el 19 de Julio de 1979. Tras esta gran vic­to­ria, el FSLN comien­za una nue­va eta­pa de avan­ces socia­les en el país, pero el enton­ces pre­si­den­te Ronald Reagan orga­ni­za una ope­ra­ción mafio­sa de trá­fi­co ile­gal de dro­gas y armas para finan­ciar, sal­tán­do­se las auto­ri­za­cio­nes del Con­gre­so de Esta­dos Uni­dos, a la «con­tra» nica­ra­guën­sehttps://www.telesurtv.net/bloggers/Nicaragua-la-revolucion-y-la-nina-en-el-bote-20180717-0002.html).">6. Una nue­va eta­pa de lucha fren­te a la «con­tra» y una nue­va lec­ción de resis­ten­cia y dig­ni­dad del pue­blo nica­ra­güen­se duran­te la déca­da de los 80. Con este pano­ra­ma his­tó­ri­co el tex­to de Ati­lio Borón se pre­gun­ta: ¿Alguien en su sano jui­cio pue­de supo­ner que la des­ti­tu­ción del gobierno de Daniel Orte­ga ins­tau­ra­ría en Nica­ra­gua una demo­cra­cia escan­di­na­va?https://www.telesurtv.net/bloggers/Nicaragua-la-revolucion-y-la-nina-en-el-bote-20180717-0002.html).">7 A lo que noso­tras aña­di­mos, ¿real­men­te se pue­de obviar la his­to­ria de resis­ten­cia de todo un pue­blo, su poten­cial hege­mó­ni­co fren­te a su enemi­go prin­ci­pal?

Hay que resal­tar que Méxi­co y Cen­troa­mé­ri­ca, no solo son el patio trasero del impe­rio, por el cual adquie­ren recur­sos natu­ra­les y mano de obra muy bara­ta para sus empre­sas tras­na­cio­na­les, es una zona de suma impor­tan­cia estra­té­gi­ca, es su fron­te­ra sur natu­ral, lo cual hace que sean con­ti­nuos los ata­ques a esta región para que sean apén­di­ces de sus intere­ses impe­ria­les. Nica­ra­gua, ade­más, ha pla­nea­do cons­truir un canal inter­oceá­ni­co con finan­cia­ción chi­na que com­pe­ti­ría con el de Pana­má, con­tro­la­do de hecho por Esta­dos Uni­dos. Tam­bién ha esta­ble­ci­do acuer­dos con Rusia en mate­ria de segu­ri­dad. Ade­más de estas cir­cuns­tan­cias geo­po­lí­ti­cas, hay que resal­tar como comen­tá­ba­mos antes que la caí­da del san­di­nis­mo faci­li­ta­ría un entorno geo­po­lí­ti­co para una agre­sión de mayo­res con­se­cuen­cias para Vene­zue­la.

Por eso lo que está ocu­rrien­do en Nica­ra­gua debe ser ana­li­za­do en su glo­ba­li­dad his­tó­ri­ca, y hay que decir­lo cla­ro y fuer­te, el ata­que vio­len­to y cri­mi­nal vie­ne de la dere­cha y otras fuer­zas exter­nas del vecino del Nor­te. En momen­tos de cri­sis, como la situa­ción actual de Nica­ra­gua, las gen­tes más humil­des del pue­blo abren los ojos y su memo­ria colec­ti­va intu­ye lo que se pue­de ave­ci­nar. Pero el apren­di­za­je debe­ría ser, sobre todo, del gobierno de Daniel Orte­ga, de auto­crí­ti­ca y refle­xión de las con­tra­dic­cio­nes inter­nas ya men­cio­na­das. Con todo el res­pe­to de quie­nes están en el pro­ble­ma, de la sabi­du­ría que impli­ca ajus­tar los tiem­pos y rit­mos de las accio­nes que se deben rea­li­zar, pero sabien­do que el futu­ro es seguir avan­zan­do en la revo­lu­ción, siem­pre con el pue­blo, escu­chan­do sus nece­si­da­des.

Solo pode­mos desear­le lo mejor al pue­blo nica­ra­güen­se y a su gobierno. Tie­nen de ejem­plo y apo­yo a sus nacio­nes ami­gas, espe­cial­men­te Cuba y Vene­zue­la, que mues­tran la impor­tan­cia de agu­di­zar la vis­ta y el oído fren­te a los gru­pos o movi­mien­tos que aten­ten con­tra sus intere­ses inter­nos y pro­fun­di­zan­do en la sobe­ra­nía e inde­pen­den­cia fren­te a la inje­ren­cia impe­ria­lis­ta. Lo bueno de las cri­sis es que nos hacen ver los pro­ble­mas con más cla­ri­dad, son los momen­tos más difí­ci­les los que nos mues­tran quie­nes son nues­tros ver­da­de­ros ami­gos y enemi­gos, que gana­mos o per­de­mos según que cosas hace­mos. Se pue­de apro­ve­char esos perio­dos de cri­sis como un toque de aten­ción para seguir mejo­ran­do en una socie­dad más demo­crá­ti­ca, más anti­pa­triar­cal, más socia­lis­ta; y por lo mis­mo, más pre­pa­ra­da y enfren­ta­da a sus poten­cia­les enemi­gos.

Con­cep­ción Cruz Rojo, mili­tan­te del Sin­di­ca­to Anda­luz de Trabajadoras/​es

Cádiz, 3 de agos­to de 2018

  1. Truc­chi, G.: Nica­ra­gua: Cuan­do las men­ti­ras ganan y se con­vier­ten en reali­dad «acep­ta­da». Cró­ni­ca de una masa­cre on-line, 31 de mayo de 2018 (https://​www​.alai​net​.org/​e​s​/​a​r​t​i​c​u​l​o​/​1​9​3​219).
  2. Repor­te­ro Max Blum­ment­hal des­ta­pa el finan­cia­mien­to del NED-USAID para eje­cu­tar el gol­pe en Nica­ra­gua, 28 de junio de 2018 (http://​www​.rebe​lion​.org/​n​o​t​i​c​i​a​.​p​h​p​?​i​d​=​2​4​3​429).
  3. Ema­nuels­son, D.: Nica­ra­gua: Las y los tra­ba­ja­do­res se orga­ni­zan y expul­san a los gol­pis­tas de sus fábri­cas, 10 de junio de 2018 (https://​dia​rio​-octu​bre​.com/​2​0​1​8​/​0​6​/​1​0​/​n​i​c​a​r​a​g​u​a​-​l​o​s​-​t​r​a​b​a​j​a​d​o​r​e​s​-​s​e​-​o​r​g​a​n​i​z​a​n​-​y​-​e​x​p​u​l​s​a​n​-​l​o​s​-​g​o​l​p​i​s​t​a​s​-​d​e​-​s​u​s​-​f​a​b​r​i​c​a​s​-​a​n​t​e​-​e​l​-​t​e​r​r​o​r​-​f​a​s​c​i​s​ta/).
  4. Borón, A.: Nica­ra­gua, la revo­lu­ción y la niña en el bote, 17 de julio de 2018 (https://​www​.tele​surtv​.net/​b​l​o​g​g​e​r​s​/​N​i​c​a​r​a​g​u​a​-​l​a​-​r​e​v​o​l​u​c​i​o​n​-​y​-​l​a​-​n​i​n​a​-​e​n​-​e​l​-​b​o​t​e​-​2​0​1​8​0​7​1​7​-​0​0​0​2​.​h​tml).
  5. Anfruns, A.: Nica­ra­gua: ¿La ope­ra­ción «Con­tra bis» está fra­ca­san­do?, 16 de julio de 2018 (https://​www​.alai​net​.org/​e​s​/​a​r​t​i​c​u​l​o​/​1​9​4​144).
  6. Borón, A.: Nica­ra­gua, la revo­lu­ción y la niña en el bote, 17 de julio de 2018 (https://​www​.tele​surtv​.net/​b​l​o​g​g​e​r​s​/​N​i​c​a​r​a​g​u​a​-​l​a​-​r​e​v​o​l​u​c​i​o​n​-​y​-​l​a​-​n​i​n​a​-​e​n​-​e​l​-​b​o​t​e​-​2​0​1​8​0​7​1​7​-​0​0​0​2​.​h​tml).
  7. Borón, A.: Nica­ra­gua, la revo­lu­ción y la niña en el bote, 17 de julio de 2018 (https://​www​.tele​surtv​.net/​b​l​o​g​g​e​r​s​/​N​i​c​a​r​a​g​u​a​-​l​a​-​r​e​v​o​l​u​c​i​o​n​-​y​-​l​a​-​n​i​n​a​-​e​n​-​e​l​-​b​o​t​e​-​2​0​1​8​0​7​1​7​-​0​0​0​2​.​h​tml).

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: