Colombia. Crímenes contra líderes sociales en 2016 y 2017 son más que las cifras registradas

Una inves­ti­ga­ción rea­li­za­da por las orga­ni­za­cio­nes Human Rights Data Analy­sis Group y Dejus­ti­cia reve­ló que en Colom­bia podría haber un error en las cifras de líde­res socia­les ase­si­na­dos duran­te 2016 y 2017; hecho que podría afec­tar la crea­ción e imple­men­ta­ción de polí­ti­cas públi­cas que con­tra­rres­ten la vio­len­cia sufri­da por quie­nes defien­den los dere­chos huma­nos en el país.

En el docu­men­to, los inves­ti­ga­do­res ana­li­za­ron los datos de líde­res socia­les ase­si­na­dos repor­ta­dos por Front Line Defen­ders, INDEPAZ, Somos Defen­so­res, Cum­bre Agra­ria, la Defen­so­ría del Pue­blo y la Ofi­ci­na del Alto Comi­sio­na­do de las Nacio­nes Uni­das para los Dere­chos Huma­nos (OACNUDH); que regis­tra­ron en 2016, 160 ase­si­na­tos y en 2017, 172.

El estu­dio usó el méto­do baye­siano no para­mé­tri­co de cla­se laten­te y cap­tu­ra-recap­tu­ra (LCMCR por sus siglas en inglés), para deter­mi­nar, a par­tir de las coin­ci­den­cias y dife­ren­cias en el núme­ro de casos regis­tra­dos, si podría haber erro­res en el total de ase­si­na­tos. Gra­cias a este méto­do, los inves­ti­ga­do­res con­clu­ye­ron que en 2016 fue­ron ase­si­na­dos 166 líde­res socia­les en Colom­bia, mien­tras que esta cifra fue de 185 para 2017.

La varia­ción en las cifras, según la inves­ti­ga­ción, se pro­du­ce por dos fac­to­res: es más pro­ba­ble que se repor­ten ase­si­na­tos «a ple­na luz del día de un reco­no­ci­do líder social en una capi­tal» a que se repor­ten aque­llos que ocu­rren en zonas rura­les de difí­cil acce­so; ade­más, por­que es pro­ba­ble que «las per­so­nas repor­ten los casos a orga­ni­za­cio­nes afi­nes a su pen­sa­mien­to polí­ti­co, pero no a aque­llas que ten­gan un pen­sa­mien­to dis­tin­to».

Entre las con­clu­sio­nes del estu­dio, las orga­ni­za­cio­nes des­ta­can que hubo más casos que no fue­ron docu­men­ta­dos por nin­gu­na de las seis orga­ni­za­cio­nes en 2017 res­pec­to de 2016; y afir­ma­ron que la vio­len­cia con­tra líde­res socia­les aumen­tó entre un año y otro, «pro­ba­ble­men­te en un 10% o más».

Con el docu­men­to, los inves­ti­ga­do­res desea­ron apor­tar a la dis­cu­sión sobre el núme­ro total de líde­res ase­si­na­dos, no para tra­tar­los como una cifra, sino para apor­tar a la dis­cu­sión sobre las defi­cien­cias y for­ta­le­zas en las medi­das de pro­tec­ción de defen­so­res de dere­chos huma­nos en ries­go, para que se hagan los cam­bios nece­sa­rios para fre­nar los ata­ques per­pe­tra­dos en su con­tra.

Resu­men Lati­noa­me­ri­cano

3 de octu­bre de 2018

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: