La exhumación de Franco como cortina de humo sobre la verdadera memoria histórica

Qui­zá a algún lec­tor le pue­da pare­cer cho­can­te el títu­lo de este artícu­lo de opi­nión. Sin embar­go a estas altu­ras de muchos años en las que la memo­ria his­tó­ri­ca se ha ido deva­luan­do y con­vir­tien­do en algo muy eté­reo y bue­nis­ta, lejano a los prin­ci­pios de ver­dad, jus­ti­cia, repa­ra­ción y garan­tías de no repe­ti­ción que debe­rían guiar­la, no pode­mos dejar de ser crí­ti­cos con ope­ra­cio­nes mera­men­te cos­mé­ti­cas, hechas a la altu­ra de un pre­si­den­te de gobierno que pre­ten­de uti­li­zar el tema, eso sí, sin mojar­se dema­sia­do, como una cor­ti­na de humo para decir que él, San­chez, sí hizo algo por la memo­ria his­tó­ri­ca.

El mis­mo par­ti­do, PSOE, que en la deno­mi­na­da «modé­li­ca» tran­si­ción amor­ti­zó los crí­me­nes de lesa huma­ni­dad y con­tra la huma­ni­dad del régi­men fas­cis­ta en aras de «la recon­ci­lia­ción nacio­nal», piso­tean­do con la deno­mi­na­da «Ley de amnis­tía», esto es de pun­to final, los dere­chos de las víc­ti­mas reco­no­ci­dos por toda la legis­la­ción inter­na­cio­nal, pre­ten­de aho­ra
eri­gir­se en timo­nel del bar­co de la memo­ria en una tor­men­ta mera­men­te mediá­ti­ca mon­ta­da alre­de­dor de la momia de Fran­co. Como el Gato­par­do, hacer creer que se cam­bia algo para que nada cam­bie. Exhu­mar a Fran­co para apo­sen­tar toda­vía más el gran frau­de de la tran­si­ción y la abso­lu­ta impu­ni­dad del régi­men cri­mi­nal fran­quis­ta y sus diver­sos here­de­ros.

El pro­ble­ma no es tan­to exhu­mar la momia del dic­ta­dor geno­ci­da, sino des­in­crus­tar el fran­quis­mo infil­tra­do has­ta la médu­la de todas las ins­ti­tu­cio­nes públi­cas y pri­va­das espa­ño­las : ejér­ci­to, judi­ca­tu­ra, Igle­sia cató­li­ca, poli­cía, ense­ñan­za, par­ti­dos polí­ti­cos, ban­ca, medios de comu­ni­ca­ción…

Sería pre­fe­ri­ble que el dic­ta­dor per­ma­ne­cie­ra entre las naf­ta­li­nas cató­li­co­be­ne­dic­ti­nas
de su mau­so­leo entre tela­ra­ñas, eso sí, sin ayu­das públi­cas, y fue­se el Esta­do espa­ñol en su con­jun­to el que se sacu­die­se y lim­pia­se de una vez sus rémo­ras fran­quis­tas y fas­cis­tas. Es decir, evi­tar que la exhu­ma­ción del dic­ta­dor del Valle de los Caí­dos y su tras­la­do a un nue­vo cen­tro de cul­to fas­cis­ta con la ben­di­ción de la Igle­sia, se con­vier­ta en otra humi­lla­ción para las víc­ti­mas del fas­cis­mo y de impu­ni­dad para la legión de nega­cio­nis­tas del geno­ci­dio, ya sea a nivel per­so­nal o en for­ma de gru­pos mediá­ti­cos o de orga­ni­za­cio­nes polí­ti­cas.

Sería tris­te que la exhu­ma­ción de Fran­co se con­vir­tie­se en un nue­vo cán­ti­co a la «recon­ci­lia­ción nacio­nal» (cons­trui­da una vez más sobre la impu­ni­dad de los de siem­pre), a la «tran­si­ción» y a la «modé­li­ca» demo­cra­cia monár­qui­ca espa­ño­la. La memo­ria de los miles de muer­tos revo­lu­cio­na­rios, repu­bli­ca­nos, aber­tza­les (algu­nos de ellos de la izquier­da aber­tza­le de EAE-ANV) ente­rra­dos a la fuer­za tras ser saquea­das sus tum­bas por el geno­ci­da y su cama­ri­lla, sien­do sus víc­ti­mas mere­cen algo más. Ante todo mere­cen Ver­dad, Jus­ti­cia, Repa­ra­ción y Garan­tías de no Repe­ti­ción, y las manio­bras fol­cló­ri­cas del gobierno del PSOE no les ofre­ce nada de eso.

Alber­to Muñoz ZufiaTxar­li Gon­za­lez Llo­ren­te, miem­bros de Eus­ko Lurra Fun­da­zioa

Eus­kal Herria, 22 de noviem­bre de 2018

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: