Saludo de Nuevo Año

A la gen­te del común y sus orga­ni­za­cio­nes socia­les y polí­ti­cas

Con afec­to va para todos uste­des nues­tro abra­zo iman­ta­do con los mejo­res deseos y mucha fuer­za, la que nece­si­ta­mos para librar con éxi­to la bata­lla social y polí­ti­ca que como reto de dig­ni­dad huma­na nos impo­ne el año 2019.

Enten­de­mos los pen­sa­mien­tos encon­tra­dos que hoy ase­dian a los gue­rri­lle­ros y a los sec­to­res más humil­des de la pobla­ción. Al creer en la bue­na fe de la con­tra­par­te y al enre­dar­nos en la tela­ra­ña exten­di­da por los des­mo­vi­li­za­do­res, inge­nua­men­te entre­ga­mos todo, logís­ti­ca y recur­sos muy valio­sos. A la per­fi­dia de Duque ya nada le que­da por hacer. Entre su par­ti­do y el Fis­cal des­pe­da­za­ron la paz. Aho­ra dice que cum­pli­rá el acuer­do en lo que tie­ne que ver con los com­ba­tien­tes de base y no con los coman­dan­tes. Simul­tá­nea­men­te está asfi­xian­do la posi­bi­li­dad de acuer­do con el ELN. Man­tie­nen a San­trich injus­ta­men­te tras las rejas para no tirar­se el fal­so posi­ti­vo exi­gi­do por el embau­ca­dor Whi­ta­ker sin dete­ner­se un segun­do a pen­sar en las con­se­cuen­cias nefas­tas de esta con­duc­ta demen­cial para el pro­ce­so de paz. No hay otra razón; lo jura­mos.

Ah, pero cómo les encan­ta sacar pecho con los logros de algu­nos Espa­cios Terri­to­ria­les en mate­ria de pro­yec­tos pro­duc­ti­vos, gene­ra­ción de ener­gías lim­pias y eco­tu­ris­mo, que nada tie­nen que ver con deci­sio­nes del gobierno sino que res­pon­den a la ges­tión de algu­nos coman­dan­tes ante orga­nis­mos inter­na­cio­na­les de coope­ra­ción.

Real­men­te actua­mos como cie­gos cuan­do no qui­si­mos ver el lar­go his­to­rial de trai­cio­nes de esta oli­gar­quía, tras la fir­ma de epi­so­dios de paz. Somos cons­cien­tes que trans­cu­rrió mucho tiem­po y mucha gen­te bue­na se des­per­di­gó por la geo­gra­fía nacio­nal al no reci­bir orien­ta­ción algu­na. Todo esto es muy tris­te, sí; pero debe­mos reac­cio­nar. No todo está per­di­do. Aun pode­mos levan­tar­nos, lue­go de la caí­da, para des­ple­gar con deter­mi­na­ción la ban­de­ra al vien­to de la paz.

Mez­cle­mos en el cri­sol de la lucha los sen­ti­mien­tos de uni­dad y la movi­li­za­ción de nues­tros sue­ños para crear con ellos la poten­cia trans­for­ma­do­ra capaz de levan­tar la patria del futu­ro, la que no apla­ce ni un minu­to más la titu­la­ción de tie­rras a los cam­pe­si­nos pobres, la de la demo­cra­cia sin tram­pas ni exclu­sio­nes, la que repa­re tan­to a las vic­ti­mas del con­flic­to, como a las víc­ti­mas de la polí­ti­ca neo­li­be­ral y le de jue­go a la ver­dad; la patria que esta­blez­ca por pri­me­ra vez la edu­ca­ción gra­tui­ta en todos los nive­les, la del com­ba­te sin cuar­tel a la corrup­ción, la que sepul­te para siem­pre la trai­ción a los acuer­dos de paz y con­ju­re con ello la mal­di­ción de la gue­rra que des­de hace años se ha ensa­ña­do con­tra Colom­bia.

La espe­ran­za sigue viva y mien­tras ella pal­pi­te en nues­tro pecho y el pue­blo nos ame, nin­gu­na adver­si­dad ni nada podrá dete­ner­nos.

Cor­dial­men­te,

Iván Már­quez, Oscar Mon­te­ro, Aldi­ne­ver Moran­tes, Edin­son Roma­ña, Albei­ro Cór­do­ba, Iván Alí, Enri­que Maru­lan­da, Rus­bel Ramí­rez, Iván Mer­chan y otros

Diciem­bre de 2018

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: