Sobre el Mesías Otegi y el Jesuita Arzalluz

A ti Arnal­do Ote­gi, estra­te­ga de pos­tal y meta­fí­si­co con carre­ra, me diri­jo a ti por medio de estas líneas por­que ha lle­ga­do el pun­to que has ago­ta­do mi pacien­cia. Y mira que duran­te los últi­mos años me has dado moti­vos sobra­dos para ello, pero es que tras escu­char tus decla­ra­cio­nes en torno al falle­ci­mien­to de Xavier Arza­lluz pro­nun­cia­das en el pro­gra­ma Gan­ba­ra de Radio Eus­ka­di, en las que afir­mas que «para noso­tros inde­pen­dien­te­men­te de las dife­ren­cias polí­ti­cas e ideo­ló­gi­cas, era uno de los nues­tros […]»

Tú, Arnal­do, que pides a gri­tos reunir­te con la patro­nal vas­ca, con los explo­ta­do­res y que cuan­do lo haces das la mano con esa son­ri­sa muy tuya a esos que con­de­nan a la explo­ta­ción y a la mise­ria a la cla­se obre­ra de este país. Tú, que duran­te años has tra­ba­ja­do codo con codo con aque­llos agen­tes del impe­ria­lis­mo anglo­sa­jón (MI6, etc.), para lle­var a buen puer­to en Eus­kal Herria su obje­ti­vo de aca­bar con la resis­ten­cia, como ante­rior­men­te lo hicie­ron en Sudá­fri­ca e Irlan­da y pos­te­rior­men­te en Colom­bia. Tú, que eres un ven­de humos pro­fe­sio­nal y que tras tu «inna­to opti­mis­mo» no has gene­ra­do mas que frus­tra­cio­nes con tus aná­li­sis meta­fí­si­cos. Tú, que pasas­te una línea roja al ejer­cer labo­res de chi­va­teo, con­vir­tién­do­te en un chi­va­to, al acu­sar a quie­nes no te han segui­do rien­do las gra­cias de que­rer vol­ver a prac­ti­car la lucha arma­da. Tú, que tie­nes el valor de decir que Xavier Arza­lluz era «uno de los nues­tros» y ni te son­ro­jas por ello, por­que a estas altu­ras tú, el Mesías, y lxs borregxs que te siguen, si sois de lxs de ellxs, de lxs del PNV.

Para algunxs de lxs que hemos toma­do par­te en la dig­na resis­ten­cia de cin­cuen­ta años (1959−2009) por la inde­pen­den­cia y el socia­lis­mo de Eus­kal herria tus decla­ra­cio­nes sobre Arza­lluz nos pro­du­cen recha­zo, asco y odio. Arza­lluz será de los tuyos, de los vues­tros, pero no de los nues­tros.

Arza­lluz, ha sido un anti-mar­xis­ta/­so­cia­lis­ta/­co­mu­nis­ta decla­ra­do y ha esta­do siem­pre al lado de los intere­ses de la bur­gue­sía y en el lado opues­to de los intere­ses de la cla­se obre­ra; Arza­lluz, entró a mili­tar en el PNV segui­do a la eje­cu­ción por par­te de ETA del tor­tu­ra­dor Meli­tón Man­za­nas; Arza­lluz duran­te toda su mili­tan­cia polí­ti­ca ha sido enemi­go decla­ra­do de la resis­ten­cia vas­ca; Arza­lluz fue uno de los que den­tro del PNV abo­gó por votar a favor de la Cons­ti­tu­ción espa­ño­la; Arza­lluz fue uno de los que par­ti­ci­pó en la redac­ción del esta­tu­to vas­con­ga­do que tra­jo con­si­go la par­ti­ción de Hego Eus­kal Heria y la acep­ta­ción de «la refor­ma» entre otras cosas; Arza­lluz ha pac­ta­do con el PP, con un ase­sino en serie y geno­ci­da como Aznar; Arza­lluz ha sido el padrino de la mafia de «los fon­ta­ne­ros» del PNV, que duran­te déca­das se han dedi­ca­do a blan­quear dine­ro, par­te de ese dine­ro roba­do de las arcas públi­cas; Arza­lluz, como todo el mun­do en este país sabe, mane­ja­ba mucha infor­ma­ción y no la hizo públi­ca. No denun­ció a los res­pon­sa­bles de la gue­rra sucia, ni a los que intro­du­cían la heroí­na en los barrios y pue­blos; Arza­lluz ha sido duran­te años, inclu­so déca­das, el jefe, el patrón del PNV, por lo tan­to, el máxi­mo res­pon­sa­ble de la Ertzain­tza, de los cipa­yos. Cipa­yos que han per­se­gui­do, dete­ni­do y tor­tu­ra­do a jóve­nes de la kale borro­ka y mili­tan­tes y cola­bo­ra­do­res de la Orga­ni­za­ción Socia­lis­ta Revo­lu­cio­na­ria Vas­ca para la Libe­ra­ción Nacio­nal. Cipa­yos que en el Par­que de Etxe­ba­rria, en Loiu, en Ger­ni­ka y en el Alto de Herre­ra, han ase­si­na­do a guda­ris vascxs siguien­do las órde­nes polí­ti­cas de «el Jesui­ta»; Arza­lluz se «intere­sa­ba» por lxs dete­nidxs que esta­ban sien­do tor­tu­radxs por la Ertzain­tza cuan­do en su des­pa­cho se pre­sen­ta­ba algún fami­liar de estxs con car­net del par­ti­do, preo­cu­pa­do como es lógi­co, por el esta­do de su fami­liar dete­ni­do mien­tras esta­ba inco­mu­ni­ca­do… no se «intere­sa­ba» para parar las tor­tu­ras, solo para tran­qui­li­zar al que se había pre­sen­ta­do en su des­pa­cho; Arza­lluz, ha sido un «sotis­ta», como todos los diri­gen­tes del PNV, por lo tan­to y como tú bien sabes Arnal­do, los «sotis­tas» nada tie­nen de aber­tza­les.

Pues eso, Arnal­do, que Arza­lluz será de los tuyos, no de los nues­tros. Para algunxs de lxs que hemos toma­do par­te en la dig­na resis­ten­cia vas­ca duran­te el perio­do de (1959−2009), Arza­lluz ha sido, y así pasa­ra a la his­to­ria, como enemi­go de nues­tra patria y enemi­go de nues­tra cla­se.

PD: Arnal­do, que ya no nos enga­ñas. Como buen Mesías tie­nes tus segui­do­res, esos que cie­ga­men­te obe­de­cen tus ple­ga­rias y te siguen allí don­de vayas. Se me olvi­da­ba, que se te ilu­mi­nó la luz en un tren en París. Que te que­de cla­ro que los social­de­mó­cra­tas, aque­llos que inten­tan embau­car a la cla­se obre­ra con can­tos de sire­na sois enemi­gos de ésta y alia­dos de la bur­gue­sía.

No fir­mo este escri­to con mi nom­bre por­que lo impor­tan­te es el con­te­ni­do y no el quien.

Pedro *Orma­za­bal Ira­za­bal­bei­tia* (Estos son los ape­lli­dos de dos que si son de los nues­tros, de dos guda­ris vas­cos que die­ron su vida por la inde­pen­den­cia y el socia­lis­mo.)

3 de mar­zo de 2019

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

One Response

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: