La hormiga roja

Deskargak /​Descargas (18 aldiz/​veces)

[PDF] A4
[PDF] A4
[PDF] A5
[PDF] A5
[PDF] Let­ter
[PDF] Letter
[ePub]
[ePub]
[mobi] Kind­le
[mobi] Kindle

El tex­to que vie­ne a con­ti­nua­ción está fecha­do en el 2009 y es públi­co en algu­nos blogs de diri­gen­tes del PNV, tam­bién en algu­nos espa­cios del gru­po vocen­to (jun­to con su aná­li­sis de las «fuen­tes anti­te­rro­ris­tas») y ha for­ma­do par­te de algu­nos pro­ce­sos judi­cia­les con­tra orga­ni­za­cio­nes. La guar­dia civil dice que supues­ta­men­te fue encon­tra­do en manos del supues­to «jefe mili­tar» de ETA al ser dete­ni­do y pos­te­rior­men­te encar­ce­la­do.

Según las «fuen­tes anti­te­rro­ris­tas»: «Esta pro­pues­ta supe­ra­ba todos los plan­tea­mien­to que se han dis­cu­ti­do en la izquier­da aber­tza­le y pre­ten­día recu­pe­rar un pen­sa­mien­to que muchos de los mili­tan­tes de Bata­su­na des­co­no­cen» y que «las fuer­zas de segu­ri­dad ya habían detec­ta­do en los últi­mos comu­ni­ca­dos, así como en pape­les inter­nos, una deri­va cada vez mayor hacia las tesis de ultra­iz­quier­da».

Por su par­te, los ana­lis­tas jel­tza­les en su momen­to y en refe­ren­cia al tex­to adver­tían de la peli­gro­si­dad mar­xis­ta, de lo anacró­ni­co del «revo­lu­cio­na­ris­mo en pleno siglo XXI» y lo cata­lo­ga­ban poco más o menos de poco vas­co e infan­ti­lis­ta.

El tex­to no es un docu­men­to de tác­ti­ca o estra­te­gia ni de línea polí­ti­ca, sino una carac­te­ri­za­ción en pers­pec­ti­va del fon­do ideo­ló­gi­co-prác­ti­co, carac­te­rís­ti­cas de la mili­tan­cia y la for­ma de enfo­car el pro­ce­so de libe­ra­ción y cier­ta­men­te en Eus­kal Herria nun­ca se lle­gó a desa­rro­llar o a apli­car algo así ya que sur­gi­ría Zutik Eus­kal Herria y más tar­de Abian, en par­te anta­gó­ni­cos y en par­te en direc­ción con­tra­ria.

Poco impor­ta su pro­ce­den­cia, qué orga­ni­za­ción o per­so­nas lo escri­bie­ron, inclu­so geo­grá­fi­ca­men­te aun­que fue­ran de la Pata­go­nia argen­ti­na y no rela­cio­na­do con Eus­kal Herria, ya que de lo que se habla y su con­cep­ción gene­ral es prác­ti­ca­men­te uni­ver­sal en muchos ele­men­tos del pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio, pero es un docu­men­to sig­ni­fi­ca­ti­vo vis­to ade­más con una déca­da de pers­pec­ti­va. Per­so­nal­men­te creo que al tex­to se le pue­den acha­car muchos vacíos y for­mu­la­cio­nes no al com­ple­to desa­rro­lla­das aun­que tam­bién es ver­dad que este tex­to no es más que un boce­to esque­má­ti­co, tra­du­ci­do y no dema­sia­do exten­so. Me he toma­do la liber­tad de poner en negri­ta cier­tos pun­tos.

En el camino de la Repú­bli­ca Socia­lis­ta de EH
Txi­nau­rri Gorria
Hacia el cam­bio his­tó­ri­co que nece­si­ta la izquier­da aber­tza­le

Primeras palabras

Este tex­to siguien­te tie­ne como obje­ti­vo ayu­dar en las defi­ni­cio­nes que vamos a rea­li­zar, espe­cial­men­te vamos a hablar en rela­ción a los cam­bios que nece­si­ta la Izquier­da Aber­tza­le para poder dina­mi­zar y abrir la siguien­te nue­va y lar­ga fase polí­ti­ca.

No será un tex­to dema­sia­do exten­so, sino ideas gene­ra­les y esque­má­ti­cas. Por tan­to las ideas de esta peque­ña apor­ta­ción nece­si­tan una con­cre­ción y un desa­rro­llo más amplio.

El nom­bre y el icono de Txi­nau­rri Gorria han sido uti­li­za­dos aquí para el cam­bio y la refle­xión que hay que dar en el ámbi­to orga­ni­za­ti­vo. Pero el nom­bre lo vemos muy ade­cua­do para hablar de una for­ma más gene­ral de la línea y del plan estra­té­gi­co. Para poner en mar­cha el pro­ce­so acti­va­dor, uti­li­zan­do un úni­co pro­ce­so interno.

Esté­ti­ca­men­te, el uti­li­zar den­tro de casa un icono como este se pue­de uti­li­zar para for­ta­le­cer y para enri­que­cer colec­ti­va­men­te las fuer­zas a nivel interno: con­vir­tien­do a cada mili­tan­te en una «hor­mi­ga roja», hacién­do­le pro­ta­go­nis­ta en la cons­truc­ción de Eus­kal Herria y acti­van­do al Pue­blo vas­co, para lle­var­lo a la Inde­pen­den­cia des­de la izquier­da.

Espe­ra­mos que no se des­vir­túe la idea bási­ca que se pre­ten­de trans­mi­tir aquí. La for­ma que va a tomar el Pro­ce­so de los Cam­bios no es lo más impor­tan­te, sino su esen­cia: la nece­si­dad de cam­bios pro­fun­dos den­tro de la línea y en el ámbi­to orga­ni­za­ti­vo (for­mas y natu­ra­le­za del tra­ba­jo). Lo más impor­tan­te es inte­rio­ri­zar esto y poner­lo en mar­cha.

Primera Parte

Introducción

El Movi­mien­to Revo­lu­cio­na­rio Vas­co, gra­cias a la lucha desa­rro­lla­da duran­te 50 años, ha abier­to las posi­bi­li­da­des para que se den cam­bios cua­li­ta­ti­vos y cuan­ti­ta­ti­vos en el Pro­ce­so Revo­lu­cio­na­rio de Libe­ra­ción Vas­co (EAPI en eus­ke­ra). Las posi­bi­li­da­des y los ries­gos son mayo­res que nun­ca. Para supe­rar ries­gos y para ganar en posi­bi­li­da­des, tene­mos que pro­fun­di­zar en los con­te­ni­dos y tene­mos que reno­var las for­mas, des­de un pun­to de vis­ta inte­gral y con pers­pec­ti­va glo­bal.

Tene­mos que poner en mar­cha el pro­ce­so acti­va­dor, basán­do­nos en dos ámbi­tos prin­ci­pa­les:

  • plan estra­té­gi­co para el desa­rro­llo de la línea polí­ti­ca

  • reno­va­ción de la cul­tu­ra polí­ti­ca del sis­te­ma orga­ni­za­ti­vo.

Ante el estan­ca­mien­to, y sobre todo ante los posi­bles pasos hacia atrás del pro­ce­so de libe­ra­ción la Izquier­da Aber­tza­le tie­ne que supe­rar su actual fal­ta de defi­ni­ción y tie­ne que supe­rar sus tra­bas inter­nas para trans­for­mar la situa­ción polí­ti­co social actual.

Des­de una pers­pec­ti­va a lar­go pla­zo y des­de un pun­to de vis­ta his­tó­ri­co de nues­tra lucha, se nos hará impo­si­ble avan­zar si no tras­for­ma­mos a la pro­pia izquier­da aber­tza­le para poder así trans­for­mar la pro­pia situa­ción actual.

Para esta trans­for­ma­ción, ten­dre­mos que supe­rar y corre­gir duran­te los pró­xi­mos años los pro­ble­mas de ajus­te que hemos desa­rro­lla­do en los plan­tea­mien­tos polí­ti­cos y orga­ni­za­ti­vo. Ahí es don­de hay que enmar­car esta pro­pues­ta del «pro­ce­so de cam­bio» de Txí­nau­rri Gorria.

Caracterización

¿Qué es Txi­nau­rri Gorria? Es «el pro­ce­so de cam­bios» para trans­for­mar, robus­te­cer, mejo­rar, agi­li­zar y for­ta­le­cer a la Izquier­da Aber­tza­le.

Es un pro­ce­so de cam­bios que pre­ten­de aumen­tar la efec­ti­vi­dad polí­ti­ca y pro­fun­di­zar en la madu­rez polí­ti­ca de la izquier­da aber­tza­le.

Para acti­var al pue­blo vas­co la Izquier­da Aber­tza­le tie­ne que pre­pa­rar­se a sí mis­ma y a sus estruc­tu­ras.

Con nues­tra actual estruc­tu­ra ello nos resul­ta impo­si­ble.

Duran­te los últi­mos 30 años ha habi­do estan­ca­mien­tos serios (jun­to a otros menos impor­tan­tes). Siem­pre los hemos supe­ra­do hacien­do una auto­crí­ti­ca inter­na. Esto es lo que tene­mos que hacer aho­ra mis­mo otra vez.

  • Des­de 1978 a 1991: sur­ge, se desa­rro­lla y se va asen­tan­do la idea de la inde­pen­den­cia.

  • De 1992 a 1994: se defi­ne un nue­vo plan­tea­mien­to estra­té­gi­co hacien­do auto­crí­ti­ca y superan­do la depen­den­cia exis­ten­te de la Orga­ni­za­ción. Se gana en madu­rez y se pro­fun­di­za en el nue­vo pro­yec­to polí­ti­co.

  • De 1994 a 2009: des­pués de 15 años tra­ba­jan­do en la Cons­truc­ción Nacio­nal, se dan impor­tan­tes pasos, pero al final se ter­mi­na en una pos­tu­ra de estan­ca­mien­to.

  • Del 2010 al 2012: Debe­mos hacer una nue­va auto­crí­ti­ca para supe­rar la actual depen­den­cia exis­ten­te con res­pec­to a las Estruc­tu­ras y el «poli­ti­quis­mo». Hay que des­cu­brir nue­vas for­mas de actua­ción den­tro de nues­tra estra­te­gia. Vamos a pro­fun­di­zar en el pro­yec­to y en la madu­rez polí­ti­ca. Ponien­do en mar­cha un pro­ce­so social acti­va­dor.

  • En este pro­ce­so debe­mos pro­fun­di­zar y difun­dir nues­tra Estra­te­gia Nacio­nal, a la vez que bus­ca­mos una estruc­tu­ra­ción nacio­nal. Tam­bién debe­mos inte­rio­ri­zar, a nivel interno, el carác­ter revo­lu­cio­na­rio popu­lar bus­can­do la Acti­va­ción Popu­lar de cara al exte­rior.

¿Cómo debe ser?

Txi­nau­rri Gorria no debe ser un pro­ce­so de deba­te. No debe ser uno de esos esque­mas a los que esta­mos acos­tum­bra­dos (calen­da­rio, infor­mes, sesio­nes de deba­te, con­clu­sio­nes, etc), ha de ser un pro­ce­so de los cam­bios a lar­go pla­zo.

Este pro­ce­so desa­rro­lla­rá al mis­mo tiem­po la línea polí­ti­ca y la mili­tar y con­lle­va­rá pro­fun­dos cam­bios orga­ni­za­ti­vos-ideo­ló­gi­cos-prác­ti­cos.

Con esto no vamos a deba­tir la línea. En la Izquier­da Aber­tza­le vamos a pro­fun­di­zar en nues­tra natu­ra­le­za-con­te­ni­dos ideo­ló­gi­cos, y en rela­ción a esto, vamos a repen­sar rein­ven­tar y reno­var las for­mas que tene­mos para desa­rro­llar nues­tra lucha polí­ti­ca. Vamos a trans­for­mar las for­mas que tie­ne la Izquier­da Aber­tza­le de hacer polí­ti­ca y que ha desa­rro­lla­do a lo lar­go de 30 años. Vamos a rein­ven­tar la Izquier­da Aber­tza­le de cara las pró­xi­mas déca­das.

No exis­te nin­gún tipo de vari­ta mági­ca, el camino debe estar cla­ro:

  • Hay que pro­fun­di­zar en las cosas que hace­mos bien (reno­van­do, mejo­ran­do y etc.)

  • Hay que des­car­tar y cam­biar las cosas que hace­mos mal.

  • No será un pro­ce­so que se lle­ve a cabo en unos meses, sino que se va a desa­rro­llar en unos años. Evi­den­te­men­te, de un modo pla­ni­fi­ca­do. Y no se basa­rá úni­ca­men­te en el deba­te, se tra­ta de un pro­ce­so que debe con­tar con un amplio sen­ti­do prác­ti­co.

  • Debe ser un cam­bio gene­ral de la Izquier­da Aber­tza­le, y por lo tan­to, Txi­nau­rri Gorria se tie­ne que dar en todas las orga­ni­za­cio­nes.

Objetivos

El obje­ti­vo gene­ral de Txi­nau­rri Gorria es La ade­cua­ción, reno­va­ción y refor­ta­le­ci­mien­to de la cul­tu­ra mili­tan­te y del sis­te­ma orga­ni­za­ti­vo de las estruc­tu­ras de la izquier­da aber­tza­le, para así poder dina­mi­zar y for­zar la pró­xi­ma Fase de Lucha Lar­ga e His­tó­ri­ca. Ponien­do en mar­cha a modo de prio­ri­dad la Acti­va­ción Popu­lar y la Cons­truc­ción Nacio­nal.

Los cam­bios que tie­nen que dar­se para todo lo ante­rior, tra­tán­do­se de un obje­ti­vo gene­ral, podrán tener los obje­ti­vos espe­cí­fi­cos siguien­tes:

  • Ubi­car el epi­cen­tro y las fuer­zas de la izquier­da aber­tza­le en los pue­blos y barrios.

  • Refor­zar las for­mas de lucha nue­vas, par­ti­ci­pa­ti­vas y popu­la­res de la izquier­da aber­tza­le.

  • Incre­men­tar la auto­su­fi­cien­cia y la capa­ci­dad de la mili­tan­cia de las estruc­tu­ras loca­les de la izquier­da aber­tza­le.

  • Recu­pe­rar y pro­fun­di­zar en el espí­ri­tu revo­lu­cio­na­rio de la izquier­da aber­tza­le.

  • Impul­sar prio­ri­ta­ria­men­te la cons­truc­ción nacio­nal y el poder popu­lar de Eus­kal Herria.

Proceso revolucionario de liberación vasca, dirección y dinaminación revolucionaria

Lógi­ca bási­ca del pro­ce­so de cam­bios en dife­ren­tes modos:

  1. Balan­ce polí­ti­co (1994−2009)

  2. Fuer­te auto­crí­ti­ca (poner en duda nues­tra for­ma de tra­ba­jar y nues­tro carác­ter de izquier­das) y per­ca­tar­nos de los cam­bios que pre­ci­sa­mos, asu­mir­los y tomar con­cien­cia.

  3. Línea polí­ti­ca y desa­rro­llo.

  4. Cam­bios: defi­nir e inven­tar la natu­ra­le­za y las nue­vas for­mas de actua­ción de la izquier­da aber­tza­le.

  5. Poner en mar­cha los meca­nis­mos, cam­bios, inver­sio­nes y etc. nece­sa­rios para ello.

  6. De un modo prác­ti­co, incluir­lo en la línea con un desa­rro­llo prác­ti­co y con­cre­to.

Segunda Parte: Contenidos

El con­te­ni­do de Txi­nau­rri Gorria debe res­pon­der a la lógi­ca que se ha men­cio­na­do. Aquí úni­ca­men­te ela­bo­ra­mos los pun­tos 4 y 5 Los pun­tos 1, 2 y 3 se han tra­ba­ja­do ya bas­tan­te (y si no están hechos, segu­ro que hay bas­tan­te base para tra­ba­jar con el mate­rial que se ha pro­du­ci­do en el deba­te y las apor­ta­cio­nes de los últi­mos meses de la Izquier­da Aber­tza­le. Por el con­tra­rio, el pun­to 6 lo cons­ti­tu­yen los pasos que, tras el deba­te, se debe­rán pla­ni­fi­car duran­te varios meses; una espe­cie de segun­da fase del Txi­nau­rri Gorria y no se desa­rro­llan aquí, por­que debe­ría ser una con­clu­sión de todo lo ante­rior.

Balance

Interiorizar la ncesidad de la autocrítica y la transformación

Línea política y desarrollo

[No se ela­bo­ran aquí (están hechos o se debían hacer)]

Cambios

Los con­te­ni­dos de los cam­bios res­pon­den a la esen­cia de los obje­ti­vos. Estos pun­tos (o los que se ven) debe­rían ser las cla­ves del Pro­ce­so de Cam­bios: las bases y las con­clu­sio­nes.

Haya que ubi­car el epi­cen­tro de las fuer­zas de la Izquier­da Aber­tza­le en los pue­blos y los barrios:

    La mayo­ría de las fuer­zas hay que situar­las en los Pue­blos y en los Barrios. Las diná­mi­cas loca­les deben pasar a tener prio­ri­dad.

    La diná­mi­ca nacio­nal se debe abas­te­cer por medio de la «gaso­li­na polí­ti­ca» de la diná­mi­ca local, y esto requie­re for­ta­le­cer y desa­rro­llar con­ti­nua­men­te la diná­mi­ca local.

    Las estruc­tu­ras, más que de cara a la diná­mi­ca nacio­nal, se deben poner de cara a las nece­si­da­des que tie­nen las diná­mi­cas loca­les y para cola­bo­rar con éstas.

    Hay que rom­per la lógi­ca que hemos desa­rro­lla­do «de arri­ba aba­jo» duran­te los últi­mos lar­gos años. La Izquier­da Aber­tza­le debe poner en mar­cha la nue­va lógi­ca «de aba­jo arri­ba». Los pue­blos y los barrios tie­nen que man­dar. Los pue­blos y los barrios deben «dina­mi­zar» el Pro­ce­so de Libe­ra­ción.

    Por lo tan­to, las estruc­tu­ras de todas las orga­ni­za­cio­nes y los mili­tan­tes que están en ellas se deben empa­par de esta nue­va lógi­ca.

    Los mili­tan­tes que tie­ne res­pon­sa­bi­li­da­des nacio­na­les deben regre­sar a los pue­blos para enri­que­cer las diná­mi­cas loca­les. Tene­mos que tener un «trans­va­se» cir­cu­lar de la mili­tan­cia (lo que sale del mar­co local, regre­sa­rá al mar­co local), y no un úni­co trans­va­se «de aba­jo arri­ba».

    Hay que rom­per el «poli­ti­quis­mo» que hemos desa­rro­lla­do en los últi­mos años.

Refor­zar las for­mas de lucha NUEVAS, PARTICIPATIVAS Y POPULARES de la Izquier­da Aber­tza­le:

  • Hay que reno­var las for­mas tra­di­cio­na­les de luchar. Hay que inven­tar otras for­mas nue­vas que ten­drán natu­ra­le­za par­ti­ci­pa­ti­va y popu­lar. La ima­gi­na­ción y la valen­tía son muy nece­sa­rias.

  • Debe­mos regre­sar y rein­ven­tar las for­mas bási­cas de siem­pre. El boca a [….lerro bat fal­ta da….] con la gen­te de la calle. Rom­pien­do nues­tro auto-gue­to, hay que bus­car la Acti­va­ción del Pue­blo de un modo direc­to.

  • No pode­mos espe­rar por la gen­te que vaya a venir a orga­ni­zar. Vien­do la dete­rio­ra­da situa­ción actual, debe­mos ir direc­ta­men­te a orga­ni­zar a la gen­te.

  • Hablar con ellos, cono­cer­los, tra­ba­jar con ellos.

  • Se deben cono­cer los pro­ble­mas ver­da­de­ros de la gen­te y debe­mos orga­ni­zar a la gen­te en tomo a esos pro­ble­mas.

  • Debe­mos desa­rro­llar en los Pue­blos y los Barrios la comu­ni­ca­ción para con­cien­ciar. Hay que situar­se a su nivel y tra­ba­jar para subir su con­cien­cia.

  • Se debe abrir el aba­ni­co para orga­ni­zar a la gen­te rom­pien­do los nue­vos obs­tácu­los.

  • Debe­mos pre­pa­rar­nos y reedu­car­nos a noso­tros mis­mos y adap­tar nues­tra for­ma de hacer polí­ti­ca para tra­ba­jar con otra gen­te (en el movi­mien­to popu­lar —nacio­nal— y la alian­za inde­pen­den­tis­ta) de cara a la Acti­va­ción Popu­lar. Ten­dre­mos que apren­der a tra­ba­jar con otra gen­te. ES NECESARIO.

Aumen­tar la AUTOSUFICIENCIA Y LA CAPACIDAD de la mili­tan­cia y las estruc­tu­ras loca­les de la Izquier­da Aber­tza­le.

  • Para que los Pue­blos y los Barrios sean el motor de la diná­mi­ca polí­ti­ca, las estruc­tu­ras loca­les, los mar­cos cen­tra­les y más impor­tan­tes de la Izquier­da Aber­tza­le, deben ser los mar­cos loca­les. Los mar­cos loca­les no pue­den vivir en la «depen­den­cia cró­ni­ca» de las estruc­tu­ras, sino que, des­de las estruc­tu­ras, se deben desa­rro­llar en la «AUTOSUFICIENCIA DINÁMICA». Debe­mos dar un gran sal­to.

  • Hay que aumen­tar, refor­zar, pro­fun­di­zar, for­ta­le­cer y agu­di­zar las estruc­tu­ras de los pue­blos (cuan­ti­ta­ti­va­men­te y cua­li­ta­ti­va­men­te).

  • Ello requie­re que la estruc­tu­ra de los pue­blos cor­te con la iner­cia-depen­den­cia exis­ten­te has­ta aho­ra y desa­rro­lle una capa­ci­dad gran­de y pro­pia. Las estruc­tu­ras de los pue­blos deben con­tar con ini­cia­ti­va pro­pia y capa­ci­dad pro­pia para desa­rro­llar sus pro­pias líneas y pla­ni­fi­ca­cio­nes. Esa debe ser la prio­ri­dad. La estruc­tu­ra de los pue­blos se ha de con­ver­tir en una mini-estruc­tu­ra auto­su­fi­cien­te. pos­te­rior­men­te se coor­di­na­rá y reci­bi­rá un cri­te­rio-infor­ma­ción gene­ral, pero no ten­drá depen­den­cia.

  • Las estruc­tu­ras de los pue­blos deben ser «auto­rre­ge­ne­ra­bles». hay que tener capa­ci­dad en los pue­blos para crear nue­va mili­tan­cia, para for­mar a la nue­va mili­tan­cia, para dar­le un buen tras­va­se de expe­rien­cia para que se pro­duz­ca un cam­bio de fun­ción natu­ral y equi­li­bra­do, sin caer en cor­tes en las diná­mi­cas de lucha. La mejor herra­mien­ta con la que con­ta­mos es cada uno de los mili­tan­tes, la auto­rre­ge­ne­ra­ción y crea­ción de la mili­tan­cia cons­ti­tu­ye una gran garan­tía para el triun­fo.

  • En los pue­blos, se debe lle­var a cabo la apues­ta per­ma­nen­te de crea­ción de cua­dros y para la for­ma­ción. hay que pla­ni­fi­car la fuer­za huma­na de la mili­tan­cia. Debe­mos apren­der a auto-orga­ni­zar, des­de los pue­blos, nues­tras orga­ni­za­cio­nes y nues­tras fuer­zas.

  • La for­ma­ción polí­ti­ca inte­gral debe tomar un papel cen­tral en los pue­blos. hay que rea­li­zar pla­nes de for­ma­ción en los pue­blos.

Hay que recu­pe­rar y pro­fun­di­zar en la natu­ra­le­za revo­lu­cio­na­ria de la izquier­da aber­tza­le:

  • La izquier­da aber­tza­le tie­ne que pro­fun­di­zar, de una mane­ra seria, en su ??? […lerro bat fal­ta da…]

  • Hay que lle­nar nues­tro pro­yec­to polí­ti­co con con­te­ni­dos y valo­res revo­lu­cio­na­rios. Debe­mos hacer­lo evi­den­cián­do­lo nues­tra iden­ti­dad.

  • Hay que hacer un dis­cur­so y una lucha prác­ti­ca, en todas las líneas y áreas, de un modo direc­to o indi­rec­to.

  • Res­pec­to a la lucha ideo­ló­gi­ca, para com­ple­tar­la debe­mos desa­rro­llar el socia­lis­mo vas­co, basán­do­se en el valor comu­ni­ta­rio vas­co y la cos­mo­vi­sión vas­ca. Ade­más, fren­te al sal­va­je capi­ta­lis­mo-patriar­cal, hay que lle­var a cabo la apo­lo­gía ideo­ló­gi­ca de la demo­cra­cia socia­lis­ta.

  • Hay que supe­rar en nues­tras estruc­tu­ras el vicio, la auto­com­pla­cen­cia, la como­di­dad y las malas cos­tum­bres, se deben desa­rro­llar las rela­cio­nes revo­lu­cio­na­rías. Hay que limi­tar «al máxi­mo» el papel de los libe­ra­dos.

  • Debe­mos impreg­nar de carác­ter revo­lu­cio­na­rio el per­fil y los valo­res de la mili­tan­cia: humil­dad, par­ti­ci­pa­ción acti­va, dedi­ca­ción, com­pro­mi­so, res­pe­to, soli­da­ri­dad, inte­rés en la for­ma­ción, cohe­ren­cia con los prin­ci­pios y las ideas y etc. nues­tras orga­ni­za­cio­nes han de ser­vir para trans­for­mar las cabe­zas de la mili­tan­cia. debe­mos atraer a la gen­te con el ejem­plo.

  • La for­ma­ción polí­ti­ca ha de tener gran impor­tan­cia. hay que recu­pe­rar el aná­li­sis crí­ti­co y diná­mi­co, es decir, el mate­ria­lis­mo dia­léc­ti­co del mar­xis­mo como méto­do de refle­xión en la izquier­da aber­tza­le. La pra­xis revo­lu­cio­na­ria ha de cons­ti­tuir el nor­te de la mili­tan­cia. se deben rea­li­zar pla­nes de for­ma­ción. Hay que impul­sar la teo­ría mar­xis­ta aber­tza­le vas­ca.

Impul­sar prio­ri­ta­ria­men­te la cons­truc­ción nacio­nal y el poder popu­lar de Eus­kal Herria.

  • La prio­ri­dad está en pro­fun­di­zar en la cons­truc­ción nacio­nal. tene­mos que pasar a la segun­da fase de la cons­truc­ción nacio­nal.

  • Tam­bién hay que pro­fun­di­zar y reno­var la cn en sus con­te­ni­dos y for­mas. A la par hay que diver­si­fi­car­la. Hay que abrir la posi­bi­li­dad de hacer apor­ta­cio­nes.

  • Jun­to con la cn y toman­do como base el actual movi­mien­to popu­lar, tene­mos que ini­ciar la cons­truc­ción del poder popu­lar del futu­ro. con una pers­pec­ti­va a lar­go pla­zo, y bus­can­do las siguien­tes lar­gas fases de lucha de nues­tro pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio de libe­ra­ción, tene­mos que empe­zar des­de hoy mis­mo a lle­var a cabo ese tra­ba­jo (la auto­de­ter­mi­na­ción, la fase de la inde­pen­den­cia, la crea­ción del esta­do vas­co…).

  • Es bási­co dar prio­ri­dad a la cons­truc­ción nacio­nal y a la acti­va­ción popu­lar para poder garan­ti­zar el cam­bio para pasar a la siguien­te fase y su dina­mi­za­ción.

Pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio de libe­ra­ción vas­ca, direc­ción y dina­mi­za­ción revo­lu­cio­na­ria.

  • La izquier­da aber­tza­le debe recu­pe­rar la pers­pec­ti­va glo­bal e his­tó­ri­ca del pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio de libe­ra­ción vas­ca. La izquier­da aber­tza­le debe recu­pe­rar la natu­ra­le­za del movi­mien­to, lograr el equi­li­brio entre las pers­pec­ti­vas estra­té­gi­ca y tác­ti­ca.

  • Los cri­te­rios y las for­mas de diri­gir deben ser ade­cua­das, cla­ras y con­sen­sua­das. Hay que con­se­guir la cohe­sión, los obje­ti­vos gene­ra­les y los pasos inter­me­dios: escla­re­cer los pape­les y caña al tra­ba­jo.

  • Direc­ción úni­ca y con­sen­sua­da, y al mis­mo tiem­po, direc­ción «des­cen­tra­li­za­da y autó­no­ma» en cada pue­blo y barrio.

  • De cara al futu­ro, para el desa­rro­llo del prIv nos resul­ta nece­sa­rio rein­ven­tar, inte­rio­ri­zar y desa­rro­llar la dina­mi­za­ción revo­lu­cio­na­ria en el área teó­ri­co-prác­ti­ca.

  • El futu­ro de Eus­kal Herria está en la dina­mi­za­ción revo­lu­cio­na­ria y la mili­tan­cia de la izquier­da aber­tza­le se debe espe­cia­li­zar en ese pro­ce­di­mien­to.

Pasos y decisiones a tomar para los cambios

Para con­ti­nuar con el mis­mo esque­ma, debe­mos orga­ni­zar en el mis­mo pun­to los pasos y las deci­sio­nes para los cam­bios. Aquí no se defi­nen de una mane­ra pro­fun­da los pasos y las deci­sio­nes, úni­ca­men­te se pro­po­nen algu­nas posi­bles ideas y cri­te­rios.

Ubi­car el epi­cen­tro y las fuer­zas de la izquier­da aber­tza­le en los pue­blos y los barrios.

  • Tomar deci­sio­nes para que la Diná­mi­ca Nacio­nal no con­di­cio­ne las Diná­mi­cas de los Pue­blos. En los pue­blos hay que tra­ba­jar la Diná­mi­ca Nacio­nal pero no debe ser el eje cen­tral, la prio­ri­dad tie­ne que ser rea­li­zar y desa­rro­llar las pla­ni­fi­ca­cio­nes de los pue­blos. (ofre­cien­do recur­sos, dan­do ideas, ayu­dan­do con los pro­ble­mas…)

  • Inven­tar un fun­cio­na­mien­to nue­vo y más fres­co. Dán­do­le a los pue­blos sitio, auto­no­mía y tiem­po, para que desa­rro­llen sus pla­ni­fi­ca­cio­nes y pro­yec­tos pro­pios.

Refor­zar las for­mas de lucha nue­vas, par­ti­ci­pa­ti­vas y popu­la­res de la izquier­da aber­tza­le.

  • Aumen­tar la comu­ni­ca­ción y los foros entre la mili­tan­cia con el fin de inter­cam­biar dife­ren­tes expe­rien­cias, mul­ti­pli­can­do las rela­cio­nes, la auto­no­mía, el inter­cam­bio de ideas y el cono­ci­mien­to de las otras reali­da­des.

  • Dimen­sio­nan­do las expe­rien­cias de los dife­ren­tes pue­blos y barrios, pre­sen­tán­do­las como un posi­ble mode­lo para los otros.

  • Se deben vol­ver a ana­li­zar todas las orga­ni­za­cio­nes para comu­ni­car y tra­ba­jar con la gen­te con una nue­va meto­do­lo­gía.

Aumen­tar la auto­su­fi­cien­cia y la capa­ci­dad de la mili­tan­cia y las estruc­tu­ras loca­les de la izquier­da aber­tza­le.

  • Hay que ela­bo­rar pla­nes bási­cos en todos los pue­blos y barrios para así crear cua­dros polí­ti­cos.

  • Hay que garan­ti­zar la for­ma­ción per­ma­nen­te en todos los pue­blos y barrios.

  • Hay que pla­ni­fi­car los ciclos de mili­tan­cia, sin que se den cor­tes en las luchas y garan­ti­zan­do los trans­va­ses natu­ra­les de fun­cio­nes.

Recu­pe­rar y pro­fun­di­zar en la natu­ra­le­za revo­lu­cio­na­ria de la izquier­da aber­tza­le.

  • Hay que defi­nir pla­nes de for­ma­ción gene­ra­les y con­cre­tos, medios para publi­car y difun­dir la teo­ría mar­xis­ta aber­tza­le vas­ca. Jun­to con eso, crear la escue­la revo­lu­cio­na­ria vas­ca (es posi­ble que ten­ga dife­ren­tes modos y for­mas, ya se inten­tó un pro­yec­to, pero en esta oca­sión ha de ser la apues­ta colec­ti­va de la ia).

  • Impul­sar y ensal­zar los valo­res revo­lu­cio­na­rios en las estruc­tu­ras y la mili­tan­cia, la humil­dad y la cohe­ren­cia en la lucha.

  • Esta­ble­cer meca­nis­mos para incluir el carác­ter revo­lu­cio­na­rio en el dis­cur­so y la prác­ti­ca. se pue­de hacer de muchas mane­ras. […lerro bat fal­ta da…]

Impul­sar prio­ri­ta­ria­men­te la cons­truc­ción nacio­nal y el poder popu­lar de Eus­kal Herria.

  • Defi­nir un plan espe­cí­fi­co (nacio­nal, por comar­cas y a nivel local en todos los pue­blos y barrios), desa­rro­llan­do la cons­truc­ción nacio­nal para lan­zar los prin­ci­pios y las bases del poder popu­lar.

  • Con­se­guir que se den las ade­cua­cio­nes orga­ni­za­ti­vas nece­sa­rias, para hacer­le fren­te a la orga­ni­za­ción revo­lu­cio­na­ria.

Pro­ce­so revo­lu­cio­na­rio de libe­ra­ción vas­ca, direc­ción y dina­mi­za­ción revo­lu­cio­na­ria.

  • Refor­zar en la orga­ni­za­ción revo­lu­cio­na­ria la refle­xión pro­fun­da, la rees­truc­tu­ra­ción y el re-forzamiento.(cualitativa y cuan­ti­ta­ti­va­men­te). Hay que abrir las puer­tas y las barri­ca­das en la orga­ni­za­ción de los ejes del esta­do vas­co por el poder popu­lar.

  • Todos los mili­tan­tes de la izquier­da aber­tza­le, espe­cial­men­te los de la orga­ni­za­ción [se entien­de como la Izquier­da Aber­tza­le, no ETA], deben desa­rro­llar de algún modo la dina­mi­za­ción revo­lu­cio­na­ria, y se deben dise­ñar y pre­pa­rar pla­nes y mate­ria­les para estar pre­pa­ra­dos.

  • Nue­vos plan­tea­mien­tos de direc­ción des­de los pue­blos y los barrios. la prio­ri­dad, la acti­va­ción popu­lar a nivel local.

  • A nivel nacio­nal, direc­ción úni­ca y con­sen­sua­da.

Concreción práctica

[No se tra­ta aquí (por­que debe­rá ser con­se­cuen­cia de lo ante­rior)]

Tercera Parte: Preparación

Pue­de haber gen­te que con­si­de­re que no es el momen­to de lle­var a cabo un pro­ce­so interno o unas refle­xio­nes de este tipo, o quie­nes no vean bien este tipo de cosas, los que pen­sa­rán que, en este momen­to his­tó­ri­co el carác­ter revo­lu­cio­na­rio, el del mar­xis­mo y ese tipo de cosas no deben exis­tir, no esta­mos de acuer­do. En nues­tra opi­nión, des­de el pun­to de vis­ta de la orga­ni­za­ción y a nivel interno, son nece­sa­rias refle­xio­nes y cam­bios pro­fun­dos en las for­mas y tam­bién en la natu­ra­le­za (aspec­tos ideo­ló­gi­co-prác­ti­cos revo­lu­cio­na­rios). El obje­ti­vo no con­sis­te en com­pli­car esta fase his­tó­ri­ca, sino en comen­zar a tra­ba­jar aque­llos temas que resul­tan nece­sa­rios de cara a la pró­xi­ma fase his­tó­ri­ca, con­for­man­do, com­ple­men­tan­do y enri­que­cien­do la fase actual.

Aho­ra es el momen­to de hacer este tipo de cosas. Dejar­lo para más ade­lan­te, a nues­tro pare­cer, supon­dría dila­tar en exce­so algu­nas caren­cias estruc­tu­ra­les que sufri­mos, y de cara al futu­ro (en un hipo­té­ti­co pro­ce­so demo­crá­ti­co) se pue­de pro­du­cir con más faci­li­dad la desideo­lo­gi­za­ción y la des­mo­vi­li­za­ción, e inclu­so des­com­po­si­ción de la izquier­da aber­tza­le y no lle­na­mos los vacíos estra­té­gi­cos).

¿Por qué tra­ba­jar aho­ra el carác­ter revolucionario?¿cómo se pue­de enten­der esto en este momen­to?. Dos apor­ta­cio­nes cla­ras y gene­ra­les:

  • Aho­ra, en esta fase y de cara a la siguien­te, des­de una pers­pec­ti­va his­tó­ri­ca nacio­nal se debe impul­sar la inde­pen­den­cia con otras fuer­zas y en la calle. El tra­ba­jar hoy en día a nivel interno los con­te­ni­dos revo­lu­cio­na­rios debe ser­vir para enri­que­cer la base de nues­tra estra­te­gia nacio­nal, acre­cen­tar y refor­zar la pers­pec­ti­va de la mili­tan­cia y el sen­ti­do de la lucha.

  • Hay que refor­zar la capa­ci­dad polí­ti­ca y la pre­pa­ra­ción de nues­tra mili­tan­cia de cara a 1á nue­va fase futu­ra pre­pa­ran­do las estruc­tu­ras y pro­fun­di­zan­do el pro­yec­to polí­ti­co.

Desarrollo dinámico hormiga dinámica

Con la pers­pec­ti­va a lar­go pla­zo se debe garan­ti­zar que un pro­ce­so de este tipo sale bien. Del mis­mo modo, a pesar de tra­tar­se de un pro­ce­so que tie­ne impor­tan­cia estruc­tu­ral, no pode­mos con­di­cio­nar de una mane­ra pro­fun­da la diná­mi­ca actual, por eso debe­mos hacer algo pro­fun­do y al mis­mo tiem­po diná­mi­co. A pesar de pare­cer difí­cil, se pue­de hacer.

Como hemos men­cio­na­do, este pro­ce­so tie­ne que desa­rro­llar­se jun­to con el desa­rro­llo de la línea (de tra­ba­jo). Nos debe ser­vir para com­ple­men­tar la línea y para crear las con­di­cio­nes sub­je­ti­vas y orga­ni­za­ti­vas inter­nas que requie­re un desa­rro­llo ópti­mo de la línea. esto no debe de obs­ta­cu­li­zar nada, sino que, con­tan­do con un sen­ti­do diná­mi­co, debe ayu­dar, com­ple­men­tar y enri­que­cer para sacar ade­lan­te la línea.

Este pro­ce­so se debe inte­rio­ri­zar den­tro del plan estra­té­gi­co. Hay que citar­lo aun­que no pro­fun­di­ce­mos en su defi­ni­ción en ese momen­to. Nues­tra mili­tan­cia tie­ne que situar este pro­ce­so des­de el prin­ci­pio, den­tro de ese plan que desa­rro­lla­re­mos para la pró­xi­ma fase. De algún modo, cuan­do pre­sen­te­mos y pon­ga­mos en mar­cha la línea del plan estra­té­gi­co, la mili­tan­cia tie­ne que inte­rio­ri­zar que hemos pues­to en mar­cha el pro­ce­so de cam­bios inter­nos.

Tras unos meses, debe­ría venir el desa­rro­llo de ese pro­ce­so. y para enton­ces, debe­ría estar inte­rio­ri­za­do, pues­to en mar­cha el plan estra­té­gi­co y ela­bo­ra­das ya otras refle­xio­nes que resul­tan nece­sa­rias (balan­ce 1994–2009, auto­crí­ti­ca gene­ral y la pro­pia línea).

Fuen­te: https://​borro​ka​ga​raia​.word​press​.com/​2​0​1​9​/​0​3​/​1​3​/​l​a​-​h​o​r​m​i​g​a​-​r​o​ja/

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

One Response

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: