Por una patria socialista, por un Primero de Mayo revolucionario

Deskargak /​Descargas (22 aldiz/​veces)

FileAction
[PDF] A4Jeitsi /​Des­car­gar 
[PDF] A5Jeitsi /​Des­car­gar 
[PDF] Let­terJeitsi /​Des­car­gar 
[ePub]Jeitsi /​Des­car­gar 
[mobi] Kind­leJeitsi /​Des­car­gar 

De la mis­ma mane­ra que el calen­da­rio, capri­cho­so, este 2019, ha situa­do cer­ca, con ape­nas una sema­na de dife­ren­cia entre el Abe­rri Egu­na y el Pri­me­ro de Mayo, Txa­bi situó de la mis­ma mane­ra estas dos fechas1.

Las pala­bras del bil­baíno no deja­ban lugar a la duda. Inde­pen­den­tzia y sozia­lis­mo son las dos caras de una mis­ma mone­da. Una sema­na en el calen­da­rio, el can­to de una mone­da en la expli­ca­ción de Txa­bi.

El Abe­rri Egu­na reivin­di­ca la Inde­pen­den­tzia, no la auto­no­mía, ni un nue­vo esta­tu­to, ni nin­guno de esos inven­tos que des­de hace cua­ren­ta años se lle­van sacan­do de la chis­te­ra los mili­tan­tes jel­tza­les del PNV y últi­ma­men­te los refor­mis­tas y social­de­mó­cra­tas.

Hablar de esas vías es dejar apla­za­da sine qua­non la inde­pen­den­cia nacio­nal de Eus­kal Herria. Esa es la tram­pa que hacen algu­nos, decla­rar­se sobe­ra­nis­tas cuan­do saben per­fec­ta­men­te que la sobe­ra­nía no es nece­sa­ria­men­te la inde­pen­den­cia. Pero estos teje­ma­ne­jes les deja mar­gen para sus jue­gos polí­ti­cos, sus trai­cio­nes y sus enga­ños. Hablar de sobe­ra­nis­mo per­mi­te pre­sen­tar una auto­no­mía más amplia, con cier­tas com­pe­ten­cias más como un avan­ce, como más sobe­ra­nis­mo.

Pero el Esta­do que nos opri­me, en con­cre­to el Esta­do espa­ñol, ni eso les con­ce­de, lle­va en su ADN su carác­ter fas­cis­ta, y lo saben.

Eus­kal Herria para sobre­vi­vir, para exis­tir, nece­si­ta impe­rio­sa­men­te, urgen­te­men­te un Esta­do pro­pio. Sin él este pue­blo pue­de des­apa­re­cer y con­ver­tir­se, poco a poco, en una auto­no­mía espa­ño­la con algo de fol­clo­re, ges­tio­na­da por una cater­va de trai­do­res que vivi­rán de las miga­jas que gra­cio­sa­men­te les con­ce­da el Esta­do espa­ñol, por­que el Esta­do fran­cés ni eso se plan­tea. Por eso la impor­tan­cia vital de la inde­pen­den­cia.

Pero habla­mos de un Esta­do vas­co, pero un Esta­do socia­lis­ta, fue­ra de la Unión Euro­pea y de sus mer­ca­de­res ladro­nes, fue­ra de la ban­da cri­mi­nal de la OTAN… Un Esta­do vas­co autén­ti­ca­men­te socia­lis­ta, que cons­tru­ya su futu­ro des­de el inter­na­cio­na­lis­mo, el femi­nis­mo… Esa es la reivin­di­ca­ción his­tó­ri­ca del Pri­me­ro de Mayo.

No se tra­ta de dar­se un paseo por las capi­ta­les vas­cas y des­pués de la comi­da anual del sin­di­ca­to tomar­se unos tra­gos. Se tra­ta de luchar, de poner en el cen­tro de esta jor­na­da de lucha al pro­le­ta­ria­do vas­co, a los colec­ti­vos popu­la­res, a las per­so­nas inmi­gran­tes, a los colec­ti­vos que sufren los rigo­res y la fal­ta de huma­ni­dad de la socie­dad capi­ta­lis­ta en la que vivi­mos. Se tra­ta en defi­ni­ti­va de devol­ver­le a esta fecha el sig­ni­fi­ca­do que siem­pre tuvo y que nun­ca debió per­der. Que las buro­cra­cias sin­di­ca­les y el refor­mis­mo se hagan a un lado y el cen­tro de la ima­gen sea el pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co…

Estas son las citas que nos trae el calen­da­rio y que afron­ta­mos con más ilu­sión y espe­ran­za. Y es que tras el desa­zón de los últi­mos años, desa­zón que nos pro­du­cía al ver cómo la Izquier­da Aber­tza­le renun­cia­ba a su baga­je his­tó­ri­co y poco a poco se inte­gra­ba en el sis­te­ma bur­gués, por fin la juven­tud se orga­ni­za y empie­za a hablar de las reivin­di­ca­cio­nes his­tó­ri­cas del pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co. Igual que en los años 50, es la juven­tud vas­ca la que ha roto con este esta­do de cosas y abre una posi­ble nue­va eta­pa. Sin tute­las de nin­gún poder adul­to.

Esta es la juven­tud vas­ca, inde­pen­den­tis­ta, revo­lu­cio­na­ria socia­lis­ta que nos hace tener más ganas de salir a la calle a com­ba­tir.

No apo­ye­mos al refor­mis­mo en su vía hacia la asi­mi­la­ción en el capi­ta­lis­mo espa­ñol y fran­cés, tra­ba­je­mos a favor de movi­mien­to revo­lu­cio­na­rio vas­co socia­lis­ta de libe­ra­ción nacio­nal.

Boltxe Kolek­ti­boa

16 de abril de 2019

  1. «En Eus­kal Herria, los vas­cos y las vas­cas no somos los due­ños de nues­tro futu­ro. Nues­tro pue­blo no pue­de desa­rro­llar su per­so­na­li­dad, no tie­ne en sus manos las fuer­zas polí­ti­cas, ni socio-eco­nó­mi­cas, ni cul­tu­ra­les. Por eso nues­tro nacio­na­lis­mo no es uno de cual­quier tipo, al con­tra­rio, es algo espe­cí­fi­co. Al decir nacio­na­lis­mo que­re­mos decir patrio­tis­mo, liber­tad, inde­pen­den­cia […]. Hoy los due­ños y seño­res son los Esta­dos espa­ñol y fran­cés. Todo sabe­mos que son capi­ta­lis­tas y que por ayu­dar a sus intere­ses enca­de­nan a Eus­kal Herria. En la lucha por esta­ble­cer el socia­lis­mo en toda la tie­rra, ocu­pa­mos un lugar bien deter­mi­na­do: el de liqui­dar la fuer­za de los Esta­dos capi­ta­lis­tas espa­ñol y fran­cés, inclui­dos los capi­ta­lis­tas de ape­lli­dos vas­cos que cola­bo­ran con ellos. Por este moti­vo, para ETA el Abe­rri Egu­na y el Pri­me­ro de Mayo son idén­ti­cos. Pre­ci­sa­men­te por­que denun­cia­mos la reali­dad tal cual es hoy en día no pode­mos per­mi­tir­nos dife­ren­ciar estos dos acon­te­ci­mien­tos dicien­do que uno sea el día de la patria y otro el día de los obre­ros. No. Nues­tra lucha es una sola, de la mis­ma mane­ra que úni­co es el pue­blo que sufre la opre­sión. Nues­tro obje­ti­vo es la libe­ra­ción y el desa­rro­llo de los vas­cos y las vas­cas, del pue­blo tra­ba­ja­dor vas­co.» Zutik nº 44, 1970.

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

One Response

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: