Final autonomista de la última ETA y su entorno

Deskargak /​Descargas (19 aldiz/​veces)

FileAction
[PDF] A4Jeitsi /​Des­car­gar 
[PDF] A5Jeitsi /​Des­car­gar 
[PDF] Let­terJeitsi /​Des­car­gar 
[ePub]Jeitsi /​Des­car­gar 
[mobi] Kind­leJeitsi /​Des­car­gar 

David Pla nos con­ta­rá lo que le parez­ca, evi­den­te­men­te, pero el final de ETA, en sus manos y entre las de otros, fue un des­pro­pó­si­to detrás de otro. Es decir, se pasó de una pri­me­ra deci­sión clan­des­ti­na (entre algunos/​as de ETA más el lobby que dio el gol­pe de Esta­do en 2009) de aban­do­nar los pos­tu­la­dos, base teó­ri­ca revo­lu­cio­na­ria y entre­ga de armas al enemi­go, a cam­bio de pre­sos y algu­na decla­ra­ción por par­te de Espa­ña y Fran­cia (la que fue­ra en cuan­to a ambi­güe­dad).

Esto no se entien­de ni como dos ban­dos que lle­gan a un míni­mo acuer­do en base a la corre­la­ción de fuer­zas, ni como una con­tri­bu­ción al futu­ro de libe­ra­ción nacio­nal y social de Eus­kal Herria. Lo que se hizo es una auten­ti­ca ren­di­ción y entre­ga de todo el arse­nal teó­ri­co y mili­tar que tenia ETA por una par­te y el con­si­guien­te aban­dono de las pos­tu­ras polí­ti­cas e ideo­ló­gi­cas has­ta enton­ces man­te­ni­das por el MLNV.

Al mis­mo tiem­po, aun­que parez­ca pue­ril, es evi­den­te que da igual entre­gar el cita­do arse­nal teó­ri­co y mili­tar a «los de casa» que al enemi­go. El hecho, en reali­dad, es la acep­ta­ción de lo que el refor­mis­mo, la social­de­mo­cra­cia y la bur­gue­sía habían abo­ga­do siem­pre. Ese es el hecho. Por lo tan­to vie­ne de segui­di­lla que lo que ante­rior­men­te se hizo no estu­vo bien y de ahí vie­ne pedir per­dón, «no nos ente­rá­ba­mos del dolor ajeno» y… así… pedi­mos la entra­da en su sis­te­ma (con la ley de par­ti­dos espa­ño­la como un ejem­plo), con muchí­si­mo per­mi­so y mie­do de ofen­der a nadie.

Siguien­do el hilo de la entre­vis­ta, lo que con­ti­núa no es pue­ril sino lo siguien­te, como se dice últi­ma­men­te. Es decir, ¿cómo iban a nego­ciar los Esta­dos que nos ocu­pan y explo­tan con ETA sabien­do que, de la for­ma que sea, ETA y su lobby o el lobby y su últi­ma ETA iban a entre­gar todo lo que tenían? Pare­ce más que evi­den­te que tenían que esce­ni­fi­car otro tea­tro (nun­ca mejor dicho) para entre­gar las armas a una gen­te que al de un minu­to se las daban a los gen­dar­mes que tenían en fren­te. Se las entre­ga­ban por par­te de, la últi­ma, ETA a nues­tros enemi­gos.

El hecho de decir que las armas que eran del pue­blo, que lucha­ba por su libe­ra­ción nacio­nal y social, se las han entre­ga­do a su pro­pio pue­blo no tie­ne cali­fi­ca­ti­vo sal­vo el del insul­to a la lógi­ca y al más minino sen­ti­do común. Al mis­mo tiem­po se publi­ci­ta que la entre­ga de armas es una con­tri­bu­ción al futu­ro de Eus­kal Herria. Esto es, en vez de no entre­gar las armas como lo han hecho las ulti­mas orga­ni­za­cio­nes arma­das de diver­so signo ideo­ló­gi­co de libe­ra­ción, ETA lo hace por si en el futu­ro algu­nos y algu­nas pre­ten­die­ran reto­mar­las. Esa es una con­ce­sión a nues­tros enemi­gos y un por­ta­zo de derro­ta a los que estén dis­pues­tos a luchar.

Efec­ti­va­men­te. ETA con su acti­tud y con su dis­cur­so lo que hace es cerrar cual­quier diná­mi­ca de lucha que pre­ten­da la libe­ra­ción nacio­nal y social de Eus­kal Herria. Deja bien sen­ta­do que el Esta­do Socia­lis­ta Vas­co que siem­pre hemos pre­ten­di­do y por el que la resis­ten­cia vas­ca ha mata­do y muer­to solo será posi­ble des­de el estric­to cum­pli­mien­to de las leyes de los Esta­dos fran­cés y espa­ñol. Así de cla­ro.

David Pla se que­ja de que pasa­dos ocho años nada o prác­ti­ca­men­te nada se haya cum­pli­do por la otra par­te. Y noso­tras y noso­tros nos pre­gun­ta­mos: ¿quién tenia que cum­plir nada si no hubo ni siquie­ra un pac­to que incum­plir por par­te del enemi­go? Aquí lo que se ha dado es la ren­di­ción sin con­di­cio­nes por par­te de ETA y del lobby de la Izquier­da Aber­tza­le o, repe­ti­mos, del lobby y de su últi­ma ETA. Así que no se pue­de ven­der el dis­cur­so de pla­ñi­de­ras dicien­do que noso­tros hemos sido muy bue­nos y ellos unos des­pia­da­dos. Y enci­ma «es que no se ente­ran»… Fra­se que ha repe­ti­do la Izquier­da Aber­tza­le Ofi­cial y Refor­mis­ta has­ta hacer­nos bihotze­rre.

Le pre­gun­tan a David Pla. ¿Habla­ría de uti­li­za­ción del tiem­po para con­di­cio­nar o has­ta res­tar valor a los pasos de ETA? Cómo son las cosas. Por una par­te es cier­to que, al saber el enemi­go que ETA pen­sa­ba entre­gar todo su arse­nal y teo­ria, ha actuado/​jugado como le ha veni­do en gana cara a ETA y al MLNV en gene­ral. Pero no es menos cier­to que todo este pro­ce­so dila­ta­do en años don­de el más ingénuo/​a cono­cía su final, le ha veni­do bien al lobby y a ETA para que nada en cla­ve de libe­ra­cion nacio­nal y social sur­gie­ra efec­to fue­ra de su dis­cur­so y estruc­tu­ras por­que, de hecho, toda­via exis­tia ETA y qui­zá habría algu­na posi­bi­li­dad de reto­mar la lud­ha por la libe­ra­ción nacio­nal y social… Sen­ti­mien­to ali­men­ta­do por la prác­ti­ca lle­va­da a lo lar­go de muchos años en el MLNV.

Reco­no­cer por par­te de David Pla que ETA que­ría dar el pro­ta­go­nis­mo al gobierno de Gas­teiz sin pre­vio acuer­do polí­ti­co, para levan­tar las bases nece­sa­rias para la libe­ra­ción de EH es como renun­ciar a los últi­mos 60 años, entre­gar las armas a la bur­gue­sía vas­co-espa­ño­la y por­tar­se como tar­díos con­ver­sos a las tesis espa­ño­lis­tas que entre otra de sus men­ti­ras e impo­si­bles decía que todo se podía reivin­di­car des­de la no vio­len­cia. Y eso, en el momen­to cru­cial (rom­per o no con el régi­men del 78) lo decía la bur­gue­sía vas­ca, los maoís­tas, trots­kis­tas, comu­nis­tas refor­mis­tas y espa­ño­lis­tas varios… y, lo que es mas tris­te, ETA. O la últi­ma ETA.

Cuan­do aho­ra se habla de socie­dad civil, de entre­ga de las armas a la socie­dad civil, se habla de unas voluntarios/​as que están dis­pues­tos a hacer esa labor con tal de que des­apa­rez­ca una de las vio­len­cias. Esa gen­te ya tenia asu­mi­do que la úni­ca vio­len­cia que que­da­ba en el table­ro era el mono­po­lio de la vio­len­cia por par­te de los Esta­dos espa­ñol y fran­cés. Lo sabia ETA y lo sabían los y las volun­ta­rias. Por otra par­te decir que ETA recla­ma­ba a esos volun­ta­rios como la socie­dad civil… Pues esta­mos en las mis­mas. Pue­ril, no, insul­tan­te. Sobre todo cuan­do en el minu­to cero las armas se entre­ga­ron a la arma­da y poli­cía fran­ce­sa que pos­te­rior­men­te se las entre­gó a la auto­ri­dad espa­ño­la (a la pri­me­ra línea de enemi­gos de los y las que defien­den Eus­kal Herria). ¿En algún momen­to se con­sul­tó a la socie­dad vas­ca? ETA, nació del pue­blo y por el pue­blo, recor­da­mos.

David Pla se empe­ña en hacer repre­sen­tan­tes de la socie­dad civil del nor­te y sur de Eus­kal Herria a lo que no fue­ron más que unos y unas volun­ta­rios que la úni­ca hue­lla que deja­ron es la sumi­sión a los Esta­dos, repe­ti­mos, como úni­cos vale­do­res lega­les de la vio­len­cia. No por más men­tir una y otra vez pue­den negar que ahí se die­ra una ren­di­ción como Eus­kal Herria, como Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co, de par­te de de quie­nes has­ta ese momen­to la defen­dían con las armas en la mano.

Segui­da­men­te David Pla hace un gali­ma­tías sobre si el Esta­do fran­cés ayu­dó más o menos a la entre­ga de armas. En todo caso, y vis­to el apo­yo de EHBil­du al PSOE, es curio­so que David Pla dice que sí hubo algo posi­ti­vo por par­te el Esta­do espa­ñol, pues de par­te del PSOE se acor­da­ron unas cues­tio­nes que a pos­te­rio­ri no las cum­plió. ¿Has­ta cuan­do nos van a tener como si fué­ra­mos idio­tas obvian­do que el PSOEGAL nos ha ase­si­na­do y men­ti­do mil y una veces y aun así se le con­si­de­ra fue­ra de la dere­cha y es un inter­lo­cu­tor váli­do y se mer­ca­dea con él?

David Pla dice que lo hecho has­ta aho­ra no debe ser­vir como rédi­to para enca­rar el futu­ro. Lo que no dice David Pla es que toda­vía la IAOF no ha sabi­do, no ha podi­do o no ha que­ri­do poner el acen­to espe­cial en cerrar todos los fren­tes que ellos lla­man ciclo pasa­do y más en con­cre­to todo lo que tie­ne que ver con las cau­sas y con­se­cuen­cias de la lucha de libe­ra­ción nacio­nal y social. Con las cau­sas nos han dicho que con la lega­li­dad vigen­te espa­ño­la y fran­ce­sa más la inter­ven­ción divi­na alcan­za­re­mos tres comu­ni­da­des que pos­te­rior­men­te se fede­ra­rán para cons­truir Eus­kal Herria… En fin.

En cuan­to a las con­se­cuen­cias no pen­sa­mos que con una o dos mani­fes­ta­cio­nes al año y con el man­da­to al EPPK de que cum­plan la lega­li­dad peni­ten­cia­ria y fran­ce­sa vayan a salir en liber­tad los y las que más con­de­nan tie­nen den­tro de los pre­sos y pre­sas polí­ti­cas vas­cas. La situa­ción en la que han que­da­do algu­nos y algu­nas pre­sas polí­ti­cas vas­cas, en cual­quier otro pro­ce­so de libe­ra­ción, no tie­ne paran­gón. Esto no ha pasa­do nun­ca. Tama­ña ren­di­ción y entre­ga de armas jamás se había dado.

Dice David Pla: «Como pue­blo pode­mos dar nue­vos pasos que nos ayu­den a cerrar las heri­das» No sabe­mos qué pasos se pue­den dar como pue­blo para que ayu­den a cerrar las heri­das. Pri­me­ro, si habla­mos como pue­blo, habla­re­mos de nues­tras heri­das. Si habla­mos de las heri­das de nues­tro enemi­go pode­mos hacer algu­na decla­ra­ción con­jun­ta o no. Y digo o no por­que aquí no ha habi­do nin­gún acuer­do entre ocu­pa­dos y ocu­pan­tes… Eus­kal Herria sigue ocu­pa­da y explo­ta­da lue­go en todo caso la pri­me­ra heri­da a sub­sa­nar es la que se le ha hecho a Eus­kal Herria y a su Pue­blo Tra­ba­ja­dor Vas­co. Pun­to. Todo lo que se sal­ga de ahí es apo­yar una estra­te­gia que a fin de cuen­tas solo bene­fi­cia a nues­tros enemi­gos nacio­na­les y de cla­se.

Dicen que el Esta­do fran­cés ha dado pasos impor­tan­tes en cuan­to a los pre­sos polí­ti­cos vas­cos. Lo úni­co que ha hecho es jugar con unos y otros pre­sos jun­tan­do unos pocos en una cár­cel y tra­yen­do a otros a una cár­cel cer­ca de Eus­kal Herria penin­su­lar. Eso no es nin­gún paso impor­tan­te. En cuan­to al Esta­do espa­ñol y PSOE se vuel­ve a reco­no­cer que una vez más le han enga­ña­do a Eus­kal Herria con el tema de los y las pre­sas polí­ti­cas y vas­cas y con cual­quier otro. Y se sigue apos­tan­do por el par­ti­do de «izquier­da» PSOEGAL. Bueno, es una opción para el que no apues­te por que sea la cla­se tra­ba­ja­do­ra vas­ca la que lide­re el pro­ce­so de libe­ra­ción nacio­nal y social vas­co.

A cola­ción de esto, David Pla dice que es el pue­blo el que tie­ne que dar­le con­te­ni­do al tema de los pre­sos y ace­le­rar el pro­ce­so por medio de la movi­li­za­ción, etc. etc. Ante esto decir que es la IAOR, la que ha des­mon­ta­do el poten­te movi­mien­to popu­lar, y más en con­cre­to, el pro-amnis­tía que había en Eus­kal Herria, no hace ni lo más míni­mo nece­sa­rio para libe­rar a los pre­sos polí­ti­cos vas­cos. Y para empe­zar solo recor­dar el man­da­to que le hace al EPPK: colec­ti­va­men­te se acep­ta que cada pre­so polí­ti­co vas­co se bus­que la sali­da de la cár­cel que más con­ven­ga a sus intere­ses. Nos pare­ce fal­ta de res­pe­to al sen­ti­do común y el mayor nivel de inso­li­da­ri­dad para los que más han dado por este pue­blo. ¿Qué hará un pre­so polí­ti­co vas­co cuan­do un com­pa­ñe­ro sea gol­pea­do por los car­ce­le­ros? Si pide o está en des­tino o pide un per­mi­so no pue­de hacer nada. Eso tie­ne que ver con el final de ETA, con la línea polí­ti­ca de Sor­tu y con toda la diná­mi­ca polí­ti­co y social que devie­ne de ello.

David Pla una y otra vez se que­ja de los com­pro­mi­sos adqui­ri­dos por el PSOEGAL Y PSEGAL, por el PNV etc. y vol­ve­mos a gol­pe de tuer­ca a la mis­ma situa­ción. EHBil­du vuel­ve a nego­ciar con los pila­res fun­da­men­ta­les de nues­tra ocu­pa­ción y explo­ta­ción. Vuel­ve a nego­ciar el preám­bu­lo de esta­tu­to de las vas­con­ga­das que jamás nos lle­va­rá a la inde­pen­den­cia y vuel­ve a dar­le votos gra­tis al PSOEGAL por­que, bla, bla y bla.

Y vamos del blan­co al negro otra vez. Se fían pero no se fían del PSOEGAL y plan­tean una gran movi­li­za­ción vas­ca que ellos mis­mos por su diná­mi­ca polí­ti­ca y social se nie­gan a poten­ciar. En una decla­ra­ción publi­ca de alguien como David Pla se afir­ma una cosa, pero sal­drá otro por­ta­voz dicien­do lo con­tra­rio y harán lo que dije­ron des­pués de Eus­kal Herria Zutik. No mover el agua de la pis­ci­na. El que la líe (se sal­te la ley espa­ño­la o fran­ce­sa) se que­da sin abo­ga­dos para su defen­sa y no se le per­mi­te la entra­da en EPPK. Paz y con­cor­dia aun­que Eus­kal Herria se encuen­tre en una encru­ci­ja­da vital.

David Pla dice que este pue­blo nece­si­ta no tener pre­sos polí­ti­cos vas­cos. Se refie­re a los que esta­ban. Hay otros y otras que poco a poco siguen entran­do. ¿Cree la IAOR que Eus­kal Herria cons­trui­rá el Esta­do Socia­lis­ta Vas­co sin sufrir la repre­sión, sin lucha, sin tener que defen­der­se, sin nue­vos pre­sos y pre­sas polí­ti­cas vas­cas?

Por la libe­ra­ción nacio­nal y social de Eus­kal Herria. Por la cons­truc­ción del Esta­do Sozia­lis­ta Vas­co.

Jon Iurre­ba­so Atutxa

2 de mayo de 2019

Artikulua gustoko al duzu? / ¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter

Leave a comment

One Response

Iruzkina idatzi / Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: