Panorama de África en 2018: Política electoral, estabilidad social y necesidad de un verdadero desarrollo económico (III) – El militarismo imperialista y la búsqueda de reconstrucción

Las cons­tan­tes inter­fe­ren­cias exter­nas y la des­es­ta­bi­li­za­ción del con­ti­nen­te obs­ta­cu­li­zan los inten­tos de lograr la uni­dad e inte­gra­ción regio­nal de Áfri­ca A lo lar­go de 2018 han aumen­ta­do los bom­bar­deos del ejér­ci­to esta­dou­ni­den­se en Soma­lia, un Esta­do del Cuerno de Áfri­ca. Una vez que entró en fun­cio­nes el gobierno del pre­si­den­te Donald

Panorama de África en 2018: Política electoral, estabilidad social y necesidad de un verdadero desarrollo económico (II) – La inestabilidad regional y la política de subdesarrollo

Intro­duc­ción En los últi­mos doce meses los acon­te­ci­mien­tos en el con­ti­nen­te afri­cano han refor­za­do la rela­ción de siglos con las nacio­nes impe­ria­lis­tas a tra­vés del pro­ce­so de explo­ta­ción eco­nó­mi­ca de los recur­sos huma­nos y natu­ra­les que ha dis­pa­ra­do los bene­fi­cios de las fuer­zas domi­nan­tes en sis­te­ma mun­dial. Aun­que en los 55 paí­ses

Iñaki Gil de San Vicente

De la V Asamblea al marxismo vasco (I)

Os pre­sen­ta­mos el pri­mer capí­tu­lo del tex­to De la V Asam­blea al mar­xis­mo vas­co escri­to por Iña­ki Gil de San Vicen­te para el libro recien­te­men­te publi­ca­do por Boltxe Libu­ruak bajo el títu­lo El nacio­na­lis­mo revo­lu­cio­na­rio: her­ma­nos Etxe­ba­rrie­ta, Txi­kia, Arga­la. Sema­nal­men­te vamos a publi­car cada uno de los capí­tu­los que con­for­man el tex­to.

Boltxe

Crítica de Rosa Luxemburg del feminismo burgués y de la primera tentativa de teoría de la reproducción social

La acu­mu­la­ción del capi­tal Luxem­burg no escri­bió muchos tex­tos sobre la lla­ma­da « cues­tión de la mujer». Sin embar­go, eso no sig­ni­fi­ca que su tra­ba­jo deba ser omi­ti­do de la his­to­ria del femi­nis­mo revo­lu­cio­na­rio. Por el con­tra­rio, sería erró­neo afir­mar que sus tra­ba­jos, espe­cí­fi­ca­men­te, su crí­ti­ca de la eco­no­mía polí­ti­ca care­cen

Boltxe

El concepto de praxis en Lenin

De 1908 data uno de los escri­tos filo­sófi­cos más impor­tan­tes de Lenin ; el otro, de 1914 – 1916, lo cons­ti­tu­yen sus Cua­der­nos filo­só­fi­cos. ¿Qué alcan­ce filo­só­fi­co y prá­c­­ti­­co-polí­­ti­­co tie­ne el pri­me­ro de ellos?; ¿qué es lo que lle­va a Lenin a pole­mi­zar con los segui­do­res rusos de una «varie­dad del idea­lis­mo»?; ¿por qué se

Boltxe

¿Crisis de dirección o crisis de dirigentes?

Con el sur­gi­mien­to de la Revo­lu­ción Bol­che­vi­que, y la Unión Sovié­ti­ca, el mun­do expe­ri­men­tó (tam­bién) una trans­for­ma­ción cul­tu­ral y comu­ni­ca­cio­nal que sacu­dió todos los cimen­tos his­tó­ri­cos. Por negar­las o com­ba­tir­las, por valo­rar­las y seguir­las… en todos los ámbi­tos de la teo­ría o de la prác­ti­ca, se dejó sen­tir un vien­to «nue­vo» que con­mo­cio­nó las for­mas

Panorama de África en 2018: Política electoral, estabilidad social y necesidad de un verdadero desarrollo económico (I) – Desde la República Democrática de Congo a Sudán es evidente la necesidad de soluciones continentales

Intro­duc­ción Hay mucho que apren­der de lo suce­di­do en el año 2018 en el con­ti­nen­te afri­cano don­de las nacio­nes Esta­do y las masas del pue­blo con­ti­núan su bús­que­da de una autén­ti­ca libe­ra­ción nacio­nal y de uni­dad. Este es el pri­me­ro de una serie de artícu­los que des­ta­can algu­nos aspec­tos de los acon­te­ci­mien­tos en

Boltxe

Cómo Gran Bretaña robó 45 billones de dólares a la India y mintió acerca de ello

En Gran Bre­ta­ña se sue­le con­tar la his­to­ria de que, por muy horri­ble que haya sido, la colo­ni­za­ción de la India no repor­tó nin­gún bene­fi­cio impor­tan­te a Gran Bre­ta­ña. En todo caso, la admi­nis­tra­ción de la India supu­so un cos­te para Gran Bre­ta­ña, de modo que el hecho de que el

Iñaki Gil de San Vicente

¡¡¡No corrais que es peor…!!!

En nues­tro inocen­te anti­fran­quis­mo juve­nil creía­mos que lo peor era echar a correr cuan­do car­ga­ba la poli­cía o la guar­dia civil por­que si nos que­dá­ba­mos quie­tos no nos pega­rían ni nos patea­rían en el sue­lo, ni nos arras­tra­rían aga­rrán­do­nos por los pelos, ni nos deten­drían, tor­tu­ra­rían y encar­ce­la­rían… Dada nues­tra vir­gi­ni­dad polí­ti­ca, y embe­le­sa­dos